lunes, mayo 23, 2011

De El Discurso del Rey...

Seven Readers!!...

Existen películas filmadas con el único propósito de estar nominadas al Oscar. El Discurso del Rey es una de ellas. Sus productores ejecutivos Bob y Harvey Weinstein saben del negocio pues han sido productores de cintas como El Paciente Inglés, Pulp Fiction, The Lord of The Rings, The Fighter y El Aviador por citar a algunas de las películas que han financiado y que al final han ganado cualquier cantidad de premios de la Academia Hollywoodense. En otras palabras conocen la fórmula del éxito para llegar con al gusto de los miembros de la Academia y salir de una ceremonia de entrega premios con varios Oscares bajo el brazo.
Y si bien han producido películas arriesgadas que han salido vencedoras, también conocen perfectamente cual es la fórmula para alcanzar nominaciones seguras. El Discurso del Rey es una película así: un filme de fórmula para salir premiado. No estoy diciendo con ello que estemos ante una película poco original y carente de cualidades cinematográficas, pero si le ponemos un poco de cabeza al asunto veremos que el largometraje contiene algunas de las características que han probado ser parte de una fórmula eficaz para alzarse con una victoria en la categoría de mejor película:
1- Cuenta la historia de un personaje con algún impedimento físico el cual tendrá que vencer para llegar a trascender.
2- Sitúa la película en un momento histórico importante. Si puede ser antes, durante o después de algún tipo de conflicto bélico eso sin duda ayuda. Eso proporciona nominaciones seguras en las categorías de dirección de arte y vestuario, ambas la catapultarán a alcanzar reconocimiento en otras más importantes.
3- Cuenta con guión sólido, pero que no se sale de los cánones tradicionales; un guión lleno de diálogos inteligentes, particularmente entre los personajes principales.
4- Tiene un momento climático culminante, emocionante, con algún fondo musical épico. y Alrededor del mismo construye un montaje que permite ver como ese momento es trascendente para el contexto de la película.
5- Su reparto está conformado por grandes actores, capaces de emocionar al máximo a la audiencia y que logran interpretaciones memorables.
Y ¡Voilá! Ahí tenemos a una película conquistando a las audiencias y por supuesto a los miembros de la Academia. Es el caso de El Discurso del Rey.




El director Tom Hooper (cuya película anterior Damn United me parece más original) cuenta una historia épica: la del tartamudo rey de Inglaterra Jorge VI y su lucha por llegar a ser un buen monarca en un momento crucial de la historia británica: el del inicio de la Segunda Guerra Mundial. Un hombre que llega al trono tras la polémica abdicación de su hermano Eduardo. Apoyado por su esposa Elizabeth, Jorge encontrará en el maestro australiano de dicción Lionel Logue a quien no solamente le asistirá para poder superar a su impedimento, sino que también se convertirá en uno de sus más grandes amigos.
Es indudable que los mejores momentos del filme son aquellos que se dan entre Colin Firth y Geoffrey Rush cuando Hooper decide explorar la relación entre dos hombres que vienen de mundos diametralmente opuestos, cuando uno se convierte en el apoyo del otro, cuando ambos van entablando una profunda relación de amistad.





El Discurso del Rey es una película contada con gran talento. Es un filme perfectamente actuado y lleno de grandes momentos. Sin embargo, no deja de ser una película construida con el claro objetivo de ganarse un Oscar. Después de verla - muchos meses después de su triunfo - reafirmo mi percepción de que la Academia debió premiar a La Red Social, una película más arriesgada, más completa y compleja, y alejada de los cánones no explícitos que los Oscares tienen para determinar a sus ganadores.

Así las cosas hoy lunes...

Salud pues......


3 comentarios:

Sir David von Templo dijo...

Hasta para ganar un Oscar existe uan ecuación. De la pelicula de El Discurso del Rey, he resivido críticas dispares. Mientras unos me dicen que es una pelicula conmovedora, otros, como Guffo Caballero me dice, y cito textualmente "No vean esa mierda de película, y si pueden quemen todos los cines donde se exhiba, en serio, a quien le importa saber lo mucho que "sufrió" un rey que era tartamudo".

Aunque bueno, no se pueden recomendar libros o películas por la misma razón por la que no se pueden recomendar medicamentos, depende de cada quien.

Saludos Tocayo.

Sir David von Templo dijo...

O por Cthulhu, escribí 'resivido'. Que pendejo soy... es recibido.

Ego dijo...

Es una cinta oscareable. Buena, pero intrascendente. Vamos a ver en 10 años de qué película se habla: ésa o Inception.