jueves, marzo 30, 2006

De un Manifiesto...

Seven Readers!!

Hoy es el día. Hoy los Senadores de la República votarán en el pleno la minuta aprobada en comisiones que modifica a la Ley Federal de Radio y Televisión. El asunto es trascendente por donde se le vea, pero puede resumirse a lo siguiente: hoy se define en gran medida el país del futuro. Lo que se discute es el país. Es decir, podemos aspirar a tener un país en donde la pluralidad sea respetada y ejercida por la sociedad o bien queremos un país en el que la diversidad ideológica sea restringida a poder ser ejercida por quienes tienen mayor capacidad económica.
No se trata de estar en contra de los cambios. Por supuesto que quienes trabajamos en medios públicos queremos un cambio en materia de Ley Federal de Radio y Televisión. Por supuesto que entendemos la necesidad de entrarle a la transición digital, entendemos también que el régimen jurídico que actualmente rige a los medios de comunicación es caduco, viejo y que necesita de una transformación que se adapte a los cambios tecnológicos que hoy se presentan en todo el mundo.
Pero esa legislación debe garantizar que la pluralidad que existe hoy en el país, esté representada a través de los medios de comunicación electrónicos. Radio y Televisión. La minuta que hoy seguramente se aprobará en el Senado, implica una restricción a la pluralidad por que favorece a los grandes consorcios televisivos e ignora a aquellos medios que no tienen la capacidad económica para entrarle a la transición digital lo que en un mediano plazo significaría su desaparición, quedando así el espectro radio eléctrico prácticamente en manos de Televisa, Tv Azteca y algunos grupos oligárquicos que posee empresas de comunicación masiva.
No pugnamos por la desaparición de los grandes consorcios, simplemente queremos que se creen las condiciones para que puedan existir otras voces que le brinden al público diversas alternativas de información y entretenimiento; y que sea el radio escucha o el televidente quien tenga el poder de decidir que es lo que quiere ver y oír de acuerdo con sus propios intereses.
Existe un consenso casi generalizado en contra de un documento que resulta perjudicial, por que su eje es la satisfacción de intereses particulares en contra del interés general. Organismos que no tienen nada que ver entre si como la Red Nacional de Televisoras y Radiodifusoras culturales y Educativas, la COFETEL, la COFECO, el IFE, La UAM, el CONEIC, La UNAM, el Colegio Nacional de Economistas, La ONU; entre otros han manifestado que esta minuta es insuficiente y contraria a los intereses de la nación. Son demasiadas las voces que han formado un consenso en contra de la minuta en sus términos. Son pocas las ocasiones en la historia moderna del país en que se da un consenso de esta naturaleza. 70% de las consultas realizadas en torno a la minuta, terminaron por rechazarla.
Se trata pues de la defensa del interés nacional. Del Estado Mexicano y su carácter público. Se trata de la defensa de uno de los bienes más importantes de la nación: El espectro radioeléctrico. Un espectro que debe mantener su carácter público y no tener una tendencia a la privatización, que es a lo que la minuta le está abriendo la puerta.
Todo parece indicar, que a pesar de todo lo expuesto anteriormente. La minuta será aprobada. Un grupo de Senadores (tal y como lo hicieron de manera irresponsable los diputados de todos los partidos políticos) se apresta a aprobar por mayoría estas reformas a las Leyes de Radio y Televisión y la Ley Federal de Telecomunicaciones.
¿Qué pasará a partir de la tarde? El Presidente tendrá treinta días para publicar la minuta en el Diario Oficial de la Federación y a partir de entonces entrará en vigor. El Presidente tendrá la facultad de nombrar a los nuevos miembros del nuevo órgano regulador que será la COFETEL. También tiene la opción de vetar a la ley (y tiene muchos argumentos para hacerlo) pero ello resulta casi improbable.
Pueden luego presentarse controversias ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación que también pueden de alguna manera modificar la Ley Federal de Radio y Televisión y cambiar algunos de sus términos.
La sociedad en su conjunto tiene que estar hoy muy atenta a lo que sucederá en el Senado. Pero es importante que pase lo que pase, estar concientes de que este es solo un nuevo capítulo en la lucha democrática en el país. Una lucha que aún no está perdida. Creo que es un buen momento para que los medios públicos y la sociedad a la que servimos, nos unamos para seguir peleando en una batalla que dista mucho de haber llegado a su fin. Lo interesante es que se trata de una guerra de ideas, y estas son nuestras más grandes y poderosas armas. Mientras podamos seguir transmitiendo y mientras la gente todavía tenga la oportunidad de seguir encontrándonos en el cuadrante, tenemos que seguir siendo los representantes de la diversidad cultural que hoy existe en nuestro país. Es una lucha en contra de Gigantes, pero ello no quiere decir que no podamos aspirar a dar una buena batalla por que es nuestra responsabilidad hacerlo y fallaríamos a nuestros principios si no seguimos transmitiendo y proponiéndole a la sociedad contextos e ideas diferentes.
Los medios públicos siempre hemos remado contra la corriente, ahora simplemente la corriente será más caudalosa. Pero creo que tenemos barcos resistentes que pueden intentar llegar a un puerto seguro si lo hacemos de manera unida. Si no lo logramos por lo menos hay que naufragar con la dignidad intacta y con la certeza de que nuestra batalla fue peleada con la razón de nuestro lado.


David Moreno Albornoz.
Productor de Radio Universidad Autónoma de Yucatán.
103.9 Fm 1120 am http://www.radio.uady.mx/

9 comentarios:

Kix dijo...

Oye Dave, como te mencionaba, he escuchado argumentos a favor y en contra de la minuta, siendo como bien dices, la gran mayoría los que están en contra, sin embargo, me llama la atención un argumento de una persona que igualmente se dedica a la cuestión de producción de radio pública, y me decía que no es tan preocupante porque el futuro de las comunicaciones es el internet, y que eso queda fuera de la regulación de la ley.

¿Qué opinas al respecto?

David Moreno dijo...

No por dos razones:
1- Si queda dentro de la ley por que al hacerse la transición a lo digital los canales de transmisión podrán manejar internet. Esto hace que Televisa, Telmex y Azteca puedan también manipular la transmisión de datos vía internet y monopolizar el mercado.

2- En un país de 60 millones de pobres, cuantos mexicanos realmente tienen acceso a internet y cuantos lo tienen a la radio. ¿Por qué medio crees tu que reciben información?
Si el futuro de la comunicación está por internet, en México primero tendríamos que asegurar que la mayoría de la población tenga acceso y sepa como manejar la tecnología para decir que el futuro de las comunicaciones está en Internet. Eso es algo lejano aún...

Saludos...

Vel dijo...

Muy buena nota, y muy buenos comentarios... Respecto a la minuta, igual tengo personas cercanas que apoyan como si nada dicha ley, o les da igual. Todos la apoyan sobretodo por la transición digital que dicho sea de paso es un buen avance en tema de telecomunicaciones pero como ya es sabido, estas televisoras no se quedarán sin explotar el poder que les han concesionado. Creo que la gente está siendo demasiada crédula, o no?

Suerte!

David Moreno dijo...

Yo creo que la gente no tiene información mi estimado Vel. ¿Por qué? Por que la mayoría de la gente se informa a través de Televisa y Azteca, y ambas televisoras practicamente han ignorado el asunto. Si la gente realmente tuviese información, tal vez las cosas serían diferentes...

Saludos..

Kix dijo...

Fíjate que en el noticiero que escucho en la mañana, pasan argumentos de ambos lados. Hoy en la mañana, por ejemplo, entrevistaron a personajes que apoyan uno y otro lado. El que apoyaba la minuta decía, por ejemplo, que eso de que las televisoras grandes monopolizarán, es un error, porque por ejemplo, Canal 22 es también una concesión y ellos también tendrían la oportunidad como las grandes de licitar. Y por otro lado, mencionaba que se dará mayor transparencia al otorgamiento de concesiones porque va a acotar la discrecionalidad que existe actualmente.

Yo, sigo escuche y escuche ambas partes sin saber si lo que pasó realmente es tan malo, o si realmente es tan bueno.

Sólo Soy Un Ojo dijo...

Que doloroso este capitulo en la historia de las corporaciones mediáticas del país. Muchos como estudiantes, aun no damos la talla con que sucedan cosas en un país que se ufana de democrático. La indignación es evidente, pero algo se tiene y tendrá que hacer, porque al final de cuentas hablamos de un proyecto de nación y eso tarde que temprano se tiene que hacer sentir entre el resto de la población.
Estoy pendiente de tu blog y por cualquier cosa que se de, cuentan con el respaldo de muchas personas que vemos esto como un gran atropello a nuestro derecho de información.
Saludos.

David Moreno dijo...

Kika: Supongámos que lo de canal 22 sea una concesión (aunque en realidad es un permiso) Estamos hablando de un canal público que depende de un presupuesto que para su operación destina el CONACULTA. Un presupuesto limitado por lo tanto. Cuando la frecuencia salga a licitación, ¿tu crees que el 22 va a poder ganarle la subasta a alguien con un presupuesto ilimitado? ¿Quién crees que podrá quedarse con la frecuencia? He ahí lo perverso del asunto...

Ros...Gracias por tu apoyo, tu último post en tu blog fue de antología...


Saludos a ambas...

Pochaca-Kuromi dijo...

Por una cuestión de ignorancia e incluso de una apatía, desencanto y dejadés hacia el asunto político y todo lo que a él refiera, me perdi en el tumulto de información que por todas partes salió en torno a este tema.

Gracias por explicarme de una manera más amable en qué consiste este relajito. Aunque yo no debería decir esto (y más porque debo estar comprometida con lo que es mi medio) con esta aprobación compruebo que mi capacidad de asombro ante la cerrazón de la clase poderosa se ha mininizado (o nulificado) a tal punto que, penosamente, no me sorprende que los grandes crezcan y los pequeños nos hagamos aun más diminutos. solo basta ver a Carlos Slim como el tercer rico más rico del mundo, y darse cuenta que aquí los extremos son más realidad que ficciones literarias.

Hace poco leí un artículo sobre el poco apoyo y difusión dada a otros deportes que no sean el futbol. Un empresario del beisbol decía "Los medios solo ven al futbol porque ellos son dueños del futbol" o algo así. Y en casos como estos, y como los de esta ley, me llena de coraje que por "los medios" se entienda a solo las cadenas Pulpos que quieren abarcarlo e imponerlo todo, desde público hasta opinión, desde infraestructura hasta ideologías, cuando que somos muchos más los peces en este gran océano de creativos, de ingeniosos, de metidos en nuestra chamba con ideas más claras, más certeras.

Hay apatías que ya nos vienen por herencia. Los españoles nos colonizaron a pesar de una dura defensa y me parece que desde entonces aprendimos a cruzar los brazos y a dejar que la vida transcurra entre hamacas, cocos y huracanes, cual fina estampa jarocha. (ya no sé ni lo que dije)

Saludos mi querido David, siempre tan acertado.

David Moreno dijo...

Y tú también mi querida Pochaca...Vale tu comment como un llamado para dejar la apatía a un lado...

Saludos..