miércoles, octubre 31, 2007

De The Queen Symphony...

Seven Readers¡¡¡

Ayer leía un emocionante post de Andy sobre una presentación que se hizo en el DF de la música de Queen, versionada de manera sinfónica. Por lo que ella nos contaba, el concierto fue realmente muy bueno. Creo que el rock y la música sinfónica guardan muchísima relación. Especialmente sub géneros como el progresivo o el conocido como sinfónico. The Beatles iniciaron tal vez con esta simbiosis gracias a George Martin y a sus maravillosos arreglos a temas como Eleanor Rigby. Pink Floyd y Jethro Tull, son buenos ejemplos de bandas con un sonido tremendamente sinfónico y por supuesto está Queen, cuyo sonido es muy operístico.
Las armonías vocales hechas por esta maravillosa agrupación tenían gran relación con los coros escritos por genios de la ópera como Puccini o Verdi. La Rapsodia Bohemia, es en si un tema con una estructura clásica, pues se divide en cuatro movimientos claramente marcados. Por lo tanto, no resulta extraño que su música pueda ser fácilmente versionada por alguna orquesta sinfónica. Yo me he encontrado con dos trabajos particularmente buenos. Uno lleva por título Keep Passing the Open Windows, y son arreglos que hace el ex Jethro David Palmer a la música de Queen. Pero el mejor es el realizado por el compositor chipriota Tolga Kashif y que lleva por título The Queen Symphony.



Esta quizá sea el mejor ejemplo de un trabajo de música sinfónica que tiene como sustento temas rockeros. Kashif tuvo la oportunidad de sumergirse en el extenso catálogo de Queen y componer una sinfonía cuyo origen primigenio es precisamente la música de la banda. Y ahí está la principal diferencia entre éste y cualquier otro trabajo sinfónico de Queen: no son arreglos a las canciones, sino una obra completamente nueva, en la que orquesta y coros realmente explotan en una fantástica celebración musical. Algo que solamente puede recibir adjetivos como monumental, emocionante y extraordinario.
El compositor reinventa la música de la legendaria reina. Son seis movimientos que contienen temas como Radio Ga Ga, Bohemian Rhapsody, We Are The Champions, Bycicle Race, Love of my life, The show must go on y la majestuosa Who wants to live forever. Temas que se urden en nuevo tejido de orden sinfónico. Pareciera como si un compositor con la imaginación de Tchaikovsky, se hubiese perdido en un catálogo lleno de una riqueza musical impresionante, dando como resultado un viaje emocionante por una Sinfonía que posee hermosas texturas, suavizadas por las cuerdas y la viralidad y fuerza de los coros realzada por los metales de la orquesta. Es un trabajo realmente maravilloso, único, y que amplía aún más las posibilidades del rock en general y de la música de Queen en particular.

He decidido compartir con ustedes dos de los movimientos de la obra. El primero (Allegro Con Brio - Maestoso - Misterioso – Allegro) inicia con las tubas interpretando algunos acordes extraídos de Show Must Go on, mientras un piano delicadamente roza a la Rapsodia Bohemia. Luego una especie de preludio hecho por los instrumentos de viento, anticipando la primera gran explosión coral. El coro canta Save Me, mientras algunos acordes de Radio Ga Ga se escuchan en el fondo. Esto se repetirá hasta la mitad del movimiento cuando el coro explota majestuosamente y se oye: and we can live forever. El éxtasis musical ya es total y cuando el tema melódico de Radio Ga Ga se retoma a través de los Cellos, uno es conciente de que se está ante una verdadera obra maestra. El final del movimiento es un regreso a los momentos más emocionantes del mismo.




A continuación el tercer movimiento (Adagio). La base es Who Wants To Live Forever. El violín es el instrumento solista (interpretado por Nichola Laud) que entrará en un hermoso diálogo con el Cello. El resto de las cuerdas parecen estar creando una melancólica atmósfera. El tema se convierte en un lamento, en un doloroso y profundo Canto.






Kashif declaró que este movimiento es un homenaje a Mercury. La duración total del trabajo es de una hora y al final, uno tiene la impresión de que se ha estado en nuevos lugares musicales, algunos de ellos nunca antes explorados tanto dentro del rock, como en la música sinfónica.
La Sinfonía Queen está disponible en DVD y CD. El DVD fue grabado durante el estreno mundial de la obra en 2003 y en la presentación estuvieron presentes Brian May y Roger Taylor, así como la madre de Mercury. Recomendaría por supuesto esta versión.
Lo cierto es que después de escucharla, se emocionarán, algunas lágrimas tal vez se les deslicen por las mejillas y, lo más importante, es la muestra de que Queen creó música cuyas posibilidades aún son infinitas.

No pudo haber mejor manera de escribir el post número 700 de este blog...

Así las cosas hoy miércoles…feliz puente (si es que tienen)...

Salud pues……

4 comentarios:

Ab Uno dijo...

Me encantó tu post! Me fascina escuchar o leer sobre música pues técnicamente no se nada sobre acordes, tiempos ni nada. Mi ex es músico y escritor y siempre intentó enseñarme, pero creo que falló jaja. Aún así te agradezco por la enseñanza y por quí nos leemos!

Angie Sandino dijo...

No conocía este trabajo ni a Kashif, pero escuche las canciones y solo te digo que se siente como si fuesen interpretadas con magia de por medio...

Un beso y feliz jueves!

Kix dijo...

La música es algo con lo que yo simplemente no podría vivir!! Forma parte de mi esencia!

Yo creí que tenía puente pero oh sorpresa! En fin, como sea ya el día se acabó.

AndreaLP dijo...

Dave, no podría estar más de acuerdo contigo. Tengo el trabajo de Kashif en evd y me entusiasmó desde el primer momento, aunque es diferente al concierto Sinfónico al que asistí, pero igual de emotivo.

I just love Queen and Freddie Mercury.

Saludos!!!