lunes, noviembre 12, 2007

De El Rey que rabió...y el revolucionario de cuarta...

Seven Readers!!!


La prensa de todo el mundo comenta hoy el affaire Rey Juan Carlos – Hugo Chávez. Y es que si ustedes no están enterados aún del numerito aquí tienen el vídeo de los sucedido en la 17 Cumbre Iberoamericana realizada en Chile.





Vamos por partes.
Chávez denunciaba que durante la intentona de Golpe que sufrió en 2002. El gobierno de José María Aznar, junto con el de Estados Unidos, se quedaron de brazos cruzados, mientras que la comunidad internacional denunciaba el hecho con toda fuerza. Acusaba a Aznar de ser un injerencista, lo que molestó al Rey Juan Carlos produciéndose un duelo de exabruptos.
Chávez tiene razón. Desde hace varios meses, Aznar ha declarado que pretende encabezar una cruzada destinada a acabar con el “populismo de América Latina”. Sus baterías evidentemente están enfocadas a Venezuela, Bolivia y Cuba. Nosotros en México padecimos las injerencias de Aznar, cuando en 2006 el ex dirigente del PP español vino a pedirnos a todos que votáramos por Calderón, mientras que el gobierno de Fox se hacía olímpicamente de la vista gorda ante flagrantes violaciones de un extranjero a la Constitución Mexicana. El ex asesor de imagen de Aznar, el famoso señor Solá, fue el encargado de orquestar toda la guerra sucia en contra de López Obrador a quien Aznar veía como una nueva amenaza populista. Es evidente que ambos casos, del de Venezuela y México, hubo una injerencia por parte del ex presidente del gobierno español. En el país andino fracasó, mientras que en México en cierta medida tuvo éxito al coadyuvar para impedir que la izquierda llegase al poder.
Por otra parte es una realidad que existen un buen número de empresarios españoles que han comenzado una nueva forma de colonización: la económica. Si, ya sé que no faltará quien diga que lo que hacen es venir a crear a empleos, pero ¿a costa de qué? Hoy existen grandes desarrollos turísticos en el caribe mexicano que son explotados, muchas veces en detrimento de los ecosistemas (y de formas de organización social y cultural milenarias), sin medida por los españoles. España es un país desarrollado, capitalista y que ya funciona en una lógica completamente diferente a la de América Latina.
Después de la instauración de la democracia y con el fin de la dictadura de Franco, España fue parte importante en la consolidación democrática de nuestro continente. De alguna forma, siempre fue un contrapeso a las políticas imperialistas dictadas desde Washington. Pero, los tiempos cambian y hoy desde la península ibérica se practica un capitalismo apabullante y el gobierno, incluso el de un socialista como Rodríguez Zapatero, tiene que proteger las inversiones que sus poderosos empresarios están haciendo en el continente. No es de extrañar entonces la posición asumida por el Jefe de Gobierno Español, al refutar las acusaciones hechas no sólo por Chávez, sino también por Evo Morales y el presidente Nicaragüense Daniel Ortega, quienes acusaron, con mucho de razón a su favor, a los consorcios españoles de prácticas económicas imperialistas y depredadoras.
Pero Chávez comete errores. Impulsado por su particular verborrea, descalifica sin ofrecer pruebas, ofende y no discute, emite arengas y no es capaz de mantener un diálogo entre Jefes de Estado. Se asume a sí mismo como ideólogo de una buena parte del continente y habla de democracia, cuando él mismo se ha convertido en una especie de pequeño monarca absolutista.
Ha pretendido encabezar una revolución “bolivariana” analogándola con la cubana. Pero Chávez no es Fidel Castro , pues el cubano era un experto diplomático, un estadista. Alguien que se manejaba brillantemente en las arenas diplomáticas y que presentaba con firmeza y gran inteligencia sus argumentos que podían ser erróneos y discutibles, pero Castro siempre evitó entrar en la descalificación fácil, aquella que surge de la falta de capacidad e inteligencia para mantener un debate de altura. Chávez no tiene esos tamaños, y se ha convertido en una gran caricatura de si mismo y de su falsa imagen democrática. Además no hay que olvidar que mientras Castro llegó al poder a través de una revolución que tuvo un profundo respaldo popular; Chávez mismo instrumentó en su momento golpes de estado en contra de autoridades legítima y democráticamente elegidas.
Chávez también representa a esa parte del continente que aún mantiene un resentimiento en contra de todo aquello que provenga de España. Aquella parte que no ha terminado por entender que lo sucedido hace 500 años, es parte de un pasado común. Que es cierto, la colonización de América fue brutal, pero sus sincretismos son los que hoy le han dado identidad a toda una región del mundo. Ni todo lo Español fue negativo, ni todo lo indígena positivo. Hoy somos el resultado de esa mezcla, y tenemos que ahondar en lo que somos y no en lo que fuimos o pudimos ser. Los resentimientos históricos son estériles y suelen ocasionar divisiones realmente profundas.
Por lo tanto, lo sucedido en Chile es simplemente consecuencia de las circunstancias en las que se encuentra actualmente Iberoamérica. Una región del mundo dividida y en la que los líderes parecen estar muy alejados tanto en términos políticos, como sociales, pero sobre todo económicos.
Tal vez hoy, la cultura como elemento de diálogo y de concertación, puede ser lo que termine por solventar las diferencias que existen en la región. Y la realidad es que Iberoamérica necesita fortalecerse como bloque un bloque económico, social y cultural, a reserva de correr el riesgo de ser engullida por bloques regionales que hoy poseen mayor fortaleza, sobre todo en términos de identidad regional.

Así las cosas hoy Lunes…

Buena semana a todos…

PS1…¿Y cómo esta eso de que México es Sub campeón mundial de Fútbol de playa? Otra vez una historia de éxito sin apoyo, de triunfo sin publicidad televisiva. Lo del equipo de Raya es un gran logro. Eso sí, a ver ahora cuantos vienen a colgarse del éxito.

Salud pues……

Rabió

5 comentarios:

Angie Sandino dijo...

Je,je...He disfrutado tanto de la noticia que por primera vez hable sobre algo relacionado a políticos en mi blog, obviamente no hablo con tanta propiedad sobre el tema como lo haces tú, pero aqui ya andan con el ringtone del rey!

Un beso y feliz semana!

rodrigo dijo...

Respecto a tu comentario "Después de la instauración de la democracia y con el derrocamiento de Franco , España fue parte importante en la consolidación democrática de nuestro continente.", solo aclarar que no derrocaron a Franco, sino que se murió solito en 1975.
Salu2!

David Moreno dijo...

Rodrigo: tienes toda la razón...ahora corrijo..

Saludos a ambos...

Antonio dijo...

Muy buena explicación. Entre España y Latinoamérica la situación se ha vuelto muy tirante y las tensiones empiezan a surgir. Por lo que ví en el periódico, Chávez estaba interrumpiendo cuando no le tocaba hablar y fue ese error de forma lo que le dió derecho al rey español para callarlo.

Un Abrazo.

marichuy dijo...

David

Admito y confieso: soy políticamente incorrecta y socialmente inconveniente. La monarquía me parece anacrónica, y me choca que ciertos personajes espñoles se comporten, respecto de América Latina, como si todavía viviéramos en el Siglo XVIII.

Quizá por ello -y porque Aznar me parece un personaje impresentable, reducto del fascismo franquista, disfrazado de demócrata de ultraderecha-, es que no pude evitar un gozo, casi obsceno, con el berrinche del rey español. Más allá de que Chávez desquicia a cualquiera, en este caso el rey se equivocó, el venezolano ni siquiera estaba hablando con él y además, el nefasto de Aznar no vale ninguna defensa "real", ni siquiera una gresca, eso es engrandecerlo

Un abrazo