martes, octubre 04, 2005

De programas pertubadores y políticos oportunistas...

Seven Readers!
Es una deliciosa mañana de martes. El cielo se encuentra completamente gris y la húmedad impregna con su tope al ambiente. Tomo café y escucho las noticias de la BBC de Londres. Turquía entró a la Unión Europea y eso tiene felices a los periodista que transmiten desde la Gran Bretaña. Si, parece ser que el mundo avanza. Trataré de disfrutar al máximo este día, pues es muy extraño que en esta zona del planeta tengamos mañanas como esta. Ojalá y llueva. Si es así, trataré de salir corriendo de aquí a eso de las 3, e intentaré una tarde de libros, lluvia y música. Espero lograrlo.
Capítulo Perturbador...
¿Alguna vez se han sentado frente a la televisión, y se han sentido completamente perturbados por lo que ven? ¿Han sentido que la historia que se presenta ante sus pantallas, les mueve completamente las entrañas? Es una experiencia fascinante. Por un lado, uno quisiera tomar el control remoto de la televisión y cambiar inmediatamente el canal, pero hay algo que hace que se permanezca frente a la pantalla a pesar de que el estómago y el cerebro se encuentran funcionando a toda su potencia.
El día de ayer, Niptuck, la extraodinaria serie ganadadora del Globo de Oro el año pasado, nos regaló el que quiza sea uno de los mejores capítulos en la historia de la Televisión. Uno de los más perturbadores que he visto en mi vida. Un capítulo que mezcló cuestiones polémicas con emociones fuertes. Drama en el sentido más amplio de la palabra.
Sobre la pantalla aparecieron cualquier cantidad de cuestionamientos de índole moral. Se plantearon asuntos que tienen que ver con la fe, la ciencia (el pensamiento escéptico vs el pensamiento religioso) el amor, el aborto, la manipulación religiosa, la culpa, la traición, la obsesión por la belleza, la autoestima, la amistad, el matrimonio, el sexo y el perdón. !Todo en 60 minutos maravillosamente aprovechados!
Tanto Dylan Walsh como Julian McMahon, Joely Richardson y sobre todo Roma Maffia, pusieron su enorme talento histriónico al servicio de una historia complicada y llena de recovecos de tinte emocional que terminan impactando al espectador.

Niptuck es una serie brillante. Hurga en nuestros propios temores y en gran medida en aquello que como sociedad nos atormenta. Para los productores de la serie, la obsesión por mejorar nuestra apariencia física es solo un reflejo de todo aquello que como colectividad nos preocupa y, sobre todo, nos atemoriza. Volcamos todos nuestros miedos colectivos en nuestra individualidad y créemos que al salir al mundo luciendo como los actuales cánones de belleza dictan, podremos enfrentar cualquier situación que se nos presente. Pero, de acuerdo con la serie, finalmente todo es un engaño. Y mientras nuestro espíritu no logre la paz, los millones de dólares que gastemos o ganemos en el arreglo del cuerpo resultan completamente vanos.
Sin embargo, lo interesante del programa es su enorme pesimismo: nunca encontraremos esa paz. Seguiremos buscando incansablemente y al final nuestros demonios internos terminarán venciéndonos.
Es por ello que no es fácil sentarse y mirar un capítulo entero de Niptuck, pues éste termina por avasallarnos, por arrojarnos a la cara todo aquello en lo que no queremos pensar, reflexionar o enfrentar. Lo de ayer fue fascinante por que todos estos planteamientos se conjugaron quizá por primera vez. Todo en lo que uno puede creer fue puesto en tela de juicio sin ningún tipo de concesión. Por el contrario, las bofetadas intelectuales y emocionales se sucedían una a otra y la adrenalina fluía por la intensidad del capítulo.
Traten de ver Niptuck, y aquí si insisto...traten...no es sencillo acostumbrarse a esta maravilla, pero si lo logran, tendrán 60 minutos de una tensión dramática casi terapeútica. Televisión de alto nivel, televisión de primer mundo.
El oportunismo político se hace presente...
Muchos hemos advertido que la Selección Nacional de futbol jugará un papel importántisimo en la elección del próximo año. Si los seleccionados mexicanos juegan bien y consiguen emocionar a los futboleros del país, los políticos indudablemente se subirán al barco del triunfo en aras de mostrarse patrioteros ante los millones de seguidores que este deporte tiene en nuestro país.
El oportunismo político, comenzó a dar muestras de lo que puede venir el próximo año a raíz de la victoria de la Selección Mexicana Campeona del Mundo (ZAz...que bien se siente decir eso..) en el mundial sub 17. El gran ejemplo de ello fue Arturo Montiel, el ex gobernador del Estado de México quien pretende ser candidato del PRI a la Presidencia de la República. Sus Spots presentados a la mitad del encuentro entre México y Brasil del Domingo pasado, en los que aparecía "poniéndose la verde", constituyen uno de los actos más descarados de oportunismo en la historia de la política moderna de México. Y esto es solo el principio. La Tarada comisionada para los pueblos indígenas Xóchitl Gálvez (poseedora de un brillante y culto lenguaje) apareció brincando de gusto mientras la selección anotaba goles. Felipe Calderón comparaba su triunfo del domingo con el de la Selección. El Presidente Fox inmediatamente felicitaba al técnico Chucho Ramírez e interrumpía su agenda de ayer para tomarse la foto con los chicos campeones. !Bah!, que carajos importaba la crisis del Seguro Social. Ante la opinión pública, desbordada ayer en las calles de la Ciudad de México al paso de los jugadores, es mucho más importante esa foto que el gran problema del IMSS y el asunto de las pensiones de los trabajadores que es un problema cuya resolucion es de carácter prioritario para la nación. Who cares...había que aprovechar la oportunidad de subirse a la nave la victoria ganada a pulso por los extraordinarios jóvenes de la Sub 17. El mismísimo López Doriga no desaprovechó la oportunidad y ayer mismo invitó a su estudio a unos cansados jugadores... en fin. A los oportunistas les ha caído de perlas el triunfo de los cadetes mexicanos. ¿Cuánto tiempo durará ello? Quien sabe...pero me temo que pronto, hasta en Ventaneando vermos a Giovanni o al estupendo lateral Villaluz...así son las cosas en nuestro país...
Feliz martes mis estimados seven readers...os saludo de verdad con un sincero oportunismo...

7 comentarios:

Mirabai dijo...

O sea tu primero subes la foto y luego escribes la entrada??? mhmhhmm..
Beno, te leeré después que hay que ir a trabajar.
Saludos.

David Moreno dijo...

yeah...jajaja sorry ese el método :P

Saludos...

Anónimo dijo...

Sobre Nip/tuck: por más diferente que pueda parecer el programa arriba mencionado de la serie de caricatura South Park, hay un episodio en que tratan igual el tema de las cirugías plásticas; allí vemos a un niño que se opera para ser negro y poder jugar basquet y a su padre, que se opera para ser un delfín (oh si) y otro personaje que lo hace para ser mujer (y conste que no estoy en contra de los transexuales, pero es parte del episodio. Al final, ni alpadre podía vivir fuera del agua, ni el hijo jugar basquet y es que, se dijo, de boca del "animado" doctor (palabras mas, palabras menos): "los puedo operar para que parezcan ser lo que quieren, pero no lo son y nunca lo serán". Crudo pero real. Y el problema central es ese: las personas crean falsas y altas expectativas sobre los resultados de dichas operaciones.
Clau

David Moreno dijo...

Clau coincido contigo...he visto el capitulo de Southpark y me parece extraordinario...evidentemente guardando las distancias con Niptuck...

Saludos

Ratona o Pochaca (me gusta más Pochaca) dijo...

Me obligaré un día a ver NipTuck, pues aunque gusto de la crítica social y la sátira, realmente no hay nada en esa serie que llame mi atención. Bu. Pero día con día tengo mejores referencias de dicha serie, así que sin dudarlo la veré.

...¿Oportunismo político? Noooo, que va!!! A Montiel no le basta con arruinarnos las visitas diarias al universal.com, sino que también es el pelo en la sopa hasta en el futbol. Sigo pensando que los escasos triunfos que la televisión exalta no son mas que (tristemente) la cortina de humo ante lo verdaderamente importante. "Al pueblo pan y circo".

Saludos!

Gabriel Rodríguez dijo...

Buen análisis David. No por cualquier cosa se dice que el futbol es "el opio de las masas" (y ese Marx que se levanta de la tumba) :D.

Saludos.

David Moreno dijo...

Mi Estimada Pocharatona: Vela, es créeme...muy buena...
Afortunadamente el anuncio de Montiel ya salió de la página del Universal. Ahora, el nuevo oportunista, es el simpático -inútil de Bernardo de la Garza quien tiene un spot en el que destaca que "él, como los chavos de la Sub 17, puede hacerla por que es un jóven con ganas"...
Anyway..

Gabriel: Yo diría que el Futbol mediático es el Opio...en si, el deporte es muy bonito...
gracias por tu comment...

Saludos a ambos :)