lunes, julio 07, 2008

De obras maestras y un premio...

Seven Readers!!

El highlight del fin de Semana fue el estreno del programa de Radio. No fue el mejor del mundo, tuvo demasiados defectos que tendrán que irse corrigiendo conforme las semanas vayan transcurriendo. Pero lo importante es que estamos de vuelta al aire y habrá que pelear por la permanencia ¿cómo? Tratando de ofrecer un espacio en el que se respete al radioescucha como un ser pensante e inteligente.
En fin, ahí vamos de nuevo…empezando desde cero y tratando de conformar a un nuevo auditorio, aunque fue muy agradable que varias personas que ya nos habían escuchado antes por radio, se conectaran al programa con comentarios positivos sobre la vuelta al aire.
En fin…ahí vamos y debo decir que ya deseo que sea sábado de nuevo. Eso de hacer radio es algo adictivo y el día de estar en cabina se espera con enorme ansiedad.
Recuerden: Entremeses de Sábado, los sábados de 12 a 14 horas a través de Foro 680 de Am.

Wall-E...

En su primer largometraje animado, los estudios Pixar nos hicieron una promesa: llevarnos al infinito y más allá. 9 películas después lo han logrado: Wall-E es una obra maestra que nos lleva a través de un maravilloso viaje por una pieza cinematográfica única, que catapulta a Andrew Stanton, su director, como una de las mentes más lúcidas y emocionales del universo fílmico.
Estamos 700 años en el futuro, la contaminación producida por el gigantesco corporativo Buy – N – Large ha hecho de la vida en la tierra algo imposible. El ser humano lleva centurias vagando en el espacio. Atrás prácticamente no queda nada, salvo un pequeño robot que durante todo ese tiempo ha estado cumpliendo la tarea para la que fue programado: limpiar nuestra basura. Basura en la que Wall-E encuentra miles de tesoros que van desde cucharas, tenedores, un cubo de rubick y su más preciada posesión: una cinta VHS de la gran Hello Dolly de 1969. El robot canta, baila y sueña a través del musical y, lo más importante, puede visualizar la importancia del contacto con otros seres, la importancia de la música y sobre todo, experimenta a través de los oníricos bailables la capacidad de soñar y la necesidad del contacto con otros seres. La película se convierte en una encantadora fábula – que mezcla ciencia ficción, romance y un corazón adolescente – es el viaje de un robot en la búsqueda de compañía, búsqueda en la que cada pieza recogida por Wall-E representa al aspecto más importante de la humanidad: son piezas de cultura. De una cultura capaz de crear, inventar, amar y al mismo tiempo destruir y terminar con si misma.




El filme está dividido en dos partes.
En la primera vemos a Wall-E en la desértica y contaminada tierra. El robot lleva una existencia callada, tranquila y diminuta. Su única compañía es una cucaracha que le sirve de mascota. Una primera parte en la que el gran logro de la animación es el de generar una auténtica y melancólica sensación de soledad. Filmada sin diálogos, las secuencias se centran en Wall-E, en el medio de un contexto desolador. Contexto que será roto cuando una gran nave irrumpe en el firmamento y de ella emerge un hermoso robot blanco (muy parecido a una Mac del siglo 28) llamado EVE, que le ofrecerá a Wall-E la tan deseada experiencia del contacto con el otro. La música de Thomas Newman juega entonces un papel protagónico y hace de cada escena un hermoso interludio. Junto a las notas musicales sentimos en un momento la libertad del primer vuelo de EVE y el encuentro entre dos máquinas que paradójicamente despiden una gran sensación de humanidad.
Eve tiene una misión: comprobar que las condiciones de la tierra, permiten la creación de vida. Cuando Wall-E le muestra una planta que ha recogido, es cuando el segundo acto del filme da inicio: la nave regresa, se lleva a EVE y Wall-E inicia un viaje por el espacio en su búsqueda. Viaje que terminará en una nave en la que se encuentran los remanentes de la humanidad.
Y aparece el ser humano del Siglo XXVIII. El hombre ha dejado de caminar, se ha convertido en una figura obesa, floja y deforme que se mueve gracias a unas sillas gravitacionales, mientras se sumerge en una pantalla holográfica que representa su único contacto con la realidad y come comida chatarra. Pero es un ser humano que mantiene intactas dos cosas: sus capacidades de asombro y de aprendizaje. Sin embargo la película está presentada a través del punto de vista de las máquinas, y éstas parecen sentir más aprecio por la vida y por la tierra que el hombre mismo. El filme presenta dos visiones de la tecnología: Es una reflexión sobre lo que la inteligencia artificial puede llegar a ser, y al mismo, tiempo sobre lo que esa dependencia en lo tecnológico puede crear en el ser humano.
Wall-E es una gran experiencia cinematográfica. El nivel alcanzado por su diseño hace por momentos que uno se olvide de que está mirando una cinta animada. Es una película llena de homenajes al cine con referencias a Chaplin, Kubrick, Keaton, Gene Kelly y Steven Spielberg. Es una película épica y monumental, y al mismo tiempo un filme intimista y salpicado de emociones e ingenuidad. Una película que nos lleva a preguntarnos sobre las decisiones que como sociedad estamos tomando actualmente y que nos advierte sobre las posibles consecuencias de las mismas.
Pero por sobre todo Wall-E es una muestra de que el cine pop puede llegar a ser arte. Y no tengan ninguna duda: estamos ante una auténtica pieza de arte, un magistral y emocionante trabajo hecho para disfrutarse en el cine. No esperen al DVD, vean Wall-E en una pantalla de gran formato y sumérjanse en una experiencia única y alucinante que dignifica a la cinematografía del siglo XXI.
Es prácticamente un hecho que Wall-E se va a llevar el Oscar en la categoría de mejor película animada. Pero si la Academia tuviese más de dos dedos de frente, la estaría nominando en la quinteta de cintas que buscarán la estatuilla al mejor filme. Hasta el momento no ha habido, en este 2008,  una mejor producción norteamericana en las pantallas de cine del planeta.


Premio Bloguero…

Este blog nunca había sido objeto de ningún tipo de reconocimiento. Lo comprendo: tanta insensatez normalmente espanta a quienes entran por estos lares. Sin embargo, resulta que la gran Janis desde su blog le ha otorgado el:



Solo me resta decir: Gracias totales, especialmente por que el award viene de una de las mentes más lúcidas y divertidas de la red.

Así las cosas hoy lunes….


PS1…El tenis es uno de mis deportes favoritos.
Después de lo visto ayer en la Final de Wimbledom jugada entre Roger Federer y Rafael Nadal, a uno solo le resta quitarse el sombrero en señal de admiración ante estos dos titanes de la cancha. Fue un partido de cuatro horas de duración en el que estuvo a prueba el temple y las fortalezas tanto física como mentales de ambos gladiadores. Al final el español se levantó con la victoria, alargando la buena racha de triunfos hispanos en materia deportiva.
No hay duda: algo bueno han de estar haciendo en España. Sus triunfos deportivos son el reflejo de una sociedad que ha crecido enormidades en los últimos años en todos los aspectos. Hay algo que a mi me parece significativo: mientras la derecha estuvo en el poder en la madre patria, simplemente el país no avanzó y sus derrotas se daban una otras otra. Los mejores momentos los ha vivido esa nación cuando el socialismo moderno está en el poder (recordad los triunfos en los memorables JO de Barcelona en el 92).
Un mensaje interesante para el resto del planeta.


Salud pues…….

4 comentarios:

Kix dijo...

Yo fui a ver a Wall-E este fin, y como bien escuché en algunas críticas de cine, más que nada es una historia de amor... y un buen mensaje: ¡¡muévanse, hagan ejercicio!! Es espeluznante verlos a todos gordos y pegados a un display... oops...

Hija de Zeus dijo...

Amigo, felicidades por el nuevo proyecto! Las fallas se mejoran, de eso no tengas duda. Mucha surte.

Lo de Wall-E ni lo lei porque la quiero ver esta semana. Besos!

Anónimo dijo...

felicidades por tu regreso al radio!!! ni hablar, tienes que averiguar cómo le podemos hacer para escucharte tus fans del DF!!!!
Clau

Janistika dijo...

jajajaj conozco a más de 3 personas que no estarán de acuerdo en eso de que tengo una mente "lúcida"

Pero que bonito agradecimiento.. y pues de nada, a mi me encanta tu blog desde aquel día que me nombraste en el radio y nos hicimos amiguis hahahah

Excelente comunicologo, locutor y escritor que es usted. No hay de qué.


Saludossssssssssss Brillantessssss