lunes, octubre 16, 2006

De un buen fin de semana, y filmes patrioteros...

Seven Readers!!

Buen lunes, mis estimados readers…la mañana es completamente nublada y eso ha hecho que el calor haya disminuido. Os cuento que desayuno una taza de café y un buen panecito dulce. Rico. He despertado con buenos ánimos para enfrentar otra pesadita semana, pero que espero tenga un buen colofón el próximo domingo. Pero bueno, no adelantemos vísperas.
El fin de semana ha estado realmente relajado. El sábado me la he pasado estrenando juego en el X Box: FIFA 07. En realidad tiene diferencias divertidas con el 2006, aunque en términos gráficos los jugadores han ganado algo de movimiento, lo que vale la pena es el hecho de que puedes crear a tu propio equipo, insertarlo en una liga y además tienes la posibilidad de, si tienes x box live, de jugar en consonancia con la liga de tu preferencia en algo que se titula “ligas interactivas” Yo me la he pasado tratando de descubrir como rematar de cabeza, ya que no es igual que como se hacía en 06. Pero bueno, tengo con que entretenerme en mis ratos libres (i love my X box).
El sábado hemos cenado en Chilli’s y el domingo fue de Sushi y supermercados, para terminar en la noche con lecturas y tareas de la maestría. Nada mal, creo, para un fin de semana.

We Were Soldiers (o de la única batalla que ganamos en Vietnam)…

El sábado por la madrugada cambiando canales llegué a Golden Choice. Ahí estaba iniciando una película que me negué a ver en el cine y que jamás rentaría en video. Se trata de We Were Soldiers, dirigida por Randal Wallace y protagonizada por Mel Gibson. Ya que no había nada mejor que ver, que estaba en la televisión y que comencé a verla decidí llegar al final. Vamos a ver: todos sabemos a que los estadounidenses les dieron una patada en el trasero en Vietnam, que además la guerra trajo consigo un gran costo social para los EU; sabemos también que quienes pelearon en aquella guerra se convirtieron en adictos a varias drogas, que tuvieron severos traumas mentales, que se asesinó con NAPALM y bombas incendiarias a cientos o miles de civiles, en fin que fue una guerra injusta e innecesaria y que el gobierno norteamericano, envió a sus mejores jóvenes a morir en un país ajeno y en una guerra que no era la suya.
Bueno, nada de ello aparece en esta cinta. We were soldiers es una película que busca redimir en muchos sentidos a la acción norteamericana en Vietnam. Presenta la historia del Coronel Hal Moore, el comandante de un regimiento de soldados del Séptimo de Caballería, que es enviado a un lugar conocido como el Valle de la Muerte en el norte de Vietnam, con las órdenes de perseguir a un contingente de soldados de Vietnam del Norte. El lugar al que son enviados es un valle sin salida, un lugar en el que son emboscados y rodeados por un ejército que les supera en número y que está dispuesto a acabar con ellos (algo que es natural: los norteamericanos son un ejército invasor, pero ah…en la película se les olvida ese pequeño detalle) entonces somos testigos de un acto de resistencia heroica que terminará por convertirse en la gran batalla de la Guerra de Vietnam.





Somos pues testigos del exorcismo de los demonios temáticos que normalmente han perneado al cine norteamericano en relación a la guerra de Vietnam (curiosamente, este ha sido un tema en el que Hollywood ha sido particularmente crítico) y presentan una visión sentimentalista y patriotera del asunto. Randal Wallace (en su segundo filme como realizador, pues es un guionista que tiene en su palmarés el hecho de haber sido guionista de Pearl Harbor…no more comments) no tiene ningún empacho en utilizar la cámara para ensalzar la acción de los americanos. Tramposamente trata de realizar una analogía entre el coronel Moore y el comandante del ejército vietnamita, pero siempre muestra al norteamericano como alguien más capaz y al vietnamita como una especie de demonio que quiere terminar de barrer con los padres, los hijos y los esposos de alguien que espera al otro lado del Atlántico (como si los Vietnamitas tampoco fueran hijos, esposos y padres).
En detrimento del filme hay que decir que tiene buenas interpretaciones. Gibson no lo hace mal, de hecho es evidente que considera necesaria la redención del intervencionismo norteamericano y uno puede notar que cree en lo mismo que su personaje, lo que le hace tener una buena caracterización (realmente, el tipo se ha vuelto loco con los años, pero mal actor no es) Barry Pepper también tiene una actuación aceptable y lo mejor de todo es que matan a Chris Klein (el “galán” de American Pie…quien se supone es actor). Siempre es un placer ver a Madeline Stowe y a Keri Russell en pantalla, pues es inevitable que sean sexys aún que la hagan de esposas abnegadas.
En Resumen, We Were Soldiers es una película patriotera, manipuladora y dirigida a una generación que poco o nada sabe de la guerra de Vietnam. Es una película que justifica al intervencionismo norteamericano y que se inserta perfectamente en la ideología conservadora estadounidense que hoy domina a esa nación.

Tabasco…

El PRI aventaja al PRD en las elecciones tabasqueñas. Lo curioso es que al menos 2 periódicos nacionales señalan como el gran derrotado a AMLO. No falta quien diga que esta ha sido la puntilla para la muerte política del ex jefe de gobierno del DF. Pero también habrá que esperar el reporte de incidentes que podrían haber sido determinantes en el proceso. Pero es innegable que la ventaja no es tan reducida como se esperaba: 8 puntos, son muchos en una elección (o al menos, así lo parecen dada lo cerrado de los últimos procesos en nuestro país)…

Así las cosas este lunes..

Salud pues…

4 comentarios:

Pereque dijo...

Y lo peor es que esos 8 puntos fueron consistentes con lo reportado en las encuestas de Tabasco a lo largo de la campaña. Me parece. Así que nada de chanchullo durante la elección. ¿Chanchullo antes de la elección? ¡Eso que ni qué! - P.

AMiGUiZ dijo...

sí, aunque en Tabasco sabían que ganaría el Pri, todos los medios se encargaron de difundir que Andrés Manuel trataba de subir y que el resultado reflejaría su posición y fuerza política.

Hasta el mismo Granier dijo hace unas horas, ante la casi-nada tendenciosa pregunta de Adela Micha "la derrota de Ojeda fue ocasionada por la presencia de AMLO allá?", que "al contrario. El Peje es una persona muy respetada y reconocida por acá. No tiene que ver".

Intentaron subir un poco (la plana mayor del prd) a Ojeda, pero estaba demasiado demasiado complicado. No creo que sea derrota política para el equipo de Andrés Manuel. Son planos diferentes. Y es loable el esfuerzo, creo. Yo pensé que ganaría por 15 puntos o más (y eso pensó mi familia tabasqueña también).

Y coincido con Pereque. Si no se paró en chanchullo pre-elección, está muy difícil revertir ahora sus consecuencias. No hemos aprendido nada?

David Moreno dijo...

De acuerdo con ambos...

Saludos...

Anónimo dijo...

Mi nombre es Carlos Alberto vivo en Cuba, los vietnamitas deberían hacer una pelicula en respuesta a la mediocridad de "We were soldiers" que debería llamarse realmente "We were and still are jackass" eso es lo que son, fueron a asesinar a niños y vietnamitas inocentes, incluso los soldados vietnamitas que defendían su suelo de la dominación extranjera, en esa miserable pelicula ponen a los vietnamitas como tontos militarmente y los imbéciles fueron ellos que no sabía ni cuantos eran claro subestiman a los demás tras el poder de la tecnología y siempre les dan por el.... en fin gastan celuloide por gusto