jueves, agosto 02, 2007

Del Regreso de las Guayaberas Blancas...

Seven Readers!!!

Ayer al mediodía decidí bajar los tres pisos que separan a mi office de la calle con el objetivo de comprarme un refresco. Para los que no sepan, mi lugar de trabajo se encuentra en el centro histórico de la ciudad de Mérida a unas calles de la Catedral, el Palacio de Gobierno, el edificio del Congreso del Estado y justo frente al Teatro José Peón Contreras. Ayer todos estos espacios estaban tomados por las alegres hordas priistas que acudían en masa a la toma de posesión de la nueva gobernadora del Estado de Yucatán Dña. Ivonne Ortega Pacheco. Al salir miré a la masa y pensé en regresar al trabajo y olvidarme del sabor de la coca cola Light. Pero mi sed pudo más y al juntarse con la curiosidad, ambas obligaron a mis piernas a caminar un par de esquinas hacía la tienda en donde se encontraba a disposición el fantástico líquido.
Así que ahí me vi. Los priistas instalaron altavoces por toda la calle sesenta. La cumbia resonaba con fuerza. Había igual un par de tarimas ocupadas por salseros y por jilgueros animadores que antes estuvieron en la televisión estatal y que amenazaban ya con "recuperar" sus programas (OH my God…!Que Rico is back!).
Caminé un poco más hasta la calle 59 doblando sobre la Iglesia de Tercera Orden y entonces sucedió: fui deslumbrado por una serie de personas uniformadas de políticos yucatecos. Es decir, el sol pegaba con gran fuerza y emitía una serie de reflejo en contra de gente vestida toda con guayabera blanca y pantalón caqui. Una vez que mi vista se adaptó al reflejo, continué caminando mientras veía a los personajes que allí estaban hasta que tropecé con alguien. Miré hacía un lado y no vi quien era, mire hacía el otro y tampoco, entonces miré hacía el suelo y ZAZ…ahí, muy abajo, estaba Mi Góber Precioso. La pequeña tachuela corrupta me dirigió algo parecido a una sonrisa y cuando estaba a punto de espetarle un “!Qué pasó mi héroe …papá!”, el gober y yo tuvimos que hacernos a un lado por que una camioneta último modelo, vidrios polarizados y toda esa parafernalia que tanto gusta a nuestra clase política se echó en reversa y estuvo a punto de arrollarnos. De pronto la camioneta fue rodeada de gente que sacaba celulares para tomar fotos. ZAZ…pensé que mi fama no era tan grande y cuando sacaba mis mejores poses, unas damas me exigieron que me moviera. Comprendí entonces que no era a mí quien fotografiaban. Volteé y me doy cuenta que a mis espaldas, repartiendo autógrafos y besos estaba el mismísimo Ken Peña Nieto, quien aprovecha cualquier oportunidad para hacer campaña. Los guaruras toluqueños me hicieron a un lado con suma amabilidad y el candidato se subió a la camioneta para luego perderse entre la gente.





Entonces fui finalmente hasta la tienda. Al llegar una persona se encontraba en las neveras, sin decidirse a ordenar algo. Le pedí que me diera permiso y al voltear me doy cuenta de que se trataba del mismísimo Labastida. Yo no sé si no está acostumbrado a que le pidan que se haga un lado, pero me miró con extrañeza. Tomé mi refresco, fui a pagar a la caja y noté que Labastida me seguía mirando. Pero bueno…no le pelé mucho y me dispuse a regresar al trabajo.
Otra vez me topé con las guayaberas blancas. Como pude las esquivé, al mismo tiempo que pensaba en lo chistoso que debía verme entre ellas: yo con mis forever en blue jeans and T-Shirt, ellos con el uniforme oficial de gala. ZAZ…Después de brincar a Armando Manzanero, me perdí nuevamente entre la masa priista que le hacía una valla a la nueva gobernadora.
Y ahí estaba ella. Feliz entre la gente. Antes había tomado sus primeras medidas: Zapatos para los niños pobres, dinero a ancianos y una reducción de su sueldo. Las dos primeras, simples paliativos y la segunda con carácter simbólico, mediática. ¿Un signo de lo que viene? Seguramente. Entre eso y el tren rápido…el futuro del estado no se mira nada bien. Pero ello no importa. Seguirán los programas populacheros y paliativos y al final…es probable que todo siga como hasta ahora o peor: ya sabemos como se las gastan los del PRI cuando están en el poder.

Así las cosas hoy jueves…

Salud Pues……

10 comentarios:

Angie Sandino dijo...

Me has hecho reir con lo de las fotos... eres genial! y me imagino la cara de Labastida cuando un "ciudadano de a pie" le pide que se haga a un lado, le debe haber salido urticaria de la ira, seguro pensó... ¡Pos este que acaso ¿no sabe QUIEN SOY YO?!

y a todo esto que hacía Armando Manzanero metido en el baile?

besos!

marichuy dijo...

"Ken Peña Nieto". Ja, ja, ja... si, tiene cara de muñeco pero de sololoy (así les dicen en mi pueblo a los muñeco corrientitos, esos que brillan mucho y están bien tiesos). Ahora que el Ken-quique es el viudo más codiciado de México (después de Slim, claro) las ñoras del PRI le echan una porra bien profunda que a la letra dice:

“Enrique, bombón, te quiero en mi colchón”

Saludos, buena tu reseña

Damaris Guadalupe dijo...

Que ida a la tienda tan peculiar!!!
Hay que reconocer que el vestido que usó la nueva gobernadora está muy lindo!

Saludos y un abrazo

Antonio dijo...

Es una pena encontrarte a tu gober y no poder entregarlo a la policía.

Labastida sí está acostumbrado a que lo hagan a un lado. Lo que le extrañó fue que esta vez no lo hiciera un guanajuatense de botas.

Un Abrazo.

Maquiavélica dijo...

wowow interesante tu reseña politica vista a todo color jejee, no inventes eso de KEN Peña jaajaaja esta de wowoww(me reì en voz alta en el work)porq te burlas de mi gobernador?????jajajaaaja pinche wey se cree carita pero de los años 70 osea pasado de moda¡¡¡¡
quiero ir a tu pueblo invitame no?????
besitos

Kix dijo...

Jajajaja!!! Me encantó tu post!! ¿Verdad que el gober sí está bien zotaco el recabrón? Además anda en todos lados, saliendo en la foto. ¿Y Puebla? Bien gracias. No puedo creer la cantidad de "celebridades" que viste, casi que pensé que estabas contando una pesadilla.

Al ver a la Ivonne en pantalla entregando un oficio en el que se baja el sueldo el 50% pensé lo mismo que tú: ¿y eso como pa' qué? Ah pues claro, para seguir el jueguito mediático, paliativos, medidas populacheras...

No, si bien invertidos los dineros que le pagaron a los Kumbia Kings...

Kix dijo...

Jajaja!! No puedo dejar de reirme con tu párrafo en el que dices que ya le ibas a decir "qué pasó mi gober precioso!" Jajaja!! pero te tuviste que hacer a un lado por la camioneta... Ah! y al Ken repartiendo besos!! Jajajja!!

Eres genial, mi Dave.

Alessandro Romero dijo...

El PRI está de vuelta, espero lo peor; el nuevo titular de la SPV es el mismo que estuvo con Cervera. Los Priistas han retomado el poder en Yucatán, y eso solo quiere decir que la politica populachera y consentidora ha retornado... :(

Letras dijo...

Crónica urbana.

Me encantó.

Janistika dijo...

Pues de populacheros y blancos guayaberos toodos los yucas tenemos un poco. Y la neta que al que espera lo peor precisamente y conformistamente espera lo peor y peor le va, mi estimado y querido amigo Lennonista empedernido. ¿Será Lennonista o Imaginneistaa? whatever..y bueno, lo único que en mi particular caso extrañaré del pato serán los arranques de sketch de chiquilladas de su señora esposa, su lucha contra el "paternalismo" y su política de cadenero de disco fresa..de resto como dice miguelito de la alemán..que lloren niños..

Saludos en velocidad tren bala desde la estatua de papi Cervera en el Ateneo.
JUAAAAAAAAAAR!!!