lunes, agosto 06, 2007

De Transformers.....

Seven Readers!!!!


Uno no puede esperar mucho de un director como Michael Bay. A ver, el tipo ha filmado bodrios de la talla de Pearl Harbor o Armaggedon y en ambas ha cometido el grave error de dejar vivo a Ben Affleck . Quién es capaz de cometer ese error, evidentemente es un director del que no se pueden esperar grandes cosas. Es un artesano cuyas películas presentan casi siempre la misma estructura: ¾ partes aburridas y el último tanto del filme contado de manera trepidante con planos cuya duración no excede los 5 segundos. Ningún otro director en Hollywood tiene planos con tan poca duración. Bay además casi siempre pretende subsanar sus inconsistencias narrativas con una gran cantidad de efectos visuales, con la idea de que nos impactemos y olvidemos así que se trata de un director mediocre tirando a pésimo.
Con todos esos antecedentes es de esperar que el nombre Michael Bay ahuyente a cualquier espectador. Pero no, las películas de Bay han recaudado millones de dólares en taquilla, razón por la cual el director ha seguido filmando bodrio tras bodrio, a pesar de que a veces ha tenido en sus manos historias cuya premisa es prometedora como lo fue el caso de La Isla.
Con Transformers pasa lo mismo. La premisa que tenía entre sus manos era realmente interesante. La historia de los Autobots y los Decipticons , a parte de ser venerada por millones de ex niños ochenteros, tiene muchos recovecos argumentales para ser explorados con inteligencia. Bay, por el contrario se empeña en convertirla en algo realmente simplista y hasta por momentos bastante idiota. Una de las características del buen cine de Ciencia Ficción es sus posibilidades de exploración de la alteridad. El robot se ha convertido en uno de los “otros” por excelencia en el género (el otro es el alien), y su presencia ha permitido la reflexión en torno a dos cosas: ¿quién es realmente ese otro tecnologizado? y ¿hasta dónde llegan nuestras responsabilidades morales con respecto a nuestras creaciones? En Transformers cabía la posibilidad de explorar y explotar la primera pregunta, especialmente por que los dos bandos de los robots tienen planteamientos morales muy importantes en cuanto a su relación con los seres humanos. Pero no. Bay no posee esa capacidad reflexiva y termina por presentar un filme ramplón y que prefiere apantallar a quien se deje a través de la espectacularidad visual, en lugar de ahondar en las posibilidades de reflexión sobre la alteridad que vienen implícitas con la historia.



Hay poco que decir sobre el tratamiento fílmico de Transformers: explosiones, efectos visuales y actuaciones mediocres. Quizá lo único rescatable sea la capacidad vocal de Peter Cullen cómo Optimus Pride y de Hugo Weaving como Megatrón, quienes le imprimen un sello muy particular a sus personajes. Hasta dos grandes actores como Jon Voight y John Turturro se presentan actuaciones realmente lamentables, quizá por que no tenían una acertada dirección y por el dibujo argumental es tan malo que ambos no pudieron hacer absolutamente nada con sus personajes.
Es probable que la única buena razón para ver Transformers sea Megan Fox






Verla fue lo único que me permitió quedarme hasta el final de la proyección. El final evidentemente augura una segunda parte. Supongo que la dirigirá el mismo Bay y supongo que seguirá arruinando a la historia. Sería iluso pensar que con los números de taquilla el Estudio decida cambiar de director, lo cual resulta realmente penoso.
Por culpa de gente como Bay, la Ciencia Ficción va perdiendo poco a poco su capacidad de reflexión cinematográfica y es vista solamente como un genero palomero. Una pena.

Así las cosas hoy lunes….

Salud Pues……

7 comentarios:

marichuy dijo...

Un amigo dice que Transformers es como un megacomercial de autos de la General Motors.

Asi pasa luego con ciertos churritos palomiteross, una nada más aguanta hasta el FIN por ver a X actor (a mi me pasa con un actor francés, que además está más bien feo, pero yo le encuentro un atractivo muy sexi, Vincent Cassel -quien por cierto no se que diablos hace en esa cosa de "Ahora son 13"-), tal como te sucedió a ti con esta chica, quien se ve muy atractiva.

Maquiavélica dijo...

oye y no te dormiste los ùltimos 30min??para q fuiste a verla¡¡¡nunca me haces caso jejee
besitos cool week

Kix dijo...

Ja... y yo que iba a ir a verla...

¿Sabes cuál quiero correr a ver? Hairspray... me encanta Travolta.

Kix dijo...

Ah! y la de Evan Almighty, porque Steve Carrell me mata de risa en The Office!

Angie Sandino dijo...

coincido en que Ben Afleck se ha convertido en un Garantiza churros, y por otro lado Transformers, no la vi puesto que Mi Guitarrista fue al cine y salió con sabor a poco...

Besos!!!!

Antonio dijo...

Jajaja, esa de dejar vivo a Afleck está buena.

Es cierto que la película descansa 90% en los efectos visuales y 10% en los ojos de Megan Fox. Tanto que cuando no hay máquinas transformándose en gigantes antropomorfos ni close ups de los ojos de Megan, dan ganas de salirse del cine.

Un Abrazo.

deiverj dijo...

Seven Readers o el que escribio este articulo es un estupido que no sabe absolutamente nada de cine esta palicula es excelente la que la vista de lan un 10.. por que no haces las peliculas tu haber si eres capaz ni tendras imaginacion solo para criticar........joder personas como tu