martes, febrero 01, 2005

De aquellas pequeñas cosas...

Mérida será una ciudad con muchos defectos, pero hay algo que es una realidad: tiene los atardeceres más bonitos del país. Escribo estas líneas desde el comedor de mi casa mientras miro a la ventana. Quisiera contarles que por mi ventana puedo ver un paisaje hermoso, o tal vez un parque en donde la gente camina, se divierte o se ama. Pero no es así. Mi paisaje se reduce a una casa de interés social muy similar a la mía de estas que abundan en los rumbos meridanos de FransOXXO de MontOXXO. Aún así, la calle es tranquila y el sol baña con sus rayos naranjas a las casas de esta parte de la ciudad. Cuando viví fuera, lo que más extrañaba de Mérida era este color tan particular que tienen sus tardes. Esos aromas y esos sonidos de pájaros mezclados con un tren que por alguna razón se oye en varios puntos de la ciudad al mismo tiempo. Cosas que solo las tardes de esta otrora ciudad blanca tienen.
Escribo estas líneas en una tarde martes. Estos martes de locura que a veces uno desaría que no existiesen. Martes previo al carnaval (Carnaval Blog: Coming Soon!!) y la locura que se desatará en unos días y que nos termina rompiendo la mother a todos los que tenemos que ir a trabajar al centro. Centro que por cierto, ya luce unas horrorosas barricadas color verde en donde instalarán otras horrorosas sillas metálicas que contribuirán a hacer realmente horrible el panorama meridano y su Candidato a "Patrimonio Cultural de la humanidad" (JA y requeterrecontra JA) centro histórico.
El Freaproducer sufre:
Por que el estéreo de mi casa se ha tronado. He peleado como un verdadero Goliath contra este David que parece terminar por vencerme. Voy camino a comprar unos cables para las bocinas, y ver si de esta manera la música puede volver a retumbar en las paredes de la casa. Mi vida sin música es muy triste, tal vez tenga que subirme al megavolcho y quedarme a trabajar en él, mientras en su autoesteréo suenan Queen, Pink Floyd o Jars of Clay. Solo así, con la compañía de mis ídolos musicales, puedo trabajar correctamente (Y es que hoy, como todos los martes, me he traído el trabajo a la casa) y hacer algo decente. Error, me hubiese quedado en la estación y de esa manera escuchar los sonidos maravillosos de pianos y guitarras.
Hablando de música.
Reacio como siempre a la corriente marcada por MTV, debo admitir que he encontrado finalmente, un par de cosas buenas en la rotación de videos de la que alguna vez fue la mejor cadena de música televisiva. He encontrado dos buenos productos, cuyos discos desde ayer forman parte de la colección privada del Freakproducer: Maroon 5 y Keane (mi lectora adolescente debe morir de risa, pues seguramente ella los conoce desde hace mil años...yo apenas...pero vale la pena tardarse cuando a la postre resulta en un par de presuntos diamantes en bruto...)
De la primera banda vale la pena decir que el "Songs about Jane" es un gran trabajo. Es evidente la influencia funk, R&B, gospel, rock clásico e incluso del west coast jazz en su sonido. Creo que lo que hace a este trabajo especial, es su muy atinada producción (cortesía del veterano productor Matt Wallace) destacan en el disco: She Will Be loved, Hard to Breathe y esa canción monumental que se llama Sunday Morning (una fantástica mezcla de soul con bases ritmicas rockeras, aderazadas por la cadencia del órgano hammond B3 y la dulzura de guitarras poco distorsionadas) tal vez una de las mejores canciones que he escuchado en la presente década. Maroon 5 tiene todo para pronto ingresar a las grandes ligas de la música. Habrá que esperarnos a su siguiente producción.
Keane es una gran banda británica que tiene la particularidad de no incluir guitarras en su música. Es una banda conformada por una estupenda base rítmica (bajo y batería) y con el piano como el principal instrumento melódico. He ahí el gran mérito de Keane: rescatar al piano (siguiendo los pasos de Chris Martin y su maravilloso Coldplay) y ponerlo en el pedestal que se merece: en el de un gran instrumento para hacer pop de proporciones épicas. A eso hay que añadirle la meláncolica y a la vez taladrante voz de Tom Chaplin y la enorme capacidad lírica de la banda. "Somewhere only we know" es una portento de canción. Letra poderosa, gran arreglo, maravillosa interpretación. El resto de los temas del Hope & Fears, son igual de interesantes. Creo que Keane, representa la consolidación del Piano-Pop británico, movimiento sonoro que se proyecta para ser definitivo en el rock de esta primera década del siglo XXI.
Por otro lado, no puedo hablar bien de Hoobastank, cuyo disco he encontrado decepcionante y poco propositivo. Uno más del montón, para ponerlo en términos sumamente coloquiales.
En fin, tres lectores, el megavolcho me espera para ir por el paliativo para las bocinas. Os saludo con todo mi respeto...
PS...El aviador Review...mañana...
PS2...Mañana Chivas Vs Cienciano...a ver si ahora...
PS3...Ha comenzado el juicio contra Michael Jackson. El OJ trial del siglo XXI...esto, merece otro blog...soon...
Ps4...pocas cosas tan deliciosas, como el sabor de los gajos de mandarina deshaciéndose en la boca...orgasmos en el sentido del gusto...

5 comentarios:

Janistika dijo...

Yo tengo una duda, ¿quiénes son tus tres lectores?

Lulú dijo...

Janis, yo... ¿quién falta?

:P

Saluditos saltarines.

: : ~ dijo...

Hola, soy ::~

David Moreno dijo...

Ahí, los Tres han hablado...Saludos de nuevo :)...

(Falta Joyce, pero como aún no deja comment..la contamos como 1/2 lectora) ;)

Chopan dijo...

Yo también leo...

(Chopan todo metiche)