martes, marzo 27, 2007

De la próxima visión del mundo a través de un cristal...y 15 razones para ver una movie...

Seven Readers!!!

Todo comenzó hace unos meses atrás con el regreso a la escuela. Llegaba yo al salón de clase y me sentaba, como siempre hasta el fondo (solo los parientes de Louis Skolnick se sientan al frente…y yo…¿nerd?...!jamás¡) en esos lugares en los que el maestro, según yo, no puede ni verte, ni oirte. Las nuevas tecnologías han desplazado al viejo pizarrón de tiza, vamos…ya ni siquiera se utiliza mucho el de marcadores con tinta borrable. No, ahora todo se hace en power point: las exposiciones se hacen sobre una pantalla y el lápiz de gis (¿qué hubiese hecho un maestro como Mark Thakeray ?), le ha dado paso a la laptop que ahora juega ese papel. No tengo idea desde cuando el recurso electrónico se utiliza, pero tengan en cuenta que yo no era alumno desde hace unos 10 años…así que la cuestión realmente me sorprendió. Lo que también resultó en una sorpresa es que así como la tecnología llegó, la pantalla, desde atrás del salón, parecía haberse alejado; las letras se asumían a si mismas ante mi vista como borrosas, lejanas. En un principio pensé que se trataba del foco del cañón que las proyectaba ante el blanco linóleo, me atreví a preguntarle a una compañera (a todas luces varios años menor que myself) si no le parecía que el asunto mal “enfocado”. Me respondió con un lacónico no. “Cegatona” – pensé para mis adentros.
Conforme los días – o mejor dicho los meses – pasaron, la pantalla continuaba borrosa, lo que ya me pareció de por si alarmante, pues tal vez eso significaba tener que moverme hacía los primeros y “nerdoides” lugares del aula…y eso ¡jamás! Decidí ponerle remedio a la situación, así que comencé a moverle el foco al cañón…negativo…la pantalla seguía borrosa. Lo malo es que el mundo también parecía por momentos quedar fuera de foco. Recordé aquella maravillosa película de Woody Allen, Deconstructing Harry , en la que uno de los personajes literalmente estaba fuera de foco…y así andaba por el mundo…llegué a pensar que finalmente la ficción alcanzaba a la realidad, y el planeta entero se desenfocaba a lo lejos.
Pero nunca falta alguna mente sensata que le trae a uno de vuelta a la realidad avasallante, y que le recomienda a uno que en lugar de estar pensando en términos ficticio cinematográficos (es decir: deseando que la vida propia sea una especie de película…aunque sea de Serie B) por que diablos no va y le pregunta que sucede a alguien que tenga bases para explicar lo que sucede; en otras palabras: “por qué diablos no vas a un oculista”
Sábado pasado…ahí estaba en el consultorio de un especialista. El Dr. Me recibió con suma amabilidad. Un tipo muy simpático quien me preguntó si era mi primera vez. Le miré con cara de ¿What are u talking about Willis? ...para luego responder con un tímido sí. Luego me pasó a una maquinita tipo Naranja Mecánica, ya saben cual aquella que le colocan a Alex De Large para obligarlo a ver imágenes hiper violentas, con el objetivo de “curarlo” de su muy particular psicopatía. Pero a diferencia de los psiquiatras de Kubrick , el Oftalmólogo solo me pasó una luz por los ojos. Después de haberme sentido scanneado a la Terminator, el Dr. me dijo que tenía cierto grado de Miopía, muy probablemente producida por una buena cantidad de horas enfrente a un televisor o a una pantalla de computadora. Pensé que menos mal que no se trataba de una Hal 9000 , pues muy probablemente me hubiese asesinado en el espacio exterior, en lugar de dejarme simplemente miope. El galeno se sentó en su escritorio, garabateó un par de cosas y me esgrimió una receta.
Hace un par de horas entré en una óptica…luego de un rato, salí con una nota y a partir de mañana empezaré mi carrera en el universo de los lentes. Mientras veía la nota pensé, para consolarme un poco por el hecho de que esto es sinónimo de envejecimiento, recordé a algunos de mis héroes que utilizan anteojos: Steven Spielberg es uno de ellos, Peter Jackson otro…por supuesto el ya mencionado Woody y hasta los grandes Clint, Gavras y el buen Martin …todos son parte de la comunidad de anteojos del mundo. Así que he decidido que la cosa no es tan mala…lo que si puede llegar a ser un problema, es el ir comparando a la vida con el cine o con sus personajes…pero nah…el gran Emilio García Riera solía decir que “el cine es mejor que la vida, pues el primero se salta todas las partes aburridas de la primera” Y me temo, que tiene razón…


Música y Letra…

Ok…vamos a ver ¿por qué entrar a ver una movie como ésta?
Razón 1: Hugh Grant te cae bien desde Four Weddings and a Funeral
Razón 2: Drew Barrymore.
Razón 3: Por que es una película de fórmula, bastante bien logradita, destinada simplemente a divertirnos.
Razón 4: Drew Barrymore .
Razón 5: Drew Barrymore .
Razón 6: Por el mega hilarante vídeo del ficticio grupo ochentero conocido en la movie como POP …que es realmente…extraordinario.
Razón 7: Drew Barrymore .
Razón 8: Por que la canción que sirve como tema al filme está very cute.
Razón 9: Por qué irremediablemente al ver la película, te preguntarás ¿qué estará haciendo Andrew Ridgeley ?
Razón 10: Drew Barrymore .
Razón 11: Por que perdiste el tiempo llegando hasta esta parte del post y entonces te preguntaste quien diablos es Andrew Ridgeley…y fuiste a Wikipedia a buscar…
Razón 12: Por qué sabes quien es Andrew Ridgeley y entonces sentiste que esta era una movie nostálgica que te remontaría a tiempos remotos.
Razón 13: Drew Barrymore .
Razón 14: Por que eras fan de Third Rock from the sun, aún no olvidas a Sally Solomon , y te emociona saber que aparece en el filme.
Razón 15: Drew Barrymore

Tal vez al final, llegues como yo a la misma conclusión. La mejor razón para ver Music & Lyrics es esta:




Pensándolo bien…son tal vez dos razones…

Así las cosas hoy martes…

Salud pues……

7 comentarios:

lupe dijo...

Música y letra!!! Me encnató!!!
Me reí como enana, además el oírlos cantar fue... chido!!! de hecho tengo el soundtrack... si quieres te lo mando por mail. Te he de decir que soy fan de ambos y me fascinó verlos juntos.
En cuanto a los lentes... yo tengo muy poca graduación y sólo los uso para la compu y en las tardes-noches para manejar, por que se me cansa la vista; debo decir que una personita que ambos conocemos (HC) debería ser tan sensato como vos y aceptar que está bien ceguetas e ir al oculista jejejeje. Ahhh de lentes olvidaste al buen Clark!
Saludos

Ana Gabriela Sandino dijo...

Hey, ya veo que tenemos a Drew en común, ella es una de mis diez actores-actrices favoritas, es como la mejor amiga que me hubiera gustado tener... y de la movie... la espero con ansias locas!

Gracias por encontrar tiempo y pasar a visitarme, fue una muy grata visita, porque con lo ocupado que estás... no te esperaba..

Un abrazo...

Vil Clinton dijo...

Ya que saquen una nueva de los ángeles de Charlie.

AndreaLP dijo...

Bienvenido al mundo de la ceguera progresiva... ¡No es cierto, no es cierto!! :-)

Y Drew es una buena razón para ver una película, aunque esta carezca de guión, como Los Angeles de Charlie, ¿a poco no?

Saludos.

David Moreno dijo...

Lupe...

SI...me parece que el soundtrack es bastante bueno...
si lo mandas....vale!! :)


Ana Gabriela...

Si, yo pienso que hubiese sido una buena novia...algo reventada...pero buena...

Vil...

Si, sería divertida...me imagino...
¿Cuántas van?...

Andrea...

Gracias...ahí la llevo jajajajaja...

Si, los Ángeles solo es disfrutable por ella...a pesar de que no hay guión, ni dirección, ni nada...


Saludos a todos...

Lorena dijo...

jajaja, yo tenía exactamente el mismo problema que tú, y no comprendía por qué no podía ver desde lejos ese tipo de proyecciones... cuesta trabajo admitir que los anos pasan, jeje, en fin, asi es la vida, el tiempo pasa y nos vamos volviendo viejos, como dice Pablo Milanés ;-)
Y la película, al fin cual película era?, hace mucho no veo películas de Hugh Grant y ciertamente no con con Drew Barrimore, aunque debo admitir, ambos me caen bien...
saludos

Mariana dijo...

Mi novio estaría completamente de acuerdo con las razones expuestas en este post.