miércoles, noviembre 14, 2007

De dos grandes estrenos televisivos...

Seven Readers!!

Bueno ha llegado el miércoles.
La semana pasada los canales de televisión de paga anduvieron estrenando series al por mayor. Los principales estrenos se dieron en Sony y Warner (Fox discretamente estrenó Tiempo final, pero me parece que hay que este programa merece un largo post). Hubo cosas malas (Gossip Girl) cosas medianas (Rules of Engagment) y cosas realmente excelentes (Big Day). Además regresaron con nuevas temporadas clásicos como Smallville (con la forzada aparición de Supergirl) y Boston Legal (que desborda creatividad, inteligencia y una marcada crítica al Estados Unidos de Nuestro días).
De las que desde hoy se antojan como imprescindibles, están una ingeniosa y singular comedia y una obra maestra de la televisión. Samantha Who, que se estrenó los lunes por la noche a través de Sony; y Californication, que se está transmitiendo por Warner Channel los martes a las 11 de la noche.
Vamos con Samantha Who.
Imagínense que un día caen en coma y al despertar se encuentran con que están rodeados de gente completamente extraña que sin embargo se comporta contigo con una familiaridad inusitada e incluso atemorizante. Y es que cuando despiertas, simplemente has perdido completamente la memoria. Tratas entonces de recuperar tu vida antigua, pero te vas dando cuenta que en realidad eras alguien sumamente malvado y que solía hacerle daño a mucha gente. ¿Qué harías entonces: regresar a ser quien eras, o tratar de cambiar por completo?
Esta es la premisa de Samantha Who y a partir de la misma se desarrolla una historia frenética, llena de situaciones enredadas y con una mujer que recibe una segunda oportunidad: la enmendar a su entorno y a si misma. Es realidad la serie funciona perfectamente como una metáfora de nuestra sociedad, pues parecería que de alguna forma todos estamos en la constante búsqueda por hallarnos en el medio de un contexto cada vez más caótico, al que también tratamos de transformar.
La serie está actuada por la fantástica Christina Applegate (Kelly Bundy de Married With Children) quien proyecta lo necesaria para convertir a su personaje en alguien realmente entrañable. Su capacidad para la comedia física, y en ese aire de sensual y atractiva ingenuidad que le rodea, son aún más notorias en esta ocurrente y refrescante serie de televisión.
Aquí tienen el trailer promocional, cuando el programa aún iba a llamarse Sam I am.



Californication es una obra maestra. Una serie que durante treinta minutos, desborda en situaciones que golpean directamente a los intestinos. Warner ha intentado venderla como una serie de sexo explícito, en una estrategia de mercadotecnia que tal vez atrape a algunos incautos, que correrán cuando se den cuenta de que detrás de las mujeres desnudas y los culos al aire, está una tragicomedia sobre la vida misma y el amor en estos disfuncionales tiempos.
Y si, ahí está David Duchovny interpretando a Hank Moody. Moody es un gran escritor, que tiene la particularidad de haber escrito un libro monumental (God Hate us all), vendió los derechos del mismo a Hollywood y con él se ha filmado una película, protagonizada por Tom y Katie, que ha resultado en un éxito de Taquilla. El resultado: todos ahora le conocen por el filme, aunque Hank odie este hecho al máximo y le inteprete como un gran fracaso a nivel personal.
Su vida privada también es un desastre. Su gran amor le ha abandonado por la misma razón por la que miles de mujeres dejan a los hombres en nuestros días: por que nos resistimos a crecer. Por que crecer significa adquirir mayores grados de compromiso, y por que al resistirnos a crecer, nos vamos convirtiendo en unos perfectos imbéciles. Ahora ella está a punto de casarse con un tipo con un trabajo estable, con muchísimo dinero pero sumamente aburrido.
Para colmo, su editor le obliga a hacer algo para sobrevivir que simplemente no comprende: escribir un Blog (para la revista de la que resulta dueño el futuro esposo de su ex) Y si hay algo que un escritor de cepa desprecia es precisamente eso: tener un blog. Hank no comprende a los medios digitales. El es un residuo del siglo XX, inmerso en una era digital incomprensible.
Californication tiene mucha relación con Samantha Who. Es decir, estamos ante un tipo desesperado por reconstruir su vida, sin saber como hacerlo. Alguien que necesita a su verdadero amor para poder sobrevivir, alguien que necesita con urgencia el perdón de su mujer, el amor de su hija y regresar a la escritura apasionada para poder sobrevivir.
Pero mientras eso sucede fornicará con cuanta mujer se le ponga enfrente: casadas, divorciadas, solteras, meseras actrices. En el primer capítulo le vimos ligando a una mujer joven. Terminará en la cama con ella, solo para descubrir posteriormente que ha tenido relaciones con una chica de 16 años, que además resulta ser la hija del futuro esposo de su ex. (como dato anecdótico, esta sensual lolita, es interpretada por Madeline Zima…si, la pequeña niña a la que conocimos con el nombre de Gracie en The Nanny…ha crecido, en realidad tiene 25 años, y ha crecido espectacularmente).
David Duchovny finalmente ha encontrado la serie que va a provocar que el público se olvide para siempre de Fox Mulder. Su caída libre está llena de sinceridad, de nostalgia por otros tiempos, de situaciones divertidas y llenas de ternura (la relación de Hank con su hija está llena de estos momentos, especialmente por que ella parece tener más madurez que el padre).
Californication es maravillosa. Una serie digna de nuestro tiempo, una gran historia de amor y que explora moralmente, a seres humanos que, hundidos en una ciudad tan impersonal como Los Ángeles, están inmersos en procesos auto destructivos de los que buscan salir con desesperación.
Aquí el trailer.






Así las cosas hoy miércoles…

UPDATE...jueves madrugada... (The following takes place between 12: 33 and 12:34am)...

Diablos, miren lo que me acabo de encontrar...el séptimo día...i'm speechless....



MARZO...ah que emocionante será marzo....


Salud pues…….

5 comentarios:

Angie Sandino dijo...

Samantha who? se me antoja para excelente junto con Califormication... el dia que hable sobre big love, quizas no me supe dar a entender, pero a mi si me gustan algunas series gringas, de hecho me aventé todas las temporadas de Seinfeld (mi favorita), Married with children, Dawson Creek y Friends... me refería más bien a los reality shows que aqui entre nos los hiperodio, no me haces ver ni pagada un big brother ó un bailando por un sueño, menos aún esa pavada de los timbiriches nuevos ni nada parecido... no me gusta ver tvnovelas por nada del mundo y Big love me enganchó en el canal hbo, porque soy adictísima a las movies...

De las series actuales, veo ya muy pocas (x falta de tiempo) y porque ninguna me ha enganchado severamente, men in trees la comencé y la solté, pero de WB no me pierdo two and a half men por un lado porque Charlie Cheen y Jon Cryer actuan genial (desde mi humilde punto de vista) y por otro y no menos importante es que mi alter ego es Charlie Harper... es mi persona favorita,ja,ja,ja...

Bueno esto ya parece testamento, te dejo un beso!

Alessandro Romero dijo...

Creo que no hay mejor forma de describir Californication que como un tragicomedia con mucho desnudos, muy acertado mi buen David :D

De Samantha Who? espero grandes cosas, ojala y no decepcione.

Saludos!

P.D: Curioso, hoy en la mañana también escribi un post sobre estas nuevas series, que bueno que des tu punto de vista sobre los estrenos ;)

Kix dijo...

Vengo a dejar saludines, mi querido Dave. Abrazos!

Tina Marie dijo...

No tengo mucho tiempo para ver televisión pero ¡Vaya que manejas las letras con maestría! En unos cuantos párrafos nos enteras de una manera amena e informada. Me imagino que haz de ser un crítico de cine o tele, de algún periódico o revista por la manera tan sapiente de como llevas al lector.
Gracias por tu visita a mi blog.

marichuy dijo...

David

Desde que vi en los promos que David Duchovny protagonizaba “Californication”, se me antojó un buen; después de tu descripción mucho más. Lo único malo es el horario, pues yo debo levantarme a las 5:00 AM

Buenas reseñas, un abrazo