lunes, agosto 03, 2009

Del fin de semana....

Seven Readers!!!

El fin de semana ha sido de lo más extraño. Vamos por partes...aviso: Muy largo Post a Continuación....

Compras...

El sábado me lancé a comprar ropa. Tenía practicamente dos años sin hacerlo.
No hay nada que me aburra más que dar vueltas por estanterías y aparadores tratando de encontrar lo que ya sé que compraré: un par de camisas, tres playeras y un pantalón. Nunca falla. Pero ahí estaba yo en uno de esos grandes almacenes que suelen tener ofertas de verano al por mayor.
Pero he descubierto algo: la moda ahora parece venir en pequeño. Es decir, mientras más ajustada esté la prenda, más a la vanguardia se está. Para alguien que creció con la ancha ropa de los ochenta, le es complicado entender este cambio, esta transformación de las tallas. Las XL ahora son medianas y todas las medianas se han convertido en piezas para chihuahuas humanos. No entiendo por qué se da esta reducción ¿O será que el que se ha vuelto más ancho soy yo? Bueno, no hablemos mejor de eso...
Al final encontré las cosas por las que iba: un par de camisas, tres playeras y un pantalón, pero debo admitir que la búsqueda fue complicada. Terminé agotado y esperaré dos años más para regresar a tal actividad. Lo único que me preocupa es que conforme pasa el tiempo las cosas aún puedan hacerse más ajustadas y terminé por vestirme con hojas de almendro, lo cual sin embargo podría no ser solamente divertido, sino también bastante original....creo...

Informe...

Y ahí estaba yo el sábado, con mi ropa de oferta en el auto cuando llegué a casa y prendí la televisión. Y ahí estaba ella: Ivonne de Calcuta rindiendo su "informe ciudadano". Una cosa fantástica por donde se le mire.
La transmisión de televisión nos mostró primero un vídeo en el que se resumieron los principales logros de la administración, los cuales incluyeron el buen paso de los Leones de Yucatán en el beísbol y el reciente crecimiento de Los Venados de la Primera A. Por supuesto que hubo también alusiones al Centro Teletón y a las grabaciones de programas de Televisión como Hoy o la telenovela Sortilegio.
Lo interesante es que se recurra al vídeo para informar. Esto parece ser una característica no solamente de esta administración estatal, sino en general de todos los niveles de gobierno del país. Vivimos en un país en el que se utiliza al lenguaje audiovisual (con todas sus ventajas en términos expresivos y por lo tanto manipuladores) para gobernar. Se gobierna con y para la televisión y por ende se comprende que la actual administración no pueda sustraerse de esta idea, sin que por ello deje de ser criticable. Tomas espectaculares y el predominio de los rojos (color del priismo) marcaron esta producción realizada toda sobre un "Green Screen".




Y luego: el mensaje en vivo.
La gobernadora agradeciendo a todo mundo. A gente que realmente ha aportado cosas importantes para el desarrollo del Estado como Jacqueline Bracamontes, William Levy, Fabián Lavalle, Carla Estrada, Carmen Salinas y hasta ese "fenómeno" que es el niño Adrián Alonso. ¿Maravilloso, no?. El acto de informar a la ciudadanía - algo que sin duda debe practicarse todos los días en el gobierno - se convierte en un acto de reverencia a las estrellas del canal de las estrellas, se transforma en algo banal, en un show medíatico.
Y la gobernadora les agradece entre lágrimas, porque esta es la administración del melodrama, la administración del corazón. Uno puede entender que algún gobernante se emocione en algún momento - finalmente son humanos - pero cuando ello se convierte en una constante, entonces es cuando la sinceridad parece desaparecer y dar paso a la estrategia. Mientras yo la veía llorar, no podía dejar de pensar en aquellas famosas lágrimas de José López Portillo cuando le pedía perdón a los pobres de México en su último informe de gobierno. Son lágrimas muy parecidas y lágrimas que indican que la actitud de la clase política mexicana, realmente no ha cambiado mucho. Sus estrategias quizá hoy están más apuntaladas por lo mediático, pero en el fondo me parecen que siguen esa terrible brecha marcada por el populismo electorero.
Por último: el anuncio de los próximos conciertos de Elton John y Sarah Brightman, constituyen un desplante especialmente porque aún no han quedado claras las cuentas del llamado "Concierto de las Mil Columnas" con Plácido Domingo. Pero hay algo más de fondo que me gustaría ilustrar con un artículo.
Hace unas semanas en El País, se presentó un reportaje muy interesante fechado en Medellín Colombia. Ahí hablaba de la transformación de una de las zonas más violentas de esa ciudad. Lo lograron gracias a dos cosas: el fomento a la cultura y la construcción de un teleférico al que denominan como: "Metrocable".
La noticia es soprendente: el 40% de los recursos municipales están destinados al fomento a la cultura y la obra pública está destinada a complementar ese buen uso del dinero público para que los chicos tengan todas las facilidades para ir a la biblioteca y/o a la escuela. De acuerdo con la información, la transformación es evidente: el otrora barrio asolado por la violencia, es hoy un punto importante de crecimiento cultural y social; es decir esto demuestra que el arte y la cultura pueden ser detonantes para que mejore la calidad de vida de las personas más pobres o con mayores problemas sociales como la violencia, ese finalmente debe ser su principal objetivo. Pero esto se logra cuando se tiene una visión social del asunto, y no cuando se piensa que lo cultural solo funciona a través de grandes eventos masivos que finalmente no tienen mayor impacto en las comunidades a un largo plazo. Que Elton (uno de mis ídolos y a quien seguramente iré a ver) Domingo, o Brightman estén en Yucatán, está muy bien, pero estos eventos dejan en evidencia que no existe una política cultural de alto impacto social. Lo que hay es una política que privilegia a la cultura como espectáculo, una cultura de relumbrón. Porque se habla mucho de que esos eventos traerán beneficios por la "promoción" que hacen del Estado (Me pregunto cuantas personas en el mundo se acuerdan hoy del concierto de Domingo en Chichén) pero no sirven para transformar en nada en términos culturales, sociales y económicos a la mayoría de la población.
Y me temo que ese es uno de los problemas de la administración del corazón: la falta de programas a largo plazo, la falta de imaginación para usar los recursos en obras que impacten no solamente a ciertos sectores, sino en general al grueso de la población que vive solamente de ciertos programas paliativos.
Pero para ello se necesita más que el corazón para gobernar. Se necesitan crear leyes que respeten y defiendan a la diversidad, impulsar mecanismos de inversión que beneficien no solamente a los mismos de siempre sino que contribuyan a reducir la brecha generada por la desigualdad, se necesita gobernar más allá de la imagen y de los bailes masivos en la Plaza Grande. Más que corazón, lo que necesitamos los ciudadanos de nuestros gobernantes son dos cosas: inteligencia y sentido común.

Terminator Salvation....

El fin de semana terminó con la función del domingo a las 11 de la noche de la reciente entrega de Terminator. ¿Qué decir? Qué es al menos divertida. Atrás han quedado las posibilidades de reflexión de las dos primeras entregas (la tercera es tan mala, que no vale la pena mencionarla) y lo que ha filmado McG es un divertimento pasajero que bien vale la pena el 2 x 1 en el cine.
Esta es una de esas franquicias que se resiste a morir a pesar de que las motivaciones que la iniciaron han desaparecido. Hoy la tecnología no nos parece tan aterradora (como en los 80), ni como sociedad nos preocupa realmente que ésta pueda desatar al apocalípsis (algo que superamos en el 2000 con el fiasco que resultó el famoso 2YK). Simplemente la miramos como algo natural y con lo que convivimos todos los días. Hoy pensar en una revolución de máquinas para enfrentar al hombre resulta en algo irrisorio en más de un sentido.





Pero ahí sigue la franquicia....y ahí seguirá, entre explosiones, espectaculares efectos de sonido y hasta un intento de historia. Y quizá dejé algo de dinero, antes de que a Terminator le llegue finalmente su propio Judgment Day.

Así las cosas hoy lunes...

ZAZ Largo post...

Salud pues......

5 comentarios:

El Diablo Des. dijo...

No hubo nada el fin de semana o nada mas a mi no me sale nada?

Ego dijo...

Quizá quiere decir que el fin de semana fue una vaciedad absoluta...

O se le borró su post.

David Moreno dijo...

No, no ahí está...error de publicación :P...

Latamoderna dijo...

No conozco a la monita, ¿ivonne?, no veo telenovelas, no he visto la peli, pero definitivamente comparto la opinón de que la ropa se encoje. ¡protesssto!

Gran Fornicador dijo...

No mames, si está bien largo el post, pero luego lo leo. Cuando vamos de excursión?