lunes, septiembre 18, 2006

De los dias post patrios...

Seven Readers!!


Obsequio a quienes gusten pasar por mi casa (que también es la suya) cualquier cantidad de Pozole. Añado totopos, limones, rábanos y cebolla. No tengo la intención de comer la vianda por una semana ya que terminaré rodando por las calles de Mérida.
Y es que, mis patrióticos seven readers, la fiesta del 15 por la noche tuvo como resultado eso: un gran resto de pozole. Yo no entiendo, convocas a la gente, todo el mundo te dice que irá y al final solamente el 50% de quienes tu has invitado asiste a la ceremonia casera del grito dejándote con tantas cosas para comer o beber que te faltaría más de un mes para poder terminar con todo.
Pero bueno, el día 15 por la noche han pasado dos cosas: uno nos hemos divertido de lo lindo; dos: he descubierto el poder de las margaritas. Lo cual no hubiese sido malo, sino es por que al día siguiente tenía que ir a un taller sobre Archivos Sonoros al que llegué aún con los colores patrios pintados en el rostro y en el que tuve que hacer un gran esfuerzo por no quedarme completa y profundamente dormido.
Al final, he sobrevivido a las fiestas de Independencia, y hoy un café me acompaña mientras reviso la prensa nacional a ver que hay de nuevo. Lo hago, ya que quiero ver como se puso el grito en el Zócalo de la Ciudad de México, pues el viernes las dos televisoras solo transmitieron los aburridísimos “vivas” que a las instituciones le brindó un cansado, flaco, ojeroso y sin ilusiones (más que la de que se acabe pronto el sexenio) Señor de bigotitos, quien acompañado de su correa (literal) frustrada por que ella ya se veía como presidenta, celebró su último grito de independencia. Parecía que era más importante la reunión de unas cuantas personas en Dolores Hidalgo, que la multitudinaria concentración de gente en la ceremonia encabezada por Alejandro Encinas, en la que Monseñor Abascal tuvo que soportar una rechifla ensordecedora.
Finalmente, el cerco informativo y la consolidación mediática de las instituciones, son dos de las constantes con las que tenemos que convivir todos los días en este país. La información tiene que llegar por otro lado: algunas, solo algunas estaciones de radio, y la prensa escrita que aún trata de mantener cierta independencia.
En fin, han terminado las celebraciones del 196 aniversario del inicio de la guerra de independencia y el saldo no es nada positivo: tenemos un país completamente partido, enfrentado y al que sus heridas aún están profundamente abiertas.

Convención…

Es evidente que ese cerco informativo también incluyó a la Convención Nacional Democrática del Sábado. Todavía no entiendo como se puede ignorar a una concentración de más de un millón de personas, pero las televisoras se las ingenian y se dedican a pasar tranquilamente otras cosas en lugar de por lo menos meter cortes informativos en los que se hable de lo que sucedía en el acto de la izquierda mexicana. Parece ser que tanto Televisa como Azteca aplican con gran alegría aquella máxima salinista del “ni los veo, ni los oigo” y prefieren mantener su insulsa programación sabatina, en lugar de al menos contarle al país que por alguna extraña e incomprensible razón (Adela Micha, por ejemplo, seguramente todavía no la comprende…pensándolo bien, jamás lo hará) hay un chingo de gente reunida en un punto de la ciudad de México.






Lo cierto es que de la convención ha surgido un “Presidente Legítimo” un concepto ampliamente discutible y al que seguramente escribidores y habladores de los medios, se aprestan a descalificar y atacar. Tendrán para ello un argumento: ¿Cómo es posible que un millón de personas, nombren a un presidente, cuando 15 millones (o los mexicanos, como dice la generalizadora derecha) ya eligieron en las urnas a quien gobernará al país durante los próximos seis años? El argumento tiene cierto peso, pero también lo tiene la representatividad de ese millón de personas aunque eso pretenda ignorarse.
AMLO tiene un objetivo claro: mantener una presencia política y oponerse a la Presidencia de FECAL (y al mismo tiempo, tratar de impedir su llegada al poder) Busca mantener una presencia mediática (aunque sea tratado de manera negativa en los medios) y ser un contrapeso a los arreglos que se han dado en las cúpulas de poder para legitimar al panista, a quien cada vez se le ve más pequeñito al ceñirse a un discurso violento, caudillista e intolerante.
El Peje tiene sin embargo que moderar sus posiciones de carácter mesiánico e intolerante (si, las posee y en días recientes no ha tenido ningún empacho en mostrarlas) pues tendrá que luchar contra la corriente que le calificará de un desequilibrado mental al que siguen hordas de loquitos y resentidos violentos que no quieren tener a un México en paz. Si lo logra, consolidará a uno de los movimientos sociales más importantes de los últimos tiempos. Un movimiento que puede llegar a ser la punta de lanza que impida que las grandes decisiones del país se tomen con base en el interés de unos cuantos (al más puro estilo de la Ley Televisa) en lugar de poner por delante a los intereses de la nación.

Así las cosas este lunes…

PS1…Domingo de Comida familiar. Era yo el umpire de un juego de béisbol de la liga infantil formada entre primos y sobrinos.
Mi sobrina Erika, toma el bate en la parte alta de la segunda entrada. Es ampliamente conocida en la liga familiar por no pegarle a una sandía, por lo que el umpire sigue bebiendo tranquilamente su coca cola Light cuando la infanta se para en el plato para tomar su turno de bateo.. Así que jamás vio como la niña abanicaba con toda su fuerza, para conectar un lanzamiento que salió de foul para enviar la pelota a incrustarse justo a esa zona que tienen todos los umpires y que les hace retorcerse de dolor cuando la pelota por accidente les pega…ahí…
El resultado, el gran umpire ha terminado cantando las bolas y los strikes, con una coca cola bien fria puesta en el lugar en donde ha sido golpeado.
Solo me resta decir…Ouch….

Salud pues..

5 comentarios:

Pereque dijo...

Puede poner una fonda para deshacerse del pozole, y a lo mejor hasta recupera la inversión, jejeje...

Pues bueno, ese millón se representa a sí mismo. Ninguno de ellos fue a mi casa o a mi chamba a preguntarme si estaba de acuerdo o no con la Convención o con los temas que iban a tratar allí. Tan generalistas ellos como Calderón y compañía.

Saludos, P.

PD: Desde el viernes, en tres partes, aquí, la refutación de las teorías de la conspiración del 11-S. Pongo la última parte porque de ahí es más fácil agarrar los demás. Al rato pongo una navegación decente.

AMiGUiZ dijo...

viva el pozole!

Kix dijo...

Jajajajajajjaja!!! Ah que sobrina con tan buen tino! Jajaja, qué mala onda my friend, sorry que me ría de tu desgracia, pero es que imagino la escena y se antoja hilarante...

De la Convención Nacional Democrática, yo creo que no pueden llamar al Artículo 39 para nombrar al presidente, porque de hecho por simple cuestión numérica no son ellos "el pueblo". Ahora, como dices, tampoco son para ignorarse, y creo que sí será saludable hacer un contrapeso en las decisiones que se tomen del país.

Saludines.

control_zape dijo...

juar! tenía yo una ocurrencia reteingeniosa para lo que escribías de la convención pero leyendo tu anécdota dominguera la olvidé.

Saludos.

Jorgito dijo...

Inga, yo pensé que mi grupo de amigos era el único que hacía eso de no ir a la hora de la hora... pero creo que es más bien costumbre Yucateca.

¿aun queda pozole? Yo solo alcancé las margaritas :P