martes, enero 12, 2010

De dos comentarios a dos Readers...

Seven Readers!!!..

Aunque no suelo contestarlos, siempre leo los atinados comentarios que de vez en cuando suelen dejarme en alguna de las entradas que posteo. Muchas veces me dejan pensando en lo que he escrito y, sobre todo, cuando hacen alguna acotación a mis palabras, suelen presentarme puntos de vista que quizá yo no había considerado al momento de tomar el teclado de la computadora para escribir.
Hoy voy a dar respuesta a dos comentarios sobre los que he estado dando algunas vueltas recientemente.

House...

Un reader comentaba respecto al post de lo mejor de la década sus consideraciones respecto a las series de televisión que incluí en la lista y llamaba mi atención por haber dejado fuera a Dr. House de la misma. Es cierto House en una gran serie, pero me resisto a incluir a un programa de televisión entre lo mejor de la década solamente por la fortaleza de su personaje principal. Permítanme argumentar con otra serie de la que si soy completamente fanático: 24. He ahí una serie que presentó un formato innovador que revolucionó completamente a la televisión; que tenía una carga ideológica muy fuerte en la década de la guerra contra el terror en los Estados Unidos; que estaba perfectamente dirigida y que tenía a un reparto extraordinario. Sin embargo, no me parece que sea un programa digno de estar entre lo mejor de la década: la razón: no sería nada sin Kiefer Sutherland y su Jack Bauer. Es imposible imaginar a 24 sin Sutherland interpretando al agente contraterrorista; la serie gira a su alrededor y sin duda el personaje es quien dota de fortaleza al trabajo televisivo.
Lo mismo pasa con Gregory House y Hugh Laurie.




Es tanta la fortaleza de la interpretación del británico, que finalmente el personaje termina siendo más grande que la serie misma. No puede entonces hablarse de una programa que quede entre los mejores de la década, si en cambio de uno de los personajes del decenio lo que - evidentemente - es completamente diferente.
Las actuaciones de Sutherland y Laurie son de lo mejor que hemos visto en estos 10 años en la televisión de todo el planeta, pero en conjunto me parece que hay series que funcionan mejor por la suma de todas sus partes, lo que las han hecho completa y totalmente influyentes en la televisión del inicio del milenio.

Libertad de Expresión...

Otro reader argumentaba en relación al asunto de Esteban Arce que el conductor está en todo su derecho de expresar sus argumentos en torno a la "normalidad" de la homosexualidad amparado en la libertad de expresión.
Quizá desde una primera aproximación el argumento es correcto: a nadie se le debe impedir que exprese sus ideas en los medios de comunicación, todos tenemos el derecho a pensar como mejor nos plazca y ese derecho es inalienable. Hasta aquí todo es cierto: bajo esta óptica, nadie debería criticar a Arce por lo que expresó en un medio de comunicación con alcance nacional, es su verdad, es su manera de pensar y está en todo el derecho a defenderla y a manifestarla.
Pero esta es una visión simplista que olvida un punto muy importante: hay que usar esa libertad con responsabilidad. El tener un micrófono o el estar frente a una cámara no nos da carta abierta para lanzar mentadas de madre o improperios al aire porque eso sería caer en el libertinaje expresivo (si se me permite utilizar dicho término). Por el contrario, uno tiene que hacer uso responsable de su libertad; más cuando se tiene la enorme responsabilidad de dirigirse a un auditorio.
Y ese es el problema de las declaraciones de Arce: fueron completamente irresponsables. Lo son porque fomentan al odio y a la discriminación. Lo son porque demuestran una total y completa ignorancia en torno a un tema y por que son expresiones que desinforman al auditorio al presentar una visión que está completamente alejada de lo que la ciencia ha dejado muy en claro en torno a la homosexualidad. Por todo esto el conductor del Matutino Express hizo un mal uso de su derecho a expresarse libremente, y por esto por lo que tendría que pedir una disculpa pública y no por pensar como mejor le plazca. Ese derecho lo tienen Arce y todos los habitantes de este país. Y es un derecho que está garantizado primordialmente porque - hasta hoy - vivimos en un Estado Laico.

Así las cosas hoy martes...

Salud pues......

5 comentarios:

Ego dijo...

Toda persona tiene derecho a decir lo que le de la gana, y toda persona tiene derecho a mentarle la madre por eso.

Kix dijo...

Arce y su homofobia... no hace mas que proyectar sus inseguridades.

Abrazo mi buen Dave!

Oscar RT dijo...

Es un hecho innegable: Esteban Arce es una bestia. Así, tantan.

No recuerdo exactamente la frase que usó (cochinadas antinaturales, creo), pero estoy seguro que el mentecato imaginó que, siendo su auditorio compuesto principalmente de madres mochas y desmañanadas y oficinistas hipócritas, jamás tendría qué responder por sus propias declaraciones.

¿Qué es más valido, pensar que este señor hace uso de su libertad de expresión con declaraciones desafortunadas e irresponsables pero con "sinceridad" (ponganle más comillas si quieren) y tomarlo como una opinión más, a pesar de su posición; esperar que todos los machotes, que en este país abundan, y que piensan igual que él se queden callados por el temor de ser tachados de cavernícolas; o sensurarlo pidiendo una disculpa por haber discriminado y francamente insultado a un grupo, muy importante en número por cierto, con ideas y gustos distintos?

Ustedes dirán.

Cintia dijo...

¿madres mochas y desmañanadas? ¿oficinistas hipócritas? ¿machotes? supongo que todos ellos son tres grandes grupos a los que nadie debería referirse de esa manera y, sin embargo, como tienes libertad de expresión, lo puedes hacer. Así sea en un blog o en cadena nacional, es la manera en la que piensas y lo que TU consideras normal.
David, sinceramente no puedo defender a ese señor por tener la mente cerrada, pero ciertamente no puede decirse que fomente el odio y la discriminación, así como los homosexuales no fomentan la homosexualidad, simplemente luchan por lo que consideran correcto.

Ustedes dirán.

Javier Eduardo dijo...

David, Yo soy el reader que abogó por "La libertad de ideología y de pensamiento " de Esteban Arce, Estoy completamente de acuerdo con que no debió haberse expresado de esa manera , pero continúo pensando en que la mayoría de la gente lo sigue atacando por la opinión que tiene respecto a la homosexualidad , y no porque lo haya emitido abiertamente , ya que desafortunadamente estos grupos minoritarios ( por ser en menor numero , no por demeritar su calidad humana) pretenden forzarnos a aceptar como "normal" lo que ellos consideran "normal" a saber , su condición homosexual. Yo respeto profundamente las creencias , las preferencias e ideologías de las demás personas, pero en plena sinceridad conmigo mismo, me rehusó a aceptar como válido lo que de acuerdo a MI formación espiritual, MI formación social y MI formación cultural , no es aceptable, aunque para otros , así sea la gran mayoría , sea lo mas normal del mundo. Que si soy homofóbico ? Para nada, repeto a todos los seres humanos por igual , pero eso no me impide diferir totalmente con la forma de actuar , razonar o sentir , de la mayoría de ellos.