jueves, junio 04, 2009

Del miedo de los Partidos Políticos...

Seven Readers!!!...

Este blog le da la bienvenida al mes de junio, con una nota que me encuentro publicada en un periódico Chihuahuense. En la misma Hortensia Aragón Castillo, secretaria de ese ejemplar y democrático organismo político conocido como PRD, advierte a la población sobre un peligroso movimiento que se está gestando a nivel nacional para que los ciudadanos se abstengan de votar o bien anulen su voto el próximo 5 de julio.
ZAZ...Ahora resulta que los ciudadanos que pensamos en obrar de una u otra forma somos un peligro para México. Miren nada más las perlitas de Dña. Hortensia:

“Hay una campaña a nivel nacional de algunos grupos que están proponiendo anular el voto, no sólo estamos hablando del abstencionismo natural, sino que ya se ha reflejado en el llamado de algunas organizaciones a través de unos medios de comunicación, algunos de manera abierta y otros soterrada, para que el voto sea anulado”, manifestó en conferencia de prensa...
Aragón Castillo expuso que los grupos que promueven el abstencionismo no asumen representatividad política alguna, pero participan en la sociedad organizada y en los medios de comunicación masivos.
Entre ellos identificó al comentarista político José Antonio Crespo y al periodista Juan Ruiz Healy.
“(Ellos) están permanentemente insistiendo en que la gente debe anular su voto y cosas en ese sentido que no se habían visto en otras campañas electorales”, afirmó...
“Tenemos un escenario muy adverso para poder generar el ánimo de los votantes y nos preocupa el abstencionismo que de manera natural se puede dar, pero cuando se orquesta, se promueve, se llama a anular el voto, se está compartiendo la visión más retrograda que pueda darse en el siglo XXI, que es la total permisividad a que sigan sucediendo las cosas como están sucediendo”, consideró...


Vamos por partes:
Doña Horte utiliza el término "orquestar" este es usado normalmente cuando se trata de movimientos que son ajenos al bienestar social, es decir se trata de un término eminentemente peyorativo. Por ende descalifica de entrada a un movimiento de carácter ciudadano.  
Y cómo se ve en el siguiente párrafo, los ciudadanos carecen de representatividad política. Se equivoca pues asume que solamente los partidos son quienes son dignos de tener tal representatividad. Yo creo que hoy son organizaciones de la sociedad civil e individuos quienes realmente están asumiendo - quizá sin proponérselo - la representación ciudadana de carácter político. Pongamos un ejemplo: ¿con quien se sienten más identificados, con Denisse Dresser cuando habla o escribe, o con Beatriz Paredes? Hoy los líderes de opinión - no los medios - son los que están generando mayor empatía intelectual con los ciudadanos. Y eso evidentemente asusta a los partidos políticos que han secuestrado de manera sistemática al concepto de representación de la ciudadanía. Una de las ideas de la anulación o del abstencionismo razonado es precisamente que esa representatividad regrese a sus legítimos dueños, o sea a todos nosotros. 
Por último afirma que todas esas son ideas retrógradas. Ese es el error más divertido, pero también es una muestra palpable del miedo que comienzan a sentir los políticos ante un esbozo de organización ciudadana que les quite el poder. Calificar así a un movimiento ciudadanía es una muestra de miopía política, pero también es una reacción natural ante la posibilidad de que este sea el inicio de un movimiento ciudadanos que permita terminar con el actual y corrupto sistema del que se benefician, sin excepción, todos los partidos políticos. A diferencia de lo que doña Horte declara, votar por alguno de ellos, significa estar de acuerdo con las cosas tal y como se encuentran ahora. 
Y no se ustedes, pero yo ya estoy harto de esta gente que pretende - con éste tipo de discursos - descalificar a cualquier opción que no sea la que ellos representan. Es sin duda un momento importante para darles la espalda y comenzar a caminar en dirección contraria. 
Más allá de la pregunta ¿votar o no votar? creo que está debería ser ¿anular o abstenerse? Pero votar por los partidos significa estar de acuerdo con el caduco sistema político mexicano. Ese mismo que beneficia a unos cuantos y que perjudica a la mayoría.
Miren quien lo diría, pero hay que estar de acuerdo con Manuel Barttlet cuando afirma lo siguiente:

¿Votar o anular el voto? Quienes defienden el voto no desconocen el rechazo a la elección; consideran que es peor no votar porque debilita al sistema democrático, escojamos al menos malo. En realidad el sistema se impondrá. No hay diferencias entre los partidos, sus dirigentes obedecen a los mismos intereses. Los candidatos han sido seleccionados en esta cultura de obediencia, da lo mismo si un partido obtiene más curules que otro; la mayoría está garantizada para el partido de la oligarquía, sumada la minoría ya cooptada en el Senado. Escoger al menos malo nada altera. El Ejecutivo, ese que quisiéramos que tomara decisiones urgentes que no toma, tendrá una cámara aliada.
El voto legitima esta composición. Los candidatos designados cupularmente serán diputados, sus coordinadores saldrán de sus propias filas por acuerdos externos y pasarán a disponer libremente de enormes fondos, para comprar lealtades. Actuarán todos en representación de la nación y decidirán entre tantas cosas el presupuesto nacional como se les indique. Usufructuarán el poder como si no pasara nada. ¿Cómo acabar con esta estructura que se reproduce como una hidra de elección en elección? ¿Podemos esperar del voto personal algún cambio? Habrá que empezar por rechazar el todo, denegar una legitimidad obligada, anular el voto. En los linderos de la ilegitimidad electoral o ausencia de representatividad, partidos y dirigentes carecerán sin duda de autoridad política y moral, abriéndose el camino al cambio, será un importante mensaje.


Es un momento importante y a casi 30 días de la elección no hay duda: todo, menos un voto a los partidos políticos.

Así las cosas hoy jueves...

PS1...¿Y cómo ven al presidente pequeño michoano tomándose alegremente fotos con la selección? Ah...el fútbol es un buen botín político, ¿o no Sr. Ebrard?...

Salud pues.......

4 comentarios:

Ego dijo...

Excelente entrada, David. Los izquierdosos andan diciendo que la campaña de anulación del voto es compló de la derecha. Los derechosos andan diciendo que es cosa de revoltosos expejistas.

Permíteme avanzar una idea quijotesca: que todos los que anulen su voto escriban un mensaje en la boleta, explicando su descontento con la situación, o mínimo que pinten un zorro o algo así

Que los que no vayan a votar armen algún evento, como un concierto o algo así, o de a perdis una marcha o una caravana, qué sé yo.

marichuy dijo...

David

Me voy a disculpar por no hablar del voto; es en pos de mi salud gástrica y por respeto a tus visitante y es que de esta boquita no saldría nada bueno.

Así que me paso directo a tu PS ¿Leíste el sacapuntas de la sección deportiva de La Jornada? Me hizo la tarde de un día especialmente pesado.

"Si Calderón los va a motivar (a los futbolistas de la Selección Nacional) como lo hizo con Pachuca, mejor hubiera ido a El Salvador"

Abrazos

Kix dijo...

Así es mi buen Dave, ahora resulta que todos son pamboleros y todos son pumas :-s

Kix dijo...

De lo de la anulación del voto, ya bastante hablamos al respecto en mi blog por esta semana, yo creo retomaré el tema un poco más adelante