viernes, marzo 23, 2007

De un viernes de 200...

Seven Readers!!!

Hacer radio en este país no es realmente una tarea fácil. La radio tiene que competir contra toda una cultura iconográfica, es decir una cultura regida y dominada por el universo de la imagen. Es por eso, que muchas estaciones han optado por el camino fácil: la repetición constante, el lenguaje dicharachero y construido para evitar pensar; una radio que se pierde entre el consumismo y la idiotez, y que ha dejado de fomentar al arte musical para presentar música extremadamente digerible y sin ningún tipo de propuesta artística. Quien pretenda hacer algo diferente, difícilmente tiene cabida en el medio. La mayoría de los capitanes de la industria, no le abren las puertas ni al pensamiento crítico, ni a quienes pretenden hacer cosas diferentes, presentar otro tipo de música o intentar hablar con otro tipo de lenguaje (es decir con un español, medianamente correcto y carente de muchos modismos) prefieren seguir ganando enormes cantidades de dinero con un producto mediático reciclado y carente del compromiso social de fomentar al arte en particular, y a la cultura en general.
Por ello, quien pretende hacer una radio que se asuma a si misma como inteligente, tiene que luchar no solamente contra la corriente que predomina en el medio, sino en contra del poderío económico representado por una inmensa mayoría de medios de comunicación marcados por el mismo.
En lo personal, he elegido el camino diferente, es decir el de tratar de hacer una radio en la cual se respete al máximo a quien escucha y se le reconozca como un ser inteligente. Si no existe ese reconocimiento y ese respeto, no existe tampoco el producto mediático con calidad. Hay que nadar contracorriente, y hay que estar siempre muy seguro de lo que se dice, pues esto muchas veces puede irritar a cierto tipo de gente (Por ejemplo: los seguidores de Emoto en Mérida, andan muy enojados solamente por que un día antes de su evento, se me ocurrió hacer un programa criticando a sus cristales mágicos engaña bobos. También la Iglesia anda enojada por que he apoyado la legislación Pro despenalización del aborto…y así, varias cosas), por lo tanto también, se le tiene que tener gran respeto al medio, tener la camiseta bien puesta y tener los argumentos suficientes para sustentar de lo que se habla o se comenta. Se necesita hacer mucha investigación, mucha lectura y estar al tanto de cuales son los temas y los tópicos importantes en todos los ámbitos locales y nacionales. Y se necesita estar dispuesto a sacrificar muchas cosas (tiempo con los seres queridos y muuuchos bienes materiales, entre otras cosas) No existe el alimento al ego, y el hacer este tipo de radio puede ser visto como falto de éxito, especialmente por que en esta sociedad, éste se mide en términos cuantitativos y no cualitativos. Pero si se está dispuesto a afrontar todo ello, las recompensas son mayúsculas y el reconocimiento casi siempre viene de gente realmente agradecida por el tipo de información que uno le está proporcionando, gente que te da las gracias por respetarla como un ser inteligente, pensante. A veces una llamada o un comentario callejero, te hacen notar que realmente estás poniendo un minúsculo granito de arena en la conformación de una mejor ciudad, una ciudad con una sociedad un poquito más informada y que está comenzando a cuestionarse a si misma y al país en el que vive.
Y sobre todo, existe algo muy importante: las satisfacciones profesionales y personales, que siempre vienen acompañadas de felicidad. Hacer este tipo de radio, no solamente es divertido, sino que uno realmente puede ser feliz haciéndola…y ello, dirían los clásicos, es simplemente priceless…
Así que llegar a 200 programas del Magazine, ha significado realmente una gran aventura, el reto era complicado: hacer un programa sobre medios y sus contenidos, sobre el mundo del entretenimiento, tratando de presentar un enfoque crítico hacía los mismos, por lo tanto cuando el programa empezó, no sabíamos como iba a reaccionar la gente o si duraríamos mucho…y miren…aquí estamos, luego de 199 viernes…no sé cuantos más estaré al aire (Los medios públicos si pueden tener un defecto: cuando una nueva administración entra, suele tener la idea de borrar con todo lo que se ha hecho anteriormente para así “marcar su territorio” y “legitimar” así su poder. En nuestro caso, recién una nueva administración acaba de entrar…así que, aunque no nos hayan avisado aún de algún cambio, mi destino es incierto…) pero mientras lo esté…seguiré haciendo mi trabajo con enorme amor y gratitud al medio, y con un gran respeto por el auditorio.
Hoy es un día especial…lleno de satisfacción….soy feliz, muy feliz…y estoy agradecido por que hago algo que me fascina hacer…Soy un afortunado por que hago radio...





Y si ustedes quieren escuchar el programa 200…pueden hacerlo. La primera parte es a las 19 horas, Mérida’s Time…y la segunda a las 22 horas…también Mérida’s Time…la frecuencia 103.9 fm y vía Internet www.radio.uady.mx



Así las cosas hoy viernes…

Salud pues……

10 comentarios:

Rodrigo dijo...

Felicidades por el magazine 200 David y esperemos nos deleites con cientos más. No te desanimes ante el ataque anónimo y cobarde y recuerda estar consciente de que "basta solo un fusible romper toda una línea".
Saludos

Rodrigo dijo...

Felicidades por el magazine 200 David y esperemos nos deleites con cientos más. No te desanimes ante el ataque anónimo y cobarde y recuerda estar consciente de que "basta solo un fusible para romper toda una línea".
Saludos

IS dijo...

Felicidades por los 200's y por tu manera de hacer radio!!!

Ana Gabriela Sandino dijo...

David!
Sé que ya me debes soñar porque no pierdo oportunidad de venir a visitarte... pero ya una vez te lo dije: Me gusta muchísimo como escribes, así que puedo imaginar lo padre que debe ser poder escucharte por la radio´... hasta me puedo imaginar un poco con tu acento de Mérida que es tan peculiar y bonito...

Muchas Felicidades por tus 200 programas y que la vida te lleve por sitios en los que logres proyectarte hacia muchísimas personas... si es donde estás ahora que bien y si no, pues que venga lo que sigue, que seguro siempre sera una gran experiencia!

Un beso!

control_zape dijo...

Mil felicitaciones por tu programa de radio. Ojalá hubiera más como el tuyo. Por estas latitudes nos suelen tratar (incluso los de la radio pública) a sus radioescuchas como si estuviéramos descerebrados.

Que sean muchos más de hacer buena radio.

Estaremos escuchándote para la segunda parte porque durante la primera ya está agendado 300.

pd. Por cierto eres la única persona que conozco que cuando expresa que le gusta hacer su chamba really means it.

Un gran abrazo

Antonio dijo...

Cada vez que me subo al auto y prendo el radio tengo la esperanza de encontrarme con un programa como el que describes

Muchas felicidades

Kix dijo...

Eeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!

Muchísimas felicidades!! No solo por el programa de radio, sino por ser una persona sumamente inteligente! Admiro mucho a ese tipo de personas! Osease que te admiro haaaarrrrto, manto!!

UN GRAN ABRAZO!!

Pereque dijo...

¡¡¡Mis felicitaciones, David!!! No he escuchado tu programa (la cafetera de la casa no da el ancho, y la cafetera de la oficina no es muy conveniente para esos menesteres), pero si como dices tu programa y tu blog son "simbiotas", creo que si cada estación de radio tuviera su David estaríamos mucho mejor.

¡Felicidades otra vez, y mucha suerte! - P.

Vil Clinton dijo...

Por qué no te vienes a vivir a Xalapa y haces algo con el maldito locutor de 96.9 al que sólo contrataron porque tiene la voz igualita a Martín Hernández.

Como apenas hoy sábado vi tu post, me doy cuenta no sin cierta pena que en vez de escuchar tu programa 200 me fui a ver 300 jeje

gatita dijo...

Muchas felicidades!!!! creo que lo que dices es muy cierto, y creo que lo mejor es que eres feliz siendo diferente!!!!
Saludos, un abrazo y un beso!!!! MUUUUUA!!!