martes, agosto 28, 2007

De La Esperanza Vive en Mi....

Seven Readers¡¡¡


En 1993 el director, actor y guionista Mike Binder realizó uno de los filmes más entrañables que he visto en mi vida: Indian Summer. Protagonizada por Alan Arkin, Bil Paxton, Kevin Pollack, Elizabeth Perkins y Diane Lane, entre otros; la película narraba la vida de siete amigos de la infancia que retornan al campamento de verano en el cual se conocieron. El filme reflexionaba sobre la amistad, la nostalgia, el choque con un pasado que se pretende olvidar y la oportunidad de encontrar la redención en la edad adulta a partir de la recuperación de una inocencia que parece estar perdida.
Varios años después Binder retoma todos estos temas en un mundo que ha perdido la inocencia retratada en el filme de los años noventa. Es el Nueva York post 9- 11, una ciudad en la que la gente parece deambular en la búsqueda de una felicidad que le ha sido arrebatada violentamente. Una ciudad en la que la redención y el perdón, parecen pertenecer a un mundo distante y lejano. La Película es Reing Over Me (La Esperanza Vive en Mi).
En ese contexto encontramos a Adam Johnson, un exitoso cirujano dentista quien aparentemente posee todo aquello que es necesario para ser feliz: un gran trabajo, dinero y una familia que luce en apariencia encantadora. Sin embargo es un personaje que siente aislado, pues no tiene a quien contarle lo duro que es mantener el equilibrio entre la familia, la profesión y su propia persona. En el extremo opuesto está Charlie Fineman, quien no posee ni un trabajo, ni una familia. Fineman los ha perdido ambos: a su familia en un vuelo que nunca llegó a su destino en una mañana de Septiembre, y a su trabajo como consecuencia del paranoico aislamiento en el que se ha envuelto. Ambos personajes comparten pasado en común: fueron compañeros de cuarto en los días de universidad y su reencuentro, al paso de muchos años, es la oportunidad de reactivar su amistad y de autoayudarse en la búsqueda de si mismos y de un nuevo camino que les permita redireccionar sus vidas. Ambos personajes tratarán de sanarse a si mismos a través de la amistad.



Binder construye en filme lleno de atmósferas depresivas pero en las que no deja de sentirse que existen puertas hacía la esperanza. Las calles de Nueva York son retratadas con singular melancolía. Parecería que la ciudad es un personaje más que necesita recuperarse de heridas muy profundas. El guión rebosa honestidad. No existen diálogos rebuscados, cada uno de los personajes dice lo que su propia situación le va dictando, y las secuencias descritas son filmadas por Binder con una sencillez apabullante, evitando caer en los típicos clichés del melodrama (música acompañando a un momento dramático, mientras la cámara hace un big close up a un personaje que sobreactúa una escena de llanto) y utilizando a la música incidental, incluso como un personaje más.
Adam Sandler realiza una interpretación sobresaliente, aprovechando la facilidad que tiene para construir a personajes aislados, atrapados en su propio mundo y con un trauma que le imposibilita relacionarse socialmente con aquellos que le rodean. Maneja su timing con singular maestría y su interpretación puede generar muchos rumores de Oscar.
Don Cheadle ya nos tiene acostumbrados a presentar un gran nivel en roles altamente dramáticos (recordad Hotel Rwanda) Aquí construye también a un personaje que se encuentra en un proceso de lucha, aunque es más una lucha de un hombre en edad madura quien se cuestiona a sí mismo sobre los éxitos de su propia vida.
A ambos actores les acompaña un reparto que permite, con su nivel, explayarse a quienes tienen los roles principales. Liv Tyler, Saffron Burrows, Donald Sutherland, Jada Pinkett Smith y el propio Binder se mantienen a la altura de las circunstancias que el guión le exige a los personajes secundarios.
Reing Over Me es una película que permite que el espectador se conecte con la historia en una gran variedad de niveles. Es una historia sobre el dolor, la familia, la amistad masculina, el pasado, la salud mental y el significado del amor. Una película ideal para estos tiempos, en los que la soledad y la necesidad de salir de ella parece ser algo con lo que tenemos que convivir todos los seres de este post moderno mundo en el que vivimos.
Gran filme.

Así las cosas hoy martes…

Salud pues.......

5 comentarios:

Rodrigo dijo...

No tenía referencias de ese filme, pero por lo que escribes me parece algo altamente recomenable. Regresar a la infancia desde la edad adulta por medio de un film, solo lo he vivido en dos peliculas "Stand by me" y "mi encuentro conmigo"(esta última con Willys, de lo poco salvable que hacen los estudios Disney). Averiguaré más del tema.
Saludos

Raúl H. Pérez dijo...

Tengo muchas ganas de verla.

Un saludo.

Angie Sandino dijo...

Precisamente el sábado ví la película y me encantó, puedo decir que Reing Over Me, me dejó pensativa y muy conforme con mi expectativa... Ver a Adam Sandler en este rol me ha encantado, ya que en Spanglish si bien interpreta un rol alejado de la comedia, se había quedado un poco tibio para mi gusto...

En fin, muy buena...
Nos vemos en Brazil!

controlzape dijo...

¿Liv Tyler? Por ahí hubieras empezado. La voy a ver.

AndreaLP dijo...

No aguanto al Sandler, pero supongo que en algún momento la veré... por Liv Tyler, claro!

Saluditos.