viernes, mayo 18, 2007

De una película impresionante (o del poder del cine como documento...o de un filme que me hizo llorar, maravillado por eso que llaman cine...)...

Seven Readers!!

La palabra Globalización forma hoy parte intrínseca de nuestro vocabulario, aunque quizá muchos no comprendamos del todo lo que ello significa. La Academia puede tener muchas respuestas, pero éstas dependerán de la rama de la misma que se dedique a abordar el problema: los politólogos tendrán una visión, los antropólogos y los economistas otra. Lo único cierto es que la Globalización está presente en el planeta y todos, de alguna forma u otra, hemos sentido los efectos de este fenómeno.
El cine de nuestros días es en si mismo un producto de la globalización, especialmente en dos de sus aspectos: el de la producción y el de la distribución. En ambos casos la globalización está presente con sus aspectos negativos y positivos: una cinematografía tratando de ser la más poderosa, directores que luchan por sacar al mundo sus películas, filmes realizados por gente procedente de diversas culturas, etc. Pero en si, el cine no ha explorado lo que es el fenómeno y lo que significa. Pocas películas han intentado explicar o mostrar lo que es vivir en esta “aldea global” que es el planeta tierra, lo cual es extraño ya que el cine posee recursos extraordinarios para explicarnos nuestra historia, y para emocionarnos mientras lo hace. Pero siempre es grato encontrarse con intentos que utilizan la capacidad del cine para contarnos lo que vivimos hoy en día. Powaqqatsi de Godfrey Reggio, es una de esas películas.
Filmada en 1988, la película muestra a un mundo globalizado, diverso, pero en el que las culturas que lo habitan comparten no solo un planeta, sino universos simbólicos similares, formas y modos de producción, y problemáticas que nos son comunes. Powaqqatsi, tiene una gran virtud: regresa al signo que le dio origen al cine, es decir es un regreso a la imagen. Es un filme sin diálogos, en el que las imágenes de la gente de cuatro continentes nos van contando la historia de un planeta que cada vez se hace más pequeño.
La película nos lleva por la historia de quienes habitan a la tierra, a través de una serie de poderosas y bien pensadas imágenes. La planificación del filme juega un papel muy importante, los planos están montados de tal forma que sirven de contraste, comparación, pero también de punto de unión intercultural. Así vemos que la danza ritual y festiva tiene tanta importancia en una región apartada de Asia, como en un pueblo Boliviano. O que el rito religioso es tan importante en alguna tribu africana, como lo es en una iglesia en lo profundo de la selva amazónica. (Hay varias imágenes que calan en lo profundo...en la secuencia precréditos encontramos una imagen que es impresionante: dos hombres, trabajadores del carbón, cargan a otro víctima del cansancio...o la toma de un niño desnudo que camina, gozoso por la playa, imagen libertaria y liberadora)
El montaje de Powaqqatsi, (realizado por Iris Cahn, Miroslav Janek y Alton Walpole) sirve para recortar distancias y para condensar, en el tiempo y en el espacio cinematográfico, a este globalizado mundo en el cual vivimos. Reggio centra sus imágenes en un mundo siempre en constante movimiento; un mundo lleno de felicidad, de trabajo, de dolor y sobre todo de seres humanos que invariablemente están ligados unos a otros por sus productos, por la comunicación y por todo aquello que comparten, aún a la distancia. Las imágenes pueden hablar por si solas, pero están acompañadas de la música de uno de los más grandes genios de nuestro tiempo: Philip Glass. Glass es un experto en generar ambientes a través de su música. Lo que hace en Powaqqatsi es construir una sinfonía ambiental, con vida propia, que sirve como un maravilloso contexto a las imágenes presentas por Reggio y fotografiadas por Graham Berry y Leonidas Zourdoumis. La música le brinda ritmo al filme, pero también sirve como contrapunto de lo visual, creando un ballet cinematográfico único, exquisito y emocionante.
Un filme que explora la transición de las naciones tecnológicamente emergentes y la influencia que la “modernización” occidental ha tenido en ellas. Una muestra del poder universal que tiene el lenguaje cinematográfico; y, sobre todo, Powaqqatsi es una película que a sus casi veinte años, nos cuenta una historia llena de actualidad, especialmente cuando la noción de aldea global está cada vez más presente en nuestra vida cotidiana.
Indispensable.



Así las cosas hoy viernes…

PS1…Por cierto, la película puede conseguirse en Blockbuster. Si lo hacen ahí, miren en la parte posterior de la caja oficial de la compañía. Notarán que dice “Sin Guión” !ZAZ….Idiotez total¡, por que los tarados de la compañía de alquiler de DVD’s comparan al guión con los diálogos. Por supuesto que la película tiene guión y este es maravilloso (escrito por el propio Reggio, junto a Ken Richards). Lo malo, es que así se contribuye a fomentar el desconocimiento de la gente, pues pensará que el guión se limita simplemente a escribir diálogos cuando éstos son solamente una parte del mismo. Es una vergüenza lo que a veces hacen éstas grandes compañías.

PS2…Chivas ayer fue ineficaz…aún hay esperanza, pero no veo al equipo con buen nivel…

PS3…Elecciones el domingo, el lunes les cuento la visión de este su freakradioproducer servidor…de lo que pasó en esta calurosa península…

Salud pues……

4 comentarios:

claus dijo...

Es bueno haber leido el post.
Ya había rentado esa peli, me llamó la At'n, pero sólo ví el principio, no recuerdo por qué no la pude ver, me dió curiosidad, pero me la sacié con el hecho de haberla tenido y no verla, Ahora, ya teniendo una idea de lo que se ve, para el dominguito me convertiré en una observadora de imágenes.

Kix dijo...

Querido Dave! Vengo a dejarte muchos saludos y que aguantes con valentía la jornadita que les espera para el domingo! A ver qué les depara el voto de las mayorías!

Angie Sandino dijo...

Como en todas tus sugerencias habrá que estar pendientes...

Feliz finde y te dejo un besote!

AndreaLP dijo...

¿qué onda con las elecciones? ¿como les fue?

Respecto a la peli, a ver cuándo se me hace verla porque el cine de arte nomás no se le da a mi marido, jaja.

Un beso.