miércoles, septiembre 27, 2006

Del Rock de Concierto...

Seven Readers!!


Siempre he pensado que si alguno de los grandes compositores de siglos pasados viviese hoy, estaría haciendo rock (alguien probablemente me diría que no, que seguramente serían Dj’s, pero aún tengo mis dudas sobre si los Dj’s son realmente o músicos o tipos con un gran oído musical, un gran sentido del ritmo y una capacidad impresionante para echar a perder canciones; pero tal vez mi reticencia hacía con la música electrónica sea una cuestión de carácter generacional. Maybe I’m Getting old) En realidad muchos de los grandes músicos como Mozart o Tchaikovsky, llevaron vidas de Rock Star: fiestas, derroche de dinero, alcohol y problemas de identidad que terminaron destruyéndoles, pero al mismo tiempo hicieron música con gran pasión, con vida, con energía. Música que ha permanecido indeleble en el tiempo y en la memoria de muchas generaciones.
La música sinfónica y el rock tienen muchísimas cosas en común. Pero me parece que la que más resalta es la pasión. La buena música de concierto y el buen rock son apasionados, duros y pueden llevarte a descubrir sensaciones nuevas, y a volar gracias al sonido de violines, instrumentos de viento o portentosos y memorables riffs de guitarra.
Es por ello que han existido muchos intentos de combinar al rock con la música sinfónica, algo que incluso ha dado lugar a un nuevo subgénero musical: el rock sinfónico, que no es otra cosa que un rock majestuoso y penetrante, en el que los instrumentos clásicos de una orquesta se mezclan con los del rock, para crear modernas y rockeras sinfonías, o bien llevar duras melodías del rock al contexto de la llamada música clásica. A lo largo de la historia han existido muchos intentos de realizar esta mezcla, algunos han sido afortunados, otros no tanto; pero recientemente descubrí a un grupo que ha sabido realizar esta amalgama tal vez como ningún otro: Trans-Siberian Orchestra.
Formada con los remanentes de otra gran banda de culto llamada Savatage, Trans-Siberian está conformada por más de 20 músicos que realizan un espectáculo impresionante en donde la fusión de rock con música sinfónica alcanza niveles realmente trascendentes. En un principio fueron conocidos por un par de discos en los que literalmente hicieron de los Villancicos Navideños algo digerible para los head bangers. De ahí, se desprende el siguiente corte que es un arreglo rockero del Cascanueces de Piotr Ilich Tchaykovsky.



Powered by Castpost

Noten como se respeta la obra original, al mismo tiempo que adquiere una moderna y rockera dimensión.
Sin embargo, la obra más trascendente, innovadora y majestuosa de Trans-Siberian Orchestra, fue publicada hace un par de años bajo el título de Beethoven’s Last Night.





Estamos ante un gran trabajo conceptual. Una ópera rock que narra la última noche del gran compositor alemán en la tierra. En ella nos encontramos a Beethoven en Viena, justo cuando acaba de terminar de escribir su décima sinfonía. Atormentado por su sordera y sus demonios personales, recibe la visita de la Dama Destino, quien le informa que la hora de su muerte ha llegado. Atrás de Destino, llega Satanás quien le hace firmar un trato para hacerse de la música del genio. Atormentado, Beethoven emprende un viaje hacía el pasado, en compañía de destino. Ahí tiene la oportunidad de encontrarse con su amada, con músicos a los que admiró siempre como Mozart y de darse cuenta de la enorme influencia que su música tendrá en el futuro. En una apoteósica y majestuosa secuencia final, Beethoven logra salvar tanto su alma, como su música del averno, para morir en paz y ascender al cielo en donde le esperan compositores y ángeles para deleitarse con su música. De este maravilloso trabajo se desprende el siguiente corte. La Quinta Sinfonía.





Powered by Castpost


Después de esta gran obra, Trans – Siberian no ha vuelto a editar un disco (o al menos, yo no lo he escuchado). Espero, sinceramente que lo haga pronto, pues me parece que estamos ante un grupo revolucionario y único. Un grupo que demuestra que entre el rock y la música de concierto no existen distancias y que ha revitalizado al rock sinfónico de manera única, llevándolo hacía un diversidad de audiencias que también encontrarán en esta música, una camino para adentrarse a universos nuevos y aparentemente enfrentados.
Música para rockear, para volar y para sentirse un poco más humanos.

Así las cosas este miércoles…

4 comentarios:

Kix dijo...

Uchale, no pude escuchar el cast, pero me imagino que debe ser algo así como Anathema no? Es delicioso escuchar ese tipo de música, eso es música y no pedazos!! o como Dark Tramquility...

IS dijo...

Hola David!
Sólo pude escuchar la música del cascanueces, la de Beethoven no. La verdad es que lo que escuché me gustó mucho.
Saludos
Damaris

David Moreno dijo...

ZAZ...Pues Kix, me has puesto a buscar algo de las bandas a las que mencionas, pues no las conocía...ahora voy a hacerlo :D

IS:
Que bueno...fue frustrante que no escucharan la de Beethoven, pero si, parece que el archivo está dañado...de puro coraje, mañana la subo de nuevo...a ver si ahora si..

Un abrazo...

Ernesto dijo...

pues yo disiento totalmente. esto de disentir no me ha traido muchos amigos a traves de mi vida, pero uno tiene la opcion, tragarse todo lo que le dicen, o protestar cuando no se esta de acuerdo, es cuestion de dignidad. yo creo que debe haber una buena distancia y aclaracion de limites entre todas las corrientes musicales, no solo entre el rock y la musica clasica (mal llamada clasica, yo la llamaria de concierto) El problema no es el instrumental, ni el de la pasion o de la tematica ni cualquier otra cosa extra-musical, el problema es, y por cierto el que mas atañe a cuestiones musicales, pues precisamente el problema musical. el rock y la musica clasica no comparten los mismos ambitos ni en cuanto a timbre, ni en cuanto a armonia, polifonia, ritmo, etc. seria arduo extenderme en este tema, y seria mejor hacer un post al respecto, baste decir que musicalmente estamos hablando de dos cosas totalmente diferentes. por ultimo y ya para terminar, cuando haces esa aseveracion de que "noten como se respeta la obra original", no se porque me hizo pensar en una muchacha lozana y joven, abusada y violada por una pandilla de los seres mas depravados que la imaginacion pueda concebir, y luego de cometer su acto, comentaran "la hemos respetado".