martes, agosto 21, 2007

De Dean V...

Seven Readers¡¡¡

Desde las 10 am y hasta este momento (13:20 horas) es cuando se han sentido las ráfagas de viento más fuertes aquí sobre la ciudad de Mérida. Sin embargo, es solo eso: viento. Poca lluvia aunque el cielo sigue bastante nublado. He estado el trabajo y salvo comercios cerrados, hay poca actividad, a pesar de que el transporte público continúa funcionando normalmente. No hubo cortes de energía eléctrica y por consiguiente ni de agua potable. El sur del Estado sólo ha sufrido daños materiales. Es posible que hoy por la tarde ya todo se normalice, pues las ráfagas comienzan a descender en potencia. Al momento de escribir esto, continúa la Alerta Roja aunque de un momento el color de la misma seguramente cambiará a naranja conforme Dean se aleje...

En fin, así las cosas...he aquí algunas fotos de la ciudad y sus cercanías...

Tasha decide no perderse una nueva exploración...





Esta es la Glorieta de Las Palmas casi al final de Franciso de Montejo...





Este es myself, en el proceso de exploración....





Esta es una vista de la Carretera a Progreso...




Aquí otra del mismo lugar...noten el cielo encapotado...




Finalmente, regresamos a casa...



Todo sereno...por el momento, es posible que postee algo más en la noche...

Así las cosas hoy martes...

Salud pues.......

4 comentarios:

Maquiavélica Superficial dijo...

excelentes fotos¡¡¡ y deseo de corazòn q todo este relax¡¡¡cualquier cosa cuenta conmigo te dejo mi cel...........mejor me escribes jeje
besitos maquiavelicos

Angie Sandino dijo...

Gracias por mantenernos informados mi reportero estrella...! Parece que todo pasará sin mayores novedades, lo cual me tranquiliza!

Mil besos y una rascada de panza para Tasha!

Kix dijo...

Querido Dave, afortunadamente se ha venido degradando Dean, y no es ni remotamente lo que fue Wilma en su momento. Me da gusto leer que todo está bien por allá...

Oye mi perruna también se llama Tasha!! Qué originales :-S

Antonio dijo...

Según las nius, donde más pegó fue en Chetumal, y no estuvo tan gacho como otros.

Esperemos que se mantenga así.

Un Abrazo.