miércoles, marzo 09, 2005

De otra mañana de miércoles...

Tomo un sorbo de café, mientras miro la ventana que da hacía la azotea del edificio de la Universidad. Enfrente el hotel misión se pierde entre el polvo de la ventana y la bruma matinal. El día es nublado pero caluroso. Los noticieros nocturnos pronosticaban un día de 39 grados centígrados. Welcome to hell...Hoy es una de esas mañanas en las que la calma antecede a la tormenta. Tormenta provocada por la irresponsabilidad de la gente. Yo puedo ser irresponsable en todo lo que quieran, pero en mi trabajo nunca. Odio trabajar con personas indecisas y con gente que sin empacho lo deja todo.
Uno de los grandes problemas a los que nos enfrentamos en la estación de radio en la que trabajo, es que la mayoría de la gente que hace programas son colaboradores que no reciben paga alguna. Somos pocos los que tenemos un puesto con derecho a paga. De hecho, a mi por hacer el Magazine los viernes por la noche no me pagan un quinto más de lo especificado en mi contrato. Los programas que salen al aire son en su mayoría hechos por "amor al arte" por el gusto de comunicarse con la gente y el de hacer una radio diferente. Hemos tenido experiencias con gente sumamente profesional y que entiende el privilegio y la responsabilidad que significa el que una estación de radio universitaria te abra su puertas y micrófonos para poder comunicarte con un auditorio que hoy nos tiene por momentos en el primer lugar de las preferencias en el cuadrante radiofónico meridano (esto de acuerdo con sondeos hechos por estaciones de radio comercial, asombradas por lo que ha venido sucediendo con nosotros). Pero, también hemos tenido que lidiar con personas que dan muestras de una tremenda irresponsabilidad con la estación que les ha cedido un espacio para desarrollarse y dos (y esto quizá sea lo más importante) con la gente que todos los días nos hace el enorme favor de sintonizarnos (lamento el cliché, pero ahora no se me ocurre otra expresión) Un ejemplo de esto es lo que ha sucedido con el espacio denominado "los Nuevos Clásicos" Este es un programa que comenzó haciendo una persona ( a quien si le pagaban) con gran éxito y que fue todo un desafío. Rompió completamente con el esquema de programación anterior que como sinfonola programaba 4 horas diarias de "música clásica" o de concierto. Esta programación se redujo a 2 horas y media y luego, por espacio de hora y media, le dedicabamos tiempo al rock como la nueva expresión musical que ya ha alcanzado el status de "Clásica". Al principio hubo muchas quejas por parte de los arcaicos radio escuchas anquilosados con el estilo aburrido que la estación tenía antes (descubrimos que solo nos escuchaba a esa hora un grupo muy reducido de 50 o 60 personas) pero luego, el programa tuvo un éxito impresionante. Llegó a convertirse en el que más llamadas recibía y la verdad es que su productor y conductor ( que tenía su primera oportunidad en la radio) lo hacía muy bien. Hasta que un día, después de haber hecho un muy buen especial de los Stones, se despide del programa al aire y dice que no regresaría más. El problema es que ni yo, como responsable de toda la programación, ni mi superior inmediato sabíamos absolutamente nada. Al señor le valió un soberano cacahuate y en una total falta de profesionalismo nos metió a todos en un problema. En todas partes, uno por lo menos avisa una semana antes que se va a ir. Es lo mínimo que puede hacerse para que, quien se queda en el trabajo ( y que te dió la oportunidad de trabajar ), vea como te sustituye. La bronca ha sido mayúscula, hemos recibido varios mails protestando por que quitamos este espacio, y en realidad hemos perdido un buen nicho de auditorio que ya se había formado alrededor de "los nuevos clásicos".
Decidimos entonces reinventar los esquemas del programa y lanzarlo con una nueva imagen, lo que supuestamente debe suceder hoy miércoles por la tarde. Pero esta mañana me entero que uno de los nuevos conductores (ahora será uno diario) que ya se había comprometido a realizar ese espacio, decide cambiar el día en que le tocaba salir por que "tiene problemas de horario" Carajo....¡el señor se había comprometido desde hace tres semanas! y precisamente hoy, en el día del lanzamiento del mismo, que hemos anunciado toda la semana por todas partes (prensa incluida) como si nada dice "que siempre no va a poder". Me han metido en una bronca monumental...¿que va a pasar? Sencillo: me veo al aire por la tarde haciendo el trabajo. En otras circunstancias no me molestaría, pero si me encabrona por que otra vez es producto de la irresponsabilidad de personas que no tienen ni el más mínimo sentido del compromiso.
Lamento si los he aburrido con esta larga queja, pero necesitaba expresar todo esto. No soporto a la gente irreponsable. No soporto a la gente que no tiene palabra. No soporto a quien le falta al respeto al trabajo. En fin...luego les contaré que pasa. Gracias por su atención y que les sea leve...

5 comentarios:

: : ~ dijo...

Citando a Suppafly: "Quién sabe cómo no nos hemos extinguido." Es una expresión, más que una pregunta. La respuestá es obvia en tu post. Thnx.

Chel dijo...

Hola David. ¿Hay alguna dirección para escuchar la estación por Internet?. Me encantaría estar al tanto.
En cuanto al galán que se largó, no hay fallo. El mundo es muy chico y ya cantó su suerte. Gracias por comentarlo.
Un abrazo.

David Moreno dijo...

Hola Chel: claro, la url es www.radio.uady.mx y necesitas el Real Player..

Gracias por leer y saludos a ambos...

Victoria Moon dijo...

Ese tipo de personas son precisamente las que no llegan a ningun lado, pues son y seran irresponsables toda la vida. Ojala que todo se solucione pronto.

Janistika dijo...

Bueno si fuera LCC me ofrecería pero pues no creo que mi experiencia de 1 mes en radio eco-loquita funcione...
jajajajjaja naaaaaah

Aparte tu lo haces bien en tu show , y si chambeas doble pues la estación será doblemente buena. ¿Ves?
todo depende el monitor en que se mira.
Sé felíz.