lunes, marzo 08, 2010

De la Resaca del Oscar....

Seven Readers!!...

Cómo todos los años, este su blog de confianza opinará sobre el Oscar. Y lo primero que diré será:

¡JA!

Fue realmente divertido mirar como la soberbia de James Cameron iba transformándose en enojo conforme la ceremonia avanzaba. Su mirada lo decía todo: la intención de volver a convertirse en el Rey se desmoronaba, por una simple y sencilla razón: su "película" solamente tenía un mérito: recaudar mucho dinero en taquilla. Claro, esa ha sido en algún momento una razón de peso para premiar con un Oscar a una cinta, pero no en esta ocasión. La Academia parece haber dicho nunca más. El año pasado premiaron a una cinta como Slumdog Millionare, y ahora lo hacen con una película que - según dice gente como Michael Moore - tiene serias implicaciones políticas y un mensaje contundente: la guerra es una locura estúpida, mensaje que evidentemente no ha sido bien recibido por la derecha norteamericana.
Pero La Academia Hollywoodense da muestras de una inusitada apertura y eso es positivo. Reconocer a una película que seguramente tiene muchos más méritos artísticos que Avatar (aunque realmente, casi cualquier película los tiene y los tendrá), que es un filme que ha costado menos de 10 millones de dólares, y que tan solo ha recaudado unos 20 millones en taquilla, habla de que en este caso lo comercial no ha sido importante.
El triunfo de The Hurt Locker es grandioso porque ha ganado el cine por sobre el artificio, ha ganado el contenido sobre la falta del mismo, ha ganado la sinceridad sobre el engaño. Porque me queda claro que Avatar es un engaño, una película sin sustento cuyo pretendido mensaje ecológico solamente oculta una completa y total falta de guión. Es una película destinada al consumo fácil, a un público que ha crecido formado por la cultura del video juego y que se deja engañar por el vacío provocado por la espectacularidad visual, creada, no por un cineasta, sino por un mercenario del cine como lo es James Cameron.




Además la academia ha roto con el machismo que tradicionalmente había caracterizado a la categoría de mejor director. La victoria de Kathryn Bigelow tiene que motivar a todas las mujeres cineastas del planeta para seguir trabajando y presentando su visión del mundo al público. También ha sido una acierto el reconocer a un actor de tanto carácter como lo es Jeff Bridges. Un hombre de cine, una estrella en toda la extensión de la palabra, pero por sobre todo: una extraordinario actor.
Mención aparte: el triunfo de Argentina en la Categoría de Mejor Película en la Categoría de Mejor película en Lengua Extranjera. Que El Secreto de Tus Ojos haya ganado, también tiene que revitalizar a toda la industria del Continente, especialmente a la sudamericana.
Los puntos negros: ¿De verdad alguien cree que Sandra Bullock es una actriz merecedora de un Oscar? Me ha sucedido con ella lo mismo que me sucedió con Reese Whiterspoon y creo que - si bien no he visto la actuación por la que fue premiada - las limitantes de su capacidad actoral, no le hacen digna del que se supone es el premio más importante de la historia del cine.
La transmisión televisiva ha sido Sosa y Aburrida. El número de apertura con el talentoso Neil Patrick Harris auguraba algo espectacular, pero al final tanto Steve Martin como Alec Baldwin han dejado mucho que desear en su conducción. Esto engrandece la figura de Hugh Jackman, quien con su presentación del año pasado, ha dejado un standard muy difícil de alcanzar por quien se atreva a ser anfitrión de la entrega de premios. Pero a pesar de lo sobrio y aburrido de la transmisión (rescatada por momentos por gente como James Taylor y el homenaje a John Hughes con todo y Brat Pack incluido) ésta se fue haciendo emocionante conforme uno se daba cuenta de que estaba por ocurrir lo que finalmente sucedió: la derrota de los Pocohantas Azules.
Termina así el año cinematográfico y termina bien, con la victoria del cine. Veremos que trae 2010.

Así las cosas hoy lunes...

Salud pues.......

3 comentarios:

Kix dijo...

Ahhh... qué rico post, muchas cosas que comentar.

Hugh Jackman! Cierto, no recordaba que él hosteó los del año pasado. Además de ser un papacito (es mi novio), hizo la velada super agradable. No te voy a decir que me reventé toda la transmisión, pero lo que vi realmente no me pareció fuera de este mundo.

Lo que me pareció increíble fue el speech de la ganadora a Actriz en Supporting Role, por la peli "Precious": Mo'Nique, que dijo justo lo que tú acabas de mencionar, antes que nada gracias a la Academia que está premiando contenido.

Al respecto de Bullock, yo no sería tan dura con ella, quiero darle el beneficio de la duda y ver la movie. Es cierto que normalmente uno la asocia con pelis light en papeles light, pero pues vamos a ver.

Al respecto de Michael Moore, cierto. Justo de eso hablo hoy en mi post! Y sí quiero ver The Hurt Locker!

marichuy dijo...

David querido

Digamos que los premios hollywoodenses, encarnan más valor mediático que garantía de calidad. Aún así, me dio gusto que en la categoría de film en lengua extranjera, premiaran a la película argentina (mejor esa y no la peruana), aunque no necesariamente sea la mejor de la terna. Entiendo que no hayan premiado ni a la Palma de Oro (Das weisse band) ni al Grand Prix (Un Prophète) de Cannes; tanto el cine de Michael Haneke como el de Jacques Audiard deben ser too much para la mentalidad conservadora y algo mezquina de los académicos hollywoodenses. Pero haberle negado el reconocimiento a una de las cinematografías mejor logradas de los últimos años –Christian Berger y su fotografía en "Das weisse band"-, me pareció, hasta para la academia hollywoodense, un robo descarado.

Y sobre el premio a la mejor actriz, otra vez el sesgo y la mezquindad. Creo que ninguna de las cinco actrices nominadas, se acercaba, ni remotamente, a la Señora Actuación (con mayúsculas) de Charlotte Gainsbourg en "Antichrist" y menos Sandrita Bullock

Un abrazo.

Ego dijo...

Chale, David, me parece que a veces eres muy indulgente con verdaderos bodrios como "GI Joe", "Star Trek" y "The Wolfman", y muy severo con "Avatar". Es cierto que está sobrevaloradísima, pero entre el cine palomero comercial es lo más decente que he visto en los últimos años.