jueves, mayo 04, 2006

De una noche especial...

Seven Readers!!

No estoy seguro que fue exactamente. Tal vez fueron las sentidas palabras de Eric Clapton. O las felices lágrimas de Anoushka Shankar mientras nos llevaba a través de las notas finales de la excelsa Arpan. Pudo haber sido la maravillosa interpretación de Billy Preston de Isn’t it a Pity; o McCartney llevando a nuevas alturas a la All things must Pass; o una combinación de estos y otros factores a los que hay que añadir que se trataba de una reunión de amigos que celebraban la vida y la obra de un tipo extraordinario, sensible, único. No lo sé. Pero la proyección del Concert for George de ayer, fue realmente emocionante. Supongo que el observar en gran formato el concierto, con un sonido de primer nivel, influye en mirar las cosas de otra forma. Este fue concebido para ser proyectado en cines, y esto resulta evidente en los detalles que tal vez en la proyección en la pantalla televisiva se me habían escapado. Tal vez todo esto haya influido en haber tenido una noche que realmente fue emocionante. Una video sala ocupada en un 90% de su capacidad (el aforo máximo es de 30 personas, habían unas 20) por gente que acudió al llamado, por el simple hecho de ser fanáticos de la música o del programa. Lo de ayer, fue una forma de agradecerles su sintonía y creo que fueron recompensados en gran medida. Ellos se emocionaron y aplaudieron al final, por que en realidad es difícil no emocionarse ante un espectáculo visual y auditivo como el de anoche.






La música es un factor realmente importante en nuestras vidas. Estamos tan acostumbrados a su presencia, que simplemente ya no la valoramos, no la dimensionamos realmente como debe ser (para ello también han influido los artistas de plástico y la enorme tergiversación que existe del quehacer musical) pero es un hecho que todavía existen piezas que son capaces de emocionarnos y llevarnos a través de una infinita marea de sensaciones, sentimientos y pensamientos. La Música de George Harrison siempre ha tenido esa capacidad. Canciones como Beware of Darkness (Beware of sadness, It can hit you, It can hurt you. Make you sore and what is more, That is not what you are here for) son un despliegue de sensibilidad y talento. Voy a decir algo que tal vez pueda ser polémico: Harrison fue mejor compositor que Lennon. Tal vez esto sea por que su música no viene de un ser atormentado por su propio genio, sino de alguien que comprendió que la genialidad no es un estorbo, sino una especie de bendición, y la tornó en algo completamente positivo. Se dice que George era un tipo dulce, una buena persona. Me parece que si, lo era. Aunque en términos musicales Paul siempre ha sido mi beatle favorito, creo que hubiese preferido tomar un café con George antes que con él. (Claro que si Paul o hasta Ringo me invitan un café….)
El día de la muerte de Harrison, recuerdo haberle llamado a mi querida Clau. Nos dimos el pésame mutuamente. Era como si un tío cercano hubiese muerto, y tal vez ese haya sido el sentimiento de miles o millones de personas alrededor del mundo. George se fue en su forma física, pero el espíritu su música permanece para siempre. El Concert for George es una muestra de ello. Curiosamente en el concierto privan las risas, la felicidad, la alegría, la celebración. Nada más congruente para un tipo cuyo paso por el planeta fue precisamente eso: una celebración de las posibilidades del talento humano. Y afortunadamente testimonios, como el de ayer, que han quedado registrados para la posteridad, nos permiten recordar una y mil veces... Cya Later George…

I’ll see you in my dreams
And I’ll hold you in my dreams
Someone took you right out of my arms
Still I feel the thrill of your charms

Lips that once were mine
Tender eyes that shine
They will light my way tonight
I’ll see you in my dreams

Oh, someone took you right out of my arms
Still I feel the thrill of your charms

Lips that once were mine
Tender eyes that shine
They will light my way tonight
I’ll see you in my dreams


…Y así las cosas hoy jueves…tomemos un café y disfrutemos….

Salud Pues…

PS1…Tenía todo un rollo sobre lo de Atenco…pero, mejor mañana…un abrazo…

7 comentarios:

IS dijo...

Post muy conmovedor. Hay que celebrar la vida, siguiendo el ejemplo de George!
Me da mucho gusto que hayas superdisfrutado el concierto, y que también lo hayan hecho las personas que te acompañaron.
Saludos

Fuji dijo...

No queda más que devolverte el abrazo ...

Muy emotivo mi estimado David.


=)

Por cierto que mi beatle favorito también es Paul..

: : ~ dijo...

¿Qué onda con los Python? ¿Tuvieron alguna relación con Harrison?

David Moreno dijo...

Yes Is, a pesar de todo...hay que celebrarla, hay que celebrar a tipos como Harrison que nos recuerdan que siempre existe esperanza..

Fuji: Abrazo recibido. Compartimos el favoritismo por Paul. Es curioso, somos de los freaks que tienen un Beatle favorito :P..

Crocuta: Fue productor ejecutivo de una de sus movies (La Vida de Brian, si no me equivoco) y de varios de sus espectáculos teatrales...

Saludotes a los tres...

Kix dijo...

Te pasó algo parecido a lo que me pasó a mí cuando murió Freddy Mercury: hablé con mi pareja en ese entonces y lloramos al teléfono.

Sí me gusta mucho la música de Harrison, aunque te confesaré que fan no soy. De acuerdo con lo que mencionas de los artistas de plástico.

Mirabai dijo...

Afortunado tú, que pudiste asistir a un concierto en ese tipo de sala y proyección.
Interesante lo que menciones que que George era mejor compositor que John... Para reflexionar, aunque quizá la timidez y el bajo perfil que siempre quiso tener George, no nos ha dejado ver eso.
De George me gustó su etapa pesada de finales de los 60's con rolas como "Just a northern song"
Saludos :o)
Pd. Algo le pasó a tu barra de la derecha que tus "Freaks y antiguos posts, se ven muy chiquitos :-O

David Moreno dijo...

Kix: Ese fue otro momento traumático. Mis compañeros de escuela nunca entendieron por que después de la muerte de Mercury yo llevé conmigo un listón negro...

Mirabai: Si, estoy convencido de que lo era. Mucho más musical y poético. Esa etapa fue buena, pero creo que en realidad toda su carrera fue fantástica.
No se que la pasó a la barra...yo la veo como siempre...

un abrazote a las dos...