viernes, agosto 21, 2009

De Religulous...

Seven Readers...

Religion is dangerous because it allows human beings who don't have all the answers to think that they do.
Bill Maher.


Religulous (Reli ¿qué? es el estúpido título mexicano) es un documental que trata simplemente sobre la religión y lo dañina que ésta ha sido para la humanidad. Nada nuevo, porque si miramos a las grandes confrontaciones de la humanidad, todas tienen una invariable raíz religiosa. El punto interesante del filme es la manera como su protagonista Bill Maher se aproxima al asunto. Maher parte de su propia experiencia personal con la religión, para desde ese enfoque iniciar un recorrido por una serie de religiones del planeta y por sus más fanáticos representantes. Maher nos lleva por un mundo que parece estar inmerso en una serie de sin sentidos que atentan contra la razón. Y ese mundo no es exclusivo de una sola religión. Maher intenta mostrarnos un paralelismo en todas las religiones el cual se sustenta en la creencia de que cada una tiene una verdad absoluta, pero una verdad que nadie puede explicar con sentido. Lo que si explica el filme con absoluta certeza es que la religión es intolerante por naturaleza.



Con un ácido sentido del humor, Maher entrevista a una serie de personajes de la "Fe". Lo hace simplemente utilizando a la duda como arma. El mérito del cómico norteamericano es precisamente ese: ejerce con inteligencia su capacidad para cuestionar, para llevar a sus interlocutores a terrenos en los que sus "explicaciones" sobre la fe caen sobre su propio peso. Claro, es finalmente un filme que busca enfrentar a dos extremos por lo que los personajes que aparecen en la película son los más radicales de los radicales: conocemos a un tipo que se cree la encarnación de Jesús en su segunda venida; a un par de activistas gays musulmanes, a un judío que niega al holocausto, a un pastor ex gay, al director del museo de la creación, a un sacerdote católico en el Vaticano, a un tele evangelista que sin empacho se gasta el dinero de sus ofrendas en ropa, a un rapero musulmán que canta sobre la Jihad e incluso a Jesús o a su representación terrenal en un parque de diversiones llamado Tierra Santa en Orlando.
Todos creen poseer la verdad absoluta, todos están dispuestos a presentarla y todos son expuestos por un genial Maher y por su extraordinario manejo de la ironía. El filme se transforma en un hilarante viaje por un mundo de sinrazones y de alucinaciones. Tiene otro mérito cuando explica que se han hecho estudios en el cerebro de quienes pasan por algún tipo de trance religioso, es decir el hablar en lenguas o incluso el éxtasis en la alabanza son producto de reacciones cerebrales.




Pero no hay que olvidar que este es un producto audiovisual y por lo tanto utiliza elementos del mismo para convencernos de que es Maher y no sus interlocutores quien tiene la razón. El uso de los close ups cuando los entrevistados son acorralados tienen una profunda intención: la de generar el efecto de sentido de que simplemente se han quedado sin respuestas. Esos largos silencios son producidos en la sala de edición. La música y la manera como está presentada, también juega un papel importante, y por supuesto está el montaje de imágenes que tienen como objetivo ridiculizar a la religión y a quienes le profesan.
Pero a pesar de eso me parece que la película dirigida por Larry Charles tiene un gran mérito: invita a quienes le miran a cuestionar absolutamente todo, incluso aquellos dogmas que han estado presentes por muchos años en el planeta y que se han convertido en los catalizadores de todos los desastres, las guerras y los odios a nivel mundial.
Hay un diálogo en el filme que me voy a permitir traducir de manera libre. Lo hago porque me parece un argumento poderoso y que vale la pena que sea entendido incluso por los dos lectores de este blog que no hablan inglés:

"La ironía de la religión es que su poder de división de la humanidad, puede llevar realmente al mundo a su final. El hecho es que la religión debe terminarse en beneficio de la humanidad. Comienza a ser tarde para perdonar todas las decisiones que ha hecho la gente religiosa. Por los irracionales, por aquellos que parecen guiarse no por un compás, sino por la lectura de las entrañas de un pollo. George Bush hizo muchas oraciones por Irak, pero nunca aprendió mucho de eso. La fe consiste en hacer una virtud del no pensar. Y aquellos que predican sobre la fe y la elevan, son esclavistas intelectuales, que mantienen a la humanidad atada a fantasías y sin sentidos que solamente han servido para justificar loqueras y destrucción. La religión es peligrosa porque permite que seres humanos que no tienen todas las respuestas, creen si las poseen. La mayoría de la gente piensa que es maravilloso cuando se dice "¡Estoy dispuesto Señor!, haré lo que tu quieras que haga" excepto que como no hay dioses que nos estén hablando, esa voz que les ordena hacer, es realmente la de gente con su propia corrupción, limitación y agenda".

En resumen, lo que filme es rescata es que la religión es un asunto de hombres. De gente que ha decidido cree en lo increíble y que ha renunciado a si mismos en pos de asuntos que no tienen nada que ver con dioses, sino con el poder que genera la manipulación por medio de la fe. Maher rescata a la duda, como la sencilla y humilde herramienta que puede generar un cambio en la humanidad. Ello me parece un mérito. Porque dudar es sinónimo de madurez y está en esa capacidad de cuestionar y cuestionarnos, en la que parece estar la última esperanza para un planeta que está perdido entre la superstición y el fanatismo religioso.

Así las cosas hoy viernes...

PS...Por cierto, hoy he literalmente sido el único espectador de esta película en la sala de Cinépolis Sendero en la que se exhibe en Mérida. A este paso es posible que el próximo jueves salga para siempre de las carteleras meridanas. Si ustedes me leen en esta ciudad, corran a verla...

Salud pues......

5 comentarios:

Rodrigo dijo...

Gracias por el dato! Me acabo de chutar el documental.
Si la retiran pronto de cartelera puede verse online en la siguiente link:

http://www.veocine.es/documental/religulous_67204.html

(subtítulos en español)

Definiticamente un documental muy recomendable.
salu2...!

Gran Fornicador dijo...

Me convenciste, la veré. Si se me antojó mucho. Alguna vez has leído a Richard Dawkins? Es divulgación científica genial e irónica, realmente la disfrutarías. Su último libro se llama "The God Delusion".

Antonio dijo...

No imaginé que fuera a llegar a cines en México. Yo la ví hace unos meses en el sitio:

http://www.docuciencia.es/2009/02/religulous-de-bill-maher/

(Todavía está)

Es buena. El diálogo con su mamá es muy divertido. Tienes razón en lo del manejo de la edición. Me recordó un poco el estilo de Michael Moore que combina diálogos con reflexiones y silencios con imágenes para hacer sentir que los contrarios están equivocados. A ese respecto, me gusta mucho más el programa "The root of all evil" de Richard Dawkins.

Un Abrazo.

Kix dijo...

Pero por supuesto que quiero verla!!!! Deja consulto la cartelera!!

Gracias por el tip.

hector julián dijo...

La fe consiste en hacer una virtud del no pensar.

Esa, para mí, fue la mejor frase de la película... esa y el sig diálogo:

Bill Maher: ¿Vives creyendo que cuando te mueras vas a ir a un lugar mejor?

Creyente: Sí.

Bill Maher: Entonces, ¿porqué no te matas?