miércoles, marzo 26, 2008

De Emos y Arieles...

Seven Readers!!!....


Hace un par de días platicaba con una amiga sobre todo lo que ha pasado con el asunto de las agresiones en contra de los llamados Emos. La pregunta que nos hacíamos era por cuánto tiempo más estaremos hablando de Emos y de todo lo que rodea. Mi amiga, también gente radio, sostenía que por lo menos en lo que resta del año el tema estará sobre la mesa de discusión. Yo, no le daba tanto tiempo, pues tengo la impresión de que nuevamente estamos ante una moda mediática cuyas formas y maneras han sido definidas por ciertas manifestaciones artísticas cuya representación se da a través de las grandes cadenas musicales de televisión, revistas y páginas de internet que son quienes han creado toda esta "ideología emo" para que los adolescentes terminen por consumirla. 
A diferencia de otras expresiones contraculturales, me parece que los emos no son producto de una sincera manifestación de rebeldía, sino que se trata de una corriente cuya existencia sería impensable sin los medios de comunicación que le alimentan y le sostienen, a través de la música y a través de fomentar el consumo de ciertas marcas de ropa y calzado que ahora resulta que son "propias" de quien dice ser un emo. Sin embargo, hay algo que les une invariablemente a otro tipo de expresiones de orden contracultural que han aparecido en occidente a lo largo de la historia: son reacciones que surgen en un contexto nacional que se destaca por la falta de oportunidad para el joven. 
Nada sin embargo justifica la agresión contra una persona. Hace unos días Ignacio Pineda, director coordinador del Foro Cultural Alicia, declaraba en La Jornada
“Los emos, querámoslo o no, son una nueva generación, pero no creo que sean los anarco-punk ni los darkis quienes los agreden. Lo que veo es una connotación muy conservadora, el objetivo deliberado es dividirlos, porque no les pueden ofrecer expectativas de futuro” y continuaba: “El odio en México contra los emos significa un crecimiento del conservadurismo. La violencia entre diversos grupos juveniles no es nueva, siempre ha existido, pero ahora se ha vuelto masiva. Esta campaña es peligrosa y puede crecer y seguirse por ejemplo contra los negros, los gays, las mujeres... Al gobierno le conviene tener más jóvenes divididos que críticos y demandantes” Pineda ha puesto el dedo sobre dos llagas: la primera es que con el crecimiento es que con el conservadurismo, crece también la intolerancia. La idea conservadora de "unidad" tiene que ver más con el hecho de acabar con cualquier manifestación que altere en contra del conservador, cuya máxima es buscar un orden social en el que la diversidad desaparezca y el pensamiento se unifique. Y la segunda tiene que ver con la falta de capacidad que históricamente han tenido las autoridades mexicanas para generar oportunidades para los jóvenes del país, especialmente para aquellos que por alguna razón u otra han decidido ir en contracorriente a los dictados de las elites poderosas. El discurso es claro: alinearse o alinearse.
Yo estoy seguro que en unos meses lo emo pasará de moda. Pero mientras existan chicos dispuestos a caer en esta idea mediática, sus derechos a asociarse y manifestarse tienen que ser completa y totalmente respetados y defendidos por todos. El no hacerlo implica retroceso y eso es algo que una sociedad que pretende ser moderna y diversa, simplemente no puede permitirse.

Arieles...

Mirando hoy las primeras notas en prensa y televisión sobre la entrega del Ariel ayer, reafirmo una vez más dos ideas: nuestra prensa de espectáculo no existe y nuestra industria cinematográfica tampoco. 
Hasta ahora, no he visto ninguna entrevista en la que se pregunte por tal o cual película, por los méritos artísticos, por la situación de la industria cinematográfica nacional. No, todo se ha remitido a lo mismo: a quién anda con quién, a los vestidos de las "estrellas" etc. El colmo fue que todos estaban más pendientes de Michelle Salas (quién asistió a la ceremonia por el homenaje a Silvia Pinal) que de Carlos Reygadas o Paul Leduc. Y a diferencia de la entrega del Oscar de hace un mes, ahora no hubo transmisiones en vivo en las grandes televisoras ni amplias coberturas al respecto.




Pero en realidad esto es también síntoma del mal estado del cine nacional. ¿Si no tenemos una industria sólida, especialmente en términos artísticos y económicos, qué podemos esperar de su "máxima entrega de premios"? Nada, absolutamente nada. No existe una planeación en términos publicitarios, no existe una una industria cultural cinematográfica. Es una pena, pues en México tenemos gran talento y los garbanzos de a libra que de pronto y llegan a nuestras pantallas son una muestra de ello.
Luz Silenciosa, la película de Carlos Reygadas que ayer se erigió como la máxima ganadora de los premios, no ha sido vista en todo el país. Su distribución ha sido limitada. Lo mismo sucede con otros filmes como Cobrador in God We Trust de Paul Leduc, cuya distribución aún no está garantizada en las salas comerciales. 
Nuestro cine sigue de capa de caída. A pesar del reconocimiento internacional que películas y directores tienen en los mejores festivales del planeta, a pesar de que el talento mexicano ya se exporta o importa a otras latitudes, en México nuestro cine sigue importando para un pepino. Y claro, ello también contribuye a que nosotros nos alejemos de las películas mexicanas. Muchos espectadores, incluso aquellos que dicen que no pueden estar sin cine más de una semana, prefieren entrar a ver cualquier cosa antes de mirar una cinta made in mexico, y ello es en realidad una vergüenza. 
En fin...nuestro cine sigue en picada, y nada parece detener esa libre caída...

Así las cosas hoy miércoles...

Salud pues.......

6 comentarios:

Defeña salerosa dijo...

Yo ya estoy harta de los emos. Ahora son estandarte de tolerancia y casi mártires nacionales. De no haberle dado tanta importancia a lo sucedido en querétaro, tal vez no hubiera más repercusiones en todo el país. Ahora ya todo el mundo los conoce y los que los odia los odian más. Y con el antecedente planean hacer lo mismo en otras partes del país. Creo que hay discriminaciones más urgentes y precupantes que ésa.(por desgracia)

Lo de los arieles no es noticia. Es una pena. Todo el *espectáculo* mexicano es una reverenda basura. El chismerío, la nota fácil. estoy de acuerdo contigo. ME molesta que se poyen proyectos tan huecos como *llamando un angel* cinta que dije entré a ver en lugar de Rambo y me arrepentí!. Ese es otro de los puntos flacos del cine nacional, hay apoyos, pero para porquerías que parecen prometer (al menos) un éxito mediano en taquilla. Dos o tres actores de comedia o telenovela, un argumento *jocoso* y 3000 groserías.

btto dijo...

1. Pienso que el asunto de los emos si es una moda, ahora no distingo entre un adolescente que se dice emo y un fan de rebelde o kudai, se visten igual,cantan parecido...creo que esto es algo que tiene al menos un par de años de moda.
2.Si los mismos mexicanos no ven sus películas ¿cómo les va a interesar las entregas de premios de las mismas?
Por cierto, vi la zona y se me hizo una película interesantísima. Coincido contigo que la película es un logro,y curiosamente había bastante gente el día que fui a verla(hoy miércoles). Gracias por la reseña.

Srta. Maquiavélica dijo...

ups acà todo los medios hablan de los Emos¡¡osea como si el paìs no pasaran cosas màs interesantes digo en el sur de la re`pùblica hay mucha discriminaciòn y nadie dice nada osea no entender¡¡¡ y como tu mencionas no hay buenos programas de televisiòn y los noticieros son una porqueria¡¡¡pero eso si chismes y chismes al por mayor no se vale a mi me vale madres quien se divorcia o se casa dle medio dizque artistico¡¡¡
Ahora respecto a los arieles upsss siempre han sido ignorados no les conviene a las televisoras transmitirlos asi como a las salas comerciales exhibirlos, las peliculas mexicanas no se promueven yo viviendo en el df me doy cuenta q algunas q mencionaron ni las he visto ahora me imagino q tu menos¡¡¡nosè porq siempre exhiben las movies en el df y ustedes de provincia tambien tienen derecho a verlas¡¡¡
besitos seguimos en contacto aqui nos toco vivir...........

Damaris Guadalupe dijo...

Los emos me dan hueva, se ven ridículos y feos, pero eso no le da derecho a nadie para agredirlos, respeto simplemente respeto.
Saludos

Janistika dijo...

"Críticos y demandantes" que palabras tan fuertes para una sociedad que grita por líderes en vez de followers.

Que nos suenen a todos los oidos.

Kix dijo...

A mí me llegó un video de YouTube hace unas semanas al respecto de los emos, en donde se les criticaba y yo la verdad estaba cagada de la risa porque estaba super chistosito dicho video. Peeeero bajo ninguna circunstancia me parece que eso sea suficiente para ir a partirles su mandarina en gajos. No no, que vivan su vida depresiva, cortándose las piernas, los brazos, tirándose al drama... total, es SU vida. Pero ir a madréarselos? Nel nel.

¿Arieles? Ni sabía... :-S