miércoles, septiembre 23, 2009

De Libros...

Seven Readers!!...

El periódico El Universal, publica una encuesta en la que se le preguntó a una muestra de mexicanos cuales son los libros que pueden identificar. El resultado arrojó una lista de 10 volúmenes que me parece dicen mucho de nuestra educación, nivel cultural y lo poco que realmente léemos en este país.
La lista es la siguiente:

1- La Biblia.
2- Harry Potter.
3- Don Quijote.
4- El Código DaVinci.
5- Cien Años de Soledad.
6- Juventud en Extásis.
7- El Principito.
8- El Diario de Ana Frank.
9- Ángeles y Demonios.
10- Los Hornos de Hitler.

Revisando el listado nos encontramos con una serie de lugares comúnes, con lecturas de evasión, dos obras maestras, algo de historia, un par de best sellers, y una absoluta basura. Es normal que la Biblia aparezca en esta lista. Finalmente es un libro que está muy enraízado en la tradición judeo - cristiana de la que somos herederos. El hecho de que Harry Potter esté ahí, habla de lo bien que ha funcionado este fenómeno comercial disfrazado de cultural. Los libros de Dan Brown se han vendido cobijados por el manto de la polémica, lo que hizo que mucha gente que normalmente no lee voltee a los mismos solo para saber de que trataban. El Principito es un clásico infantil, una especie de regalo obligado en la infancia. El Diario de Ana Frank y Los Hornos de Hitler, son de esos libros que uno suele encontrarse eternamente en toda librería, pero también en los supermercados, por lo que es muy posible que no se hayan leído pero todos seguramente podemos identificar sus portadas. Me preocupa el hecho que un bodrío como Juventud en Extásis aparezca en la lista, no solamente porque su autor es un auténtico "charlatán engaña - mochos" que se ha hecho rico explotando a la falsa moral, sino porque a mi en realidad me preocuparía que alguien tome como modelo de vida lo planteado en la aberrante novela de Carlos C. Sánchez. Existe también un alto grado de posibilidad de que El Quijote y Cien Años de Soledad estén en este listado por ser obras que casi cualquiera puede nombrar, pero que tal vez nunca han sido leídas.




Es una lista que denota nuestras carencias culturales. Es realmente lamentable que no se incluya ningún libro de divulgación científica o libros de autores latinoamericanos que dicen mucho más de nosotros que lo que puede decir un Dan Brown. No somos realmente un país que nos formemos ideologicamente através de la lectura. No miramos las posibilidades que ésta tiene en esos términos, pero también en todo aquello que tiene que ver con alimentar a la imaginación y el expandir nuestra mente hacía nuevos horizontes a través de las páginas de un libro.
También habla de que los programas de fomento a la lectura han fracasado miserablemente o están promoviendo solamente a una parte de la enorme oferta cultural que existe en la literatura de todos los tiempos. El grave problema es que tampoco parece existir la voluntad política ni las intenciones de las autoridades culturales para revertir esta tendencia.
Hace unos días me enteré que faltarán aún unos meses para que el Kindle (el dispositivo de libros digitales de Amazon) entre a México. Aparentemente la compañía de ventas por internet, ha decidido retrasar el asunto por dos motivos: la crisis económica y el hecho de que no se trata de un gadget que interese a los mexicanos, por lo que puede fracasar rotundamente en términos comerciales. Esto es significativo porque la economía retrasará nuestra entrada a las nuevas reglas del juego de la lectura y culturalmente seguiremos ampliando la brecha que nos divide de naciones más educadas.
El poco interés que todos en este país tenemos por la lectura (entiéndase aquí: autoridades y ciudadanos; medios de comunicación, empresas con supuestas fundaciones culturales, etc) es realmente dañino. Casi les puedo asegurar que en cinco años esta lista no variará mucho. Tal vez se podrá encontrar en ella algún éxito comercial que esté en auge, pero es triste que los mismos títulos seguirán apareciendo en el pobre imaginario colectivo que de la lectura se tiene en este país. Esto también es muestra del subdesarrollo en el que nos encontramos y dice mucho de lo que somos pero también de lo que podemos llegar a ser.
Las discotecas de moda se llenan todos los fines de semana; las plazas comerciales rebosan de gente, los palenques de estrellas como Ninel Conde están a reventar, Ventaneando sigue teniendo gran rating y hoy seguramente muchos estaremos insertos en cientos de actividades. Lo triste, es que las librerías estarán casi vacías y cuando alguien vaya a comprar un libro, probablemente comprará algo de lo que aparece en la lista de El Universal. Y entonces ese comprador, esa persona se estará perdiendo de muchos pedazos de mundo, de muchas letras, ideas y palabras que le pueden hacer un mejor y más informado ser humano.

Así las cosas hoy miércoles...

Salud pues.......

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que te viste benigno en tu comentario...el Diario de Ana Frank, El prinipito, Los hornos de Hitler y hasta juventud en èxtasis (aunque ud no lo crea) son lectura OBLIGADA en TOOOOOOOOODAS las secundarias del paìs, desde el elitesco Green Hills hasta la secundaria tècnica 27. Si la gente los conoce es porque los hicieron leerlos, ni siquiera porque estèn de venta en el super, esto es mucho peor de lo que se ve!
Clau

Kix dijo...

El otro día encontré en uno de esos sites de gente, el perfil de un wey que decía en el campo Libros: "no leo, no se hagan weyes, los mexicanos no tenemos el hábito de lectura"...

O sea no solo no lee el cabrón, sino que aparte nos da una embarrada a todos los demás. Conclusión, si lees eres hipócrita...

No sabía si reir o llorar.

Odio que Carlos Cuahtémoc esté ahí, odio que Harry Potter esté ahí. Odio que Dan Brown esté ahí.

Antonio dijo...

¿Ningún autor mexicano? Sólo CCS, el genial inventor de la fusión-ficción (hasta para felar hay que tener ingenio).

Un Abrazo.

Rodrigo dijo...

Al menos aparecen el Quijote y 100 años de Soledad, ya que a este paso los mexicanos vamos a hacer más referencia a libros de Yordi Rosado, Gaby Vargas o la infumable Guadalupe Loaeza.
Saludos

Ego dijo...

"Y entonces ese comprador, esa persona se estará perdiendo de muchos pedazos de mundo, de muchas letras, ideas y palabras que le pueden hacer un mejor y más informado ser humano"

Tienes toda la razón y tu lamento es tan antiguo como el problema. Yo digo que "sálvese quien pueda" (de la ignorancia)