lunes, marzo 15, 2010

De The Lovely Bones...

Seven Readers!!...

Decir adiós es tal vez lo más complicado que existe, especialmente cuando se tiene la plena conciencia de que jamás se volverá a a la persona de quien nos despedimos. Esta despedida provoca una sensación de pérdida la cual puede llegar a desnudar como nada a nuestra vulnerabilidad, y ese sentimiento se agiganta cuando la pérdida es producida por la muerte.
La muerte sigue siendo un misterio para el ser humano, por eso nos hemos inventado cualquier cantidad de teorías en relación a lo que le sucede a una persona cuando muere, y esto es simplemente producto de nuestro poco entendimiento en relación a lo que sucede cuando uno abandona a la vida. Y quizá también nos inventamos mundos fantásticos, cielos con calles de oro o bosques interminables como los recintos a los que iremos a parar cuando nos llegue el momento de morir. Porque esa invención corresponde a nuestro propio amor por la vida: esta es tan preciada que uno se resiste a decirle adiós. Por ello morir es un misterio, por ello los que se quedan también inventan fantasías sobre el lugar a donde irán parar los que mueren, porque esa invención es sinónimo de esperanza.
En The Lovely Bones (Desde Mi Cielo) Peter Jackson presenta una historia de vida y muerte y por ende de la fantasía de un lugar al que llega una niña brutalmente asesinada para tratar de entender el significado de su muerte, y mirar las consecuencias que esta ha dejado entre quienes ha dejado atrás.
The Lovely Bones es una dolorosa, el mirar como una vida llena de promesas es coartada de manera brutal, lleva al espectador a sentir una inmediata empatía con Susie Salmon y con la manera como comienza a mirar a la vida a través de la muerte. Es completamente consciente de que está en un mundo diferente, con nuevas posibilidades, pero aún así se resiste a abandonar el mundo al que conoció por 14 años. Su cielo, es un cielo adolescente en el que se refleja todo aquello que vivió o que está pasando en la tierra. La imaginación de Susie es plasmada por la enorme capacidad de Jackson para crear mundos fantásticos. El cielo es un lugar hermoso pero intrigante, lleno de preciosas imágenes que le hacen un lugar ideal para permanecer. Pero al mismo tiempo es un lugar que mantiene el contacto con la tierra, lo que le permite a la adolescente contemplar el dolor de su familia y a su asesino. De alguna manera, ella se convertirá en la guía para resolver su propio crimen al mismo tiempo que encontrará la redención para si misma y para sus seres queridos.




La película de Peter Jackson se maneja en varios niveles: es un fantástico Thriller con momentos de un suspenso creado por un profundo conocimiento del lenguaje cinematográfico (mirad la escena que se da entre el asesino y la hermana que busca que pistas), es un complejo drama en el que los personajes se ven enfrentados a una situación extraordinaria que los llevará a límites que pondrán a prueba su capacidad para amar y para encontrar la manera de dejar atrás al pasado y mirar hacía un futuro en el que se encuentren posibilidades a pesar de la desesperanza. Y, cómo ya mencioné, es una hermosa fábula llena de metáforas que juegan con la ilusión de la vida después de la muerte, con lo que existe en un lugar casi mágico y colorido, pero que también puede transformarse en un sitio lóbrego y mucho más propio de un lugar de muertos.




Y es una película en la que se puede observar un gran trabajo actoral por parte de su reparto. Marc Whalberg y Rachel Weiz, como una pareja de padres que pierde a su hija y que lucha por saber que sucedió con ella, al mismo tiempo que su amor es puesto a prueba por la situación en la que viven. Stanley Tucci en un papel que le permite lucir sus enormes capacidades histriónicas al construir a un asesino brutal y escondido tras los lentes de un tipo común y corriente lo que le hace aún más temible y terrorífico. Susan Sarandon, como la mujer que tratará de darle equilibrio emocional a su familia a través del humor y la sinceridad; y la talentosa Saoirse Ronan como la adorable protagonista del filme, quien es capaz de crear a un personaje que con cierto dejo de inocencia tratará de completar su ciclo de vida para finalmente poder emprender el viaje al lugar desconocido representado por la muerte.
The Lovely Bones es un filme con muchas lecturas, pero ante todo es una película sumamente emocional y llena de reflexiones sobre la vida, el amor, la muerte, el abandono y el adiós...sobre la vida, sobre como tenemos que aferrarnos a ella para curar a las heridas más profundas que la misma pueda causarnos. Es un filme que habla sobre el aprender a decir adiós aún en las circunstancias más adversas, una película sobre despedidas, sobre el dejar ir a quien se ha perdido sin dejar de sentir un profundo dolor al hacerlo.

Así las cosas hoy lunes...

Salud pues.....

2 comentarios:

Damaris Guadalupe dijo...

La película es buen, pero el libro 100 veces mejor.
Saludos

Kix dijo...

Hijole... no. La verdad es que no voy a ver la movie. Simplemente al leer tu reseña sentí que me soltaba a llorar. Desde que soy mamá me he vuelto de un emocional!