viernes, noviembre 16, 2007

De Rodolfo...

Seven Readers!!

¿Cuántos músicos en el planeta, se atreverían a realizar un disco en el que solamente se escucharán dos instrumentos: el piano y la voz?. Cuéntenlos con los dedos de una mano. Fito Páez se ha atrevido y su Rodolfo, es una pieza única, maravillosa, en la cual el artista parece desnudarse musicalmente y abrir al escucha un alma que aún tiene mucho por contar, mucho por decir.



Rodolfo es Fito al piano, es Fito cantando con ese estilo tan particular que le ha convertido en un clásico latinoamericano. Es un Fito intimista y universal, capaz de crear una atmósfera sonora llena de reflejos en los que uno terminará por mirarse junto al cantante.
Fito le canta al amor, al desamor, al matrimonio, a la sociedad y sus problemas, a la rutina, a las rupturas e incluso a sus influencias musicales. Es evidente que ha alcanzado una madurez artística, lo que le permite sonar con una autoridad dentro de su lírica, pocas veces alcanzada por el músico. Sus letras suenan más poesías musicalizadas que a canciones de corte pop. La primera línea del disco es una muestra de lo que digo:

La sabiduría llega cuando no nos sirve para nada, no nos sirve para nada, y todo lo que pasa conviene. Son las reglas del destino, son las reglas del amar.

Si es amor es un canto a la música. A partir de esta letra, comienza un recorrido similar al de una noche a la luz de las velas. Con el cantante exponiéndose y exponiéndonos. Sofi fue una nena de Papá, el segundo track, cuenta una historia realmente desgarradora.

Sofi fue una nena de papá y hoy duerme en la cárcel de mujeres, ella no saldrá nunca más, así paga su libertad...

Es una canción sobre el abuso y la violencia intrafamiliar. Vas conmigo es un canto a Rosario, a la ciudad de sus amores en la que fito se reconoce como uno más de los personajes que deambulan por sus calles

El cielo de rosario flota sobre el Paraná…por más que el universo se traslade de lugar, vos siempre vas conmigo, yendo de ciudad en ciudad...

Nocturno en sol +, es un tema con reminiscencias al período romántico del siglo XIX. Es un Fito emparentado con Chopin y Lizt, un Fito que se empeña en demostrar su entrenamiento como pianista y como gran compositor.

El cuarto de al lado es un tema sobre el matrimonio y la rutina que parece venir acompañada de los hijos. Una canción que suena más a una confesión personal, a un pequeño asomo a la propias experiencias de Páez.

Yo sólo sé que nunca estuve a la altura, yo me hago el inocente y vos te haces la dura. Igual está el amor, no se puede parar. Los hijos están en el cuarto de al lado...

Cae la noche en Okinawa es un tema lleno de metáforas y de una intoxicante nostalgia. Fito evoca a personajes distantes, que se han perdido entre una playa iluminada por la luna, para invitarnos a soñar con un camino sinuoso, pero que lleva un sol al final.

¿A dónde crees que vas? Luna que mojas el mar, mientras soñás que te dormís, el mundo entero sigue aquí...

Siempre te voy amar, es una canción sobre ese amor desinterado. Ese amor casi bíblico, que todo lo cree, todo lo soporta.

Aunque me arrojes al mar, vos sos la sal de mi vida…yo siempre te voy a amar...

Mágica hermosura habla de un encuentro fortuito, pero determinante. De esas cosas que suelen pasar sin querer y que terminan por marcar a existencias enteras. De esas cosas que suelen hacer de la vida algo muy cercano a la magia.

Por eso siempre vas a estar en mi alma, libre, abierta y plena de luz. Es que el tiempo llega y se pasa…

El verdadero amar es otra historia metafórica que habla sobre el amor de una madre a su hija. Un amor que está más allá de cualquier juicio, duda o tragedia..

Lucy ya no duerme en casa...¿dónde está?...su madre sabe bien que se debe apurar, si no la saca ahora ya no hay salida...

Waltz for Marguie, otro tema ligado al clasicismo romántico.

Gracias es un homenaje a tres grandes músicos argentinos: Luis Alberto Spinetta, Litto Nebbia y Charly García. Los tres ligados a Páez en más de un sentido, pero el más importante es una influencia recíproca que ha generado un catálogo musical realmente impresionante y que de alguna forma provee de identidad al rock proveniente del cono sur americano.

Sus músicas nos hacen brillar, sus músicas no hacen cantar. Sus músicas nos cuentan que algunas cosas están en su preciso lugar...

Por último la Zamba del Cielo. Un tema que cierra con broche de oro al trabajo. Fito reflexiona sobre la vida y sobre la esperanza a la que de alguna manera u otra, solemos aferrarnos los seres humanos. Es una especie de feliz epitafio.

La vida es una hoguera que quema toda ilusión. La vida también regala gente divina de corazón...


Rodolfo es sin duda el disco más personal hecho por Fito Páez hasta la fecha. Su voz, su forma de frasear e incluso sus defectos de respiración al cantar, se encuentran presentes en el disco. Es un trabajo sin falsas vestiduras, sin arreglos complejos. Pero es el trabajo de un pianista exquisito, de un hombre que ha trascendido las fronteras de argentina, para convertirse en uno de esos raros seres que hoy giran en la industria de la música: es todo un músico.

Aquí dos temas del Rodolfo.

El cuarto de al lado



Zamba del Cielo…



Y el vídeo de Si es amor…



Así las cosas este viernes…

Estas y otras poperas reflexiones en el Magazine. 103.9 fm si viven en Mérida, www.radio.uady.mx si están más allá de Umán.

Salud pues……

6 comentarios:

Fuji dijo...

Algún día, ojalá podamos charlar de esto. Muchos saludos!

Don Pisador dijo...

orale! esta chingon tu blo', regresare a leer mas entradas! saludos!

Mariana dijo...

Gracias por este paseo personal sobre el personal album de Fito. A mí él me late como compositor. No tanto como intérprete. Es difícil que me acerque a su música porque me desconcierta un poco la personalidad del artista. De cualquier forma, escucharé las que tienes en tu post.

¡Besos!

paleta dijo...

...gracias...

Angie Sandino dijo...

Excelente... no digo más.
un beso.

La Eternidad por fin comienza... dijo...

YO LO QUIEROOOOOOOOOOOO!!
GRAS MI DAVE...
MIL BESOS