lunes, junio 25, 2007

Del fracaso de Hugo y un aniversario...

Seven Readers!!!


Y bueno…no era de extrañar que México perdiese ante Estados Unidos. Especialmente por que fue derrotado en el terreno en el que la selección es más débil: el táctico. Cuando se vio abajo, Bob Bradley realizó los cambios exactos, ajustó sus líneas y simplemente esperó con paciencia a que las cosas le funcionaran. Y lo hicieron, con un gran gol como colofón. Cuando se vio abajo, Huguito esperó más de 15 minutos para decidirse a hacer un ajuste y lo único que pudo hacer fue amontonar gente al frente, sin ningún tipo de orden y confiando solamente en sus individualidades. Y evidentemente no logró nada. Al final, aunque hubo una leve mejoría, que tuvo como sustento al coraje y a la determinación de los jugadores, pasó lo de siempre: se perdió y lo más triste fue ante el odiado rival quien se consolida como el mejor del área.
Y ahí quedan las palabras de Hugo. El tipo que prometió que ganaría todo torneo en el que se parase la selección; el que decía que con él seguro seríamos campeones del mundo y que hoy no es ni siquiera capaz de reconocer que ha fracasado rotundamente al frente del seleccionado nacional. Un equipo que hace agua por todas partes.
Cómo se extraña ahora a Lavolpe, quien tuvo el gran pecado de no tener una buena relación con los medios, pero que logró dos cosas que Hugo parece ser que no logrará: por un lado tener un vestuario unido al máximo y plenamente convencido de la idea futbolística del técnico y, por ende, hacer que los jugadores salgan a la cancha con la plena conciencia de lo que se tiene que llevar a cabo en ella. No lo logrará por que como bien dijo Luis Aragonés (quien fuera el técnico que le llevó a España con el Atlético de Madrid) “Hugo Sánchez no es técnico”. Si a los federativos les interesara un poco la selección, tendrían ya que correr a Hugo y traer a alguien que realmente sepa el significado de entrenar a una selección, alguien preocupado por el equipo y no por si mismo y que tenga la capacidad de convencer a sus jugadores de su idea futbolística.
Y las malas noticias continúan: el miércoles contra Brasil en el debut la Copa América...el desastre puede ser mayúsculo. Aunque si le ganan a los cariocas…todo se nos puede olvidar…así es el fútbol.
Lo mejor de ayer: Nery Castillo, un jugador diferente y que si aprende a soltar más rápido la pelota puede aportar mucho para el equipo. (¿por qué diablos lo sentaba Huguito….eso es indescifrable?).
La transición futbolística se parece a la política: ninguna ha logrado satisfacer las enormes expectativas mediáticas que su alrededor se han generado.


25 años…

"Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir".

Roy, el replicante interpretado por el actor Rutger Hauer, le dice esta frase a un golpeado Rick Deckard (Harrison Ford) al final de la maravillosa Blade Runner que hoy cumple 25 años de haberse estrenado.
Rodada en decorados humedecidos por la lluvia y la neblina que caracterizan esta película en la que apenas se ve el sol, Blade Runner unió bajo una hipnótica banda sonora de Vangelis el alma caótica de Nueva York, Londres, Bangkok y Hong Kong en un diseño visual mil y una veces imitado desde entonces y bautizado como ciberpunk, mezcla de tecnología y marginalidad existencialista. Una maravilla que tiene elementos de ciencia ficción, con personajes arquetípicos del cine negro como el detective renegado o la femme fatale.
A 25 años de distancia, son muchas las valoraciones que pueden hacerse de éste hoy clásico de culto. Éstas van desde su profundidad temática, sus cuestionamientos morales, su reinvención de la Ciencia Ficción, su forma de presentar a la tecnología, el alcance de la misma y el triunfo de los sentimientos como representación máxima de lo humano; la perfección alcanzada en términos estéticos y de puesta en escena; la partitura futurista de Vangelis y la dirección de un Ridley Scott perfeccionista, maduro y arriesgado.
Estamos ante una de las películas más importantes en la historia del cine y tal vez ante la más importante en el rubro de la ciencia ficción (algo que pueden seguramente discutirme los fanáticos de 2001: A space Odissey o de Solaris) pues sirvió para darle al género un toque de seriedad que amenazaba con perderse.
Si aún no han visto Blade Runner, deben hacerlo. Especialmente la versión del director con su plano onírico que fue retirado en su estreno comercial y sin la locución explicativa de Ford durante toda la película y el final feliz, con idílicos planos de montañas tomados de descartes de El Resplandor del propio Kubrick. El corte del director es mucho más escalofriante y con más posibilidades del orden interpretativo.
Así que aquí tienen, la maravillosa escena que les conté al principio en homenaje a Blade Runner.



Así las cosas hoy lunes…

Salud pues……

3 comentarios:

Kix dijo...

Me super hiper mega requete encanta Blade Runner!!! Cómo olvidar a los temibles Replicants... o cómo olvidar el darte cuenta que de pronto tú mismo puedes ser uno...

Y de la selección... RECONTRACHALE!!!!! Tengo un cuate que está convencido que fue un regalito a USA, que el árbitro estaba vendido y demás. Yo intenté decirle que con todo y que no me parecía penal el que les marcaron, también es cierto que de cualquier manera creo que nos hubieran ganado, ya que hubieron varios sustitos que nos pararon por ahí ANTES de que entrara el segundo gol.

IS dijo...

Creo que quien debe llevar a la selección al mundial es el entrenador (del que ahora no recuerdo el nombre) de los que ganaron el mundial juvenil con Giovani y compañía y también creo, que con algunos refuerzos, es esa la selección a la que hay que dar seguimiento hasta el mundial.

Angie Sandino dijo...

Precioso, ultimamente hablas mucho de fútbol, y de series que pasaron durante mi amnesia provocada por mi rapto extraterrestre... ¿Dónde dejaste el Pop?... I miss it!

Besos de una desubicada!