miércoles, mayo 24, 2006

De un cine interesante...

Seven Readers!

Daniel: They have an afterworld of their own.
Father Laforgue: They have no concept of one.
Daniel: Annuka told me they believe that in the forest at night the dead can see. The souls of men hunt the souls of animals.
Father Laforgue: Is that what she told you? It is childish, Daniel.
Daniel: Is it harder to believe in than Paradise where we all sit on clouds and look at God?

Existe un fenómeno que en lo personal me parece sumamente interesante: se trata de sentarte frente a una pantalla de cine y cuando aparecen las primeras letras que anuncian el título de la película, tu simplemente no tienes ni la más remota idea de lo que estás por presenciar. Sucede entonces que al no tener expectativas previas, la experiencia de ver una película es completamente diferente. Tal vez esto provoque que nuestra percepción se encuentre más despierta y seamos más receptivos ante lo que estamos por ver en pantalla.
Eso fue lo que me sucedió ayer en la tarde durante la proyección de Black Robe, una película de la que nunca había oído y de la que no sabía absolutamente nada, pero que, al término de verla, ha provocado esa extraña sensación que uno siente en alguna parte del cerebro y que es conocida como satisfacción. Una satisfacción desafiante, por que se trata de una película que invita a reflexionar sobre la forma como el cristianismo fue impuesto como religión en América por los Conquistadores.
Black Robe está situada en la provincia canadiense de Québec en el año 1634. Es la historia de un sacerdote jesuita, el Padre Laforgue, quien llega a esa región con el propósito de continuar con el proceso de evangelización que su orden había emprendido entre las tribus indígenas que habitaban la región. La historia se centra en la travesía que hace, junto a un grupo de indios, para llegar a una misión situada al norte de lo que hoy conocemos con Canadá.
Es una película que tiene como base a la novela del mismo nombre escrita por Brian Moore, quien se encarga de guionizar para el cine a su propia obra, lo que redunda en un guión sólido, con pocas carencias y que exige de gran talento para ser filmado. El encargado de hacerlo es Bruce Beresford, un director cuya “obra cumbre” es Driving Miss Daisy” ganadora del Oscar en 1989 (si mi memoria no falla).






Estamos ante una película que narra una jornada extraordinaria. Una jornada en la que los elementos de dos culturas diametralmente opuestas, colisionan entre si con inusitada violencia. Laforgue representa, al principio del filme, a la prepotencia europea de sentirse una cultura superior (lo eran tal vez en términos bélicos, lo que les permitió conquistar con relativa facilidad al “nuevo mundo”) una cultura que traía consigo la misión divina de “llevarle la religión verdadera” a los pobres, inferiores e ignorantes indios infieles. Laforgue se siente moralmente superior a los integrantes de la tribu Alonquin, que fungen como sus guías en la travesía, el está ahí “para enseñarles los verdaderos caminos” para imponerles una verdad en la que no tiene ninguna duda.
Pero el viaje y las penurias que traerá consigo (incluyendo un violento y mortal encuentro con la tribu de los Iroquíes) le harán ver que se encuentra en medio de una cultura con sus propias creencias y complejidades, que finalmente eran tan válidas como las suyas.
Es sintomático que durante el viaje le acompañe un joven Europeo llamado Daniel. Este movido por la atracción que siente por una mujer del clan que les sirve de guía, se da cuenta, de manera inconsciente tal vez, de la importancia que tiene el tratar de entender la visión que del mundo tienen los habitantes originales de esas tierras. Su personaje funge entonces como un mediador entre la visión Europea y la Americana. Se da cuenta que es más importante el entender y no el imponer.
El filme evita caer en la tentación de romantizar a las tribus americanas. Trata de mostrar sin falsas tendencias el comportamiento cultural de las mismas. Un comportamiento que incluye actitudes brutalmente violentas, pero que son producto de la concepción que del mundo tenían los Hurones o los Iroquís.
Dotada de una fotografía excepcional, Gran parte del peso de la película cae en los hombros de Lothaire Blutheau, el actor encargado de representar al padre Laforgue (a quien ustedes tal vez recordarán si han visto otra maravilla llamada Jesús de Montreal) Blutheau dota a su personaje de una dualidad emocional sumamente compleja. Dualidad que se va desarrollando conforme transcurre la película y conforme va entrando en contacto con las tribus a las que pretende “cambiar”
Black Robe es una cinta compleja, que intenta mostrar lo que fue el encuentro de dos culturas. Profundiza en ese punto y no cae en la idealización del mismo. Visualmente poderosa, se trata de una película que nos hace creer en el poder de ese arte de contar historias llamado cine.
(La película está disponible en DVD. Ignoro su título en Español)

Así las cosas hoy miércoles…

PS1Babel de Alejandro González Iñárritu, lo logró en Cannes: una ovación de 12 minutos y el amplio reconocimiento de la crítica y el público. Se coloca entre las favoritas para llevarse éste que es el título mundial de cine…


PS2…Hoy Robbie Williams Live at Knebworth, termina con el ciclo de conciertos planeado con motivo de los tres años del Magazine. Si andan por aquí, no dejen de darse una vuelta a las 7 de la noche…

Ps3…Todo parece indicar que la salida de Javier Solórzano de TV Azteca, se debió a la censura…para mayor información: sintonicen el programa del viernes…

Salud pues…

5 comentarios:

Kix dijo...

Ah pues gracias por la recomendación, si la veo en el Blockbuster la rentaré, claro que yes!

Oye, lo de Solórzano, realmente fue censura?? Porque me suena muy conveniente decir eso cuando el rating era bajísimo, ya que el público de Solórzano, de mente crítica y objetividad, no le perdónó el desliz de Azteca...

I mean, no descarto que efectivamente haya existido censura, así como se las gastan, pero creo que no fue la razón principal...

control_zape dijo...

Sobre la censura que aplican en TV Apesta echenle un ojo a lo que dice Ilana Sod en el Excelsior.

David Moreno dijo...

Kix: si el rating era bajísimo, por que el programa era malísimo. Pero al leer los comentarios de Ilana y escuchar a Javier, parecer que por ellos no quedó. Si, Javier la regó al pasarse a Azteca, pero creo que rectificó a tiempo...cuál crees que sea la razón principal?

Héctor: Así es, el artículo de Ilana es muy significativo..

Saludos..

Mirabai dijo...

Ahhhh ya se ve bien todo, Qe le hiciste???
Saludos :o)

David Moreno dijo...

Le quité una cosa que provenía de Flickr (Control descubrió el problema)...

Gracias por tu preocupación Mirabai..