martes, septiembre 26, 2006

De una Gran Comedia...

Seven Readers!!

Martes, la vida sigue en martes. Es una mañana semi nublada y el sol apenas e intenta lanzar un tímido rayo por entre las nubes. Café, Música. Andrés Calamaro canta Te quiero Igual (te quiero, pero te llevaste la flor y me dejaste el florero…) y no puedo evitar cantar con él. El día pinta para ser largo, y quisiera haber dormido un poco más pues honestamente el país de los sueños fue bastante divertido el día de ayer. No sé si estoy despierto o tengo los ojos abiertos…pero sobreviviré…

La Vida de Brian…

La primera vez que intenté ver Life of Brian, no pude hacerlo correctamente por una simple y sencilla razón: no pude parar de reir. Y creo que, salvo que se sea un obtuso fanático religioso, nadie puede dejar de hacerlo a lo largo del filme.
La Vida de Brian es la tercera película del que a mi juicio es el mejor grupo de cómicos de la historia del cine: Monty Phyton(quizá solo colocados tras los hermanos Marx, aunque en un ataque de hereje cinematográfico, yo diría que incluso son superiores a Groucho y compañía) y fue realizada en 1979. La vi hace ya algunos calendarios en una exhibición especial en la Cineteca Nacional, le compré durante los días del DF y hasta el fin de semana pasado tuve finalmente la oportunidad de verla. Tampoco pude parar de reir.
Esta gran comedia narra la vida de Brian, un chico que nace el mismo día que Jesús en el poblado de Belén. Crece de manera paralela al nazareno y aunque solamente se cruza una vez más con Jesús, muchas de las cuestiones que le suceden a Brian están directamente ligadas al tiempo de la ocupación romana en Israel. Después de Asistir al nacimiento de Brian, la película nos lleva 33 años después, a una tarde de sábado, aproximadamente a la hora del té. Ahí vemos a Jesús dando el famoso discurso que daría lugar al sermón del monte. En el fondo un grupo de gente trata de escuchar la predicación pero no puede hacerlo. En medio de las Bienaventuranzas comienzan a discutir por culpa de la nariz de uno de ellos y terminan por agarrarse a golpes. Brian se aleja del lugar con su madre, quien aburrida le comenta que es mejor ir a apedrear a algún hereje. Compran una barba para la madre, pues a las mujeres no se les permite ir a las lapidaciones, y asisten a la de un hereje, pero éste se salva pues es el sacerdote que le acusa el que termina apedreado.





A partir de ese momento seguimos las peripecias de Brian por encontrarse a si mismo, mientras mira situaciones que son comunes en su época: la aparición de profetas por todas partes, su encuentro con grupos radicales que buscan liberar a Israel de la ocupación romana (Brian: Excuse me. Are you the Judean People's Front? Reg: Fuck off! We're the People's Front of Judea) y sus peripecias con los romanos, que le llevarán, al escapar de ellos luego de ser descubierto en actividades terroristas, a ser tomado por un Mesías (Brian: I am NOT the Messiah! Arthur: I say you are Lord, and I should know. I've followed a few) a pesar de sus intentos por explicar que el es simplemente un narizón que, para su eterna vergüenza, ha heredado la nariz de su padre romano al que nunca conoció.
La Vida de Bryan es tal vez la mejor película del Phyton. Es una farsa que no puede tomarse en serio (salvo, insisto, que se sea un obtuso fanático religioso. Como dato curioso: en el año de su estreno fue prohibida en Noruega por blasfema. Los Suecos, al enterarse del dato, promovieron la película con el siguiente slogan: “Tan divertida, que la prohiben en Noruega”) y en la que destaca el talento de cada uno de los integrantes del grupo. Todos hacen más de cuatro personajes: Graham Chapman es un extraordinario Brian, un tipo ingenuo y que realmente no pretende hacerle mal a nadie y al mismo tiempo es un divertido Centurión Romano llamado Big Dickus, entre otros personajes. John Cleese es Reg, el líder del Frente de la liberación judía y al mismo tiempo un centurión romano y uno de los Reyes Magos (que llegan por accidente al sitio en el que ha nacido Brian; para luego, al darse cuenta de su error, retirar el oro, el incienso y la mirra que le han dejado para llevárselos al verdadero Mesías). Eric Idle es Stan (o mejor dicho Loretta, pues pide que le llamen así ya que su sueño es cambiarse de sexo) y tiene una de las mejores escenas cuando en la secuencia final canta el éxito “Always look on the bright side of Life” mientras es crucificado. También están el hilarante Terry Jones (quien además dirige el filme) Michael Palin y Terry Gilliam, el único norteamericano miembro del grupo (aunque nacionalizado británico).
La Vida de Brian es un hilarante e irreverente filme, producto del talento de un grupo único en la historia del cine. Su mayor acierto es el de no tomarse nunca en serio y aprovechar para lanzar, desde la palestra del humor irreverente, críticas a una sociedad acostumbrada a no pensar y en la que sus individuos van por la vida sin cuestionar a sus líderes políticos o religiosos. Comedia inteligente, irreverente, portentosa y que aún continúa vigente a pesar de sus casi treinta años de vida.

Así las cosas en este martes…

PS…La Frase de la Semana: “Kamel no es mi amigo…desde hace 7 meses” Mario Marín. Priceless….

PS2...He aquí una nota de hoy de El Universal, en donde se explica lo de Regina Orozco:

El que la entendió, la entendió", así dijo la juez invitada de La Academia, Regina Orozco, mientras llegó cantando una opereta cuya letra decía: "Sufragio efectivo, no imposicione". "Es de la época de Richard Wagner, creo", dijo mientras tomó asiento en la cuarta silla de la crítica invitada.
A diferencia de Televisa, que ha grabado programas e interrumpido transmisiones para evitarse consignas políticas en programas en vivo, TV Azteca se dio el lujo de permitir la interpretación de la soprano mexicana Regina Orozco al inicio del reality show.

En pleno programa en vivo y en cada intervención la cantante Regina Orozco dejó lucir su moño tricolor en apoyo a la lucha de un ex candidato a la Presidencia de la República, sin consultarlo con la producción, es más, personal del reality le preguntó: "¿Es por las Fiestas Patrias verdad?, a lo que dije, órale pues", dijo Regina.

En cada intervención se descubría su hombro izquierdo, en donde se ubicaba su moño tricolor.

"No pedí permiso, yo no pido permiso. Sólo estoy invitada, pero es mejor gritar aquí adentro que allá afuera. Hay que hacer presente que estamos inconformes, porque no hay ninguna razón por aceptar las mentiras del gobierno."




Salud Pues…

4 comentarios:

Kix dijo...

Oye, no sabía eso de Regina Orozco, me cae re bien la mujer, tiene un vozarrón de miedo y actúa poca madre también!

Saludines.

control_zape dijo...

La vida de Bryan esta chida, aunque a mí me da más risa The Meaning of Life.

Monty Python rulea.

Pereque dijo...

De lo de Regina: ¡ja, algunos ni se dieron cuenta! Quiero pensar que sabían a lo que se atenían cuando la invitaron, porque con Regina uno debe esperar cosas así. Bien por Regina, y bien por TV Azteca.

David Moreno dijo...

Kix:

A mi también. Alguna vez tuve la oportunidad de entrevistarla y fue una gran experiencia. Además de que es una mujer con mucha personalidad y sensualidad...

Control:

Ah!...The meaning of life (every sperm is sacred...calidad) también es muy buena...

Pereque:

Si, de acuerdo, habrá que apuntarle una buena a TV Azteca...

Saludos :)