viernes, septiembre 23, 2005

De otro cargadito viernes...

Seven Readers!!

TGIF!! Llegó el fin de semana y esas son siempre buenas noticias. Septiembre entra a su recta final y al año solo le quedan 99 días. 2005 ha sido una especie de suspiro. Un año que se ha ido con gran velocidad y con el que términa la primera mitad de la primera década del siglo XXI. Habrá tiempo para reflexionar sobre lo que hemos hecho en estos primeros cinco años de la nueva centuria, pero mientras tanto disfrutemos del fin de semana sin dejar de estar pendientes de las cosas que se mueven a nuestro alrededor.
El operativo distractor...
Ayer platicábamos sobre la buena noticia que significaba la liberación de Rubén Omar Romano. Sigue siendo una noticia importante el que el DT del Cruz Azul hoy esté libre y que, en una muestra de gran entereza, esté probablemente en el banquillo de la máquina en el partido del próximo sábado.

Lo que sin embargo comienza a ser sospechoso es el circo mediático que este asunto ha desatado. Fue una liberación con cámaras de televisión en vivo. Los medios fueron invitados a presenciar el operativo y conforme han pasado las horas las cadenas de televisión nos han presentado imágenes que vienen a demostrar que los camarógrafos estaban hombro con hombro junto a los agentes federales encargados de entrar a la casa de seguridad donde tenían al técnico argentino, sin importar que los hombres de la lente, pudieran poner en riesgo una operación tan delicada como lo fue ésta. Que los medios hubiesen estado presentes en un operativo muy peligroso, en donde pueden estar en juego muchas vidas no es una casualidad. Se trata de un ejercicio de relaciones públicas cuyos beneficios, en términos de mejoramiento de la imagen que ante la sociedad tienen los cuerpos policiacos, son de gran valor. Todos nos fuimos a dormir ayer con la idea de que la AFI había hecho un buen trabajo (y en realidad, me parece que lo hizo)
Pero al paso de las horas, la avalancha de información en torno al rescate de Romano ha resultado exagerada y avasallante. Toda información relacionada con otro tipo de asuntos practicamente desapareció de las pantallas de televisión. Dos ejemplos de esto. El titular estrella del noticiero Hechos de Azteca, Javier Alatorre, fue el encargado de cubrir el operativo de rescate para la televisora del Ajusco. ¿Por qué él? ¿Por que no un reportero de la fuente o uno especializado en notas de esta naturaleza? No es niguna casualidad que el señor de los gritos fuera quien se encontraba en esos momentos en la casa de seguridad ubicada en Iztalapa. Su presencia garantizaba una cosa: que esta sería la nota principal en el noticiero que el señor Alatorre conduce. Y así fue. Azteca abrió con esa nota y le dedicó toda la primera media hora de su espacio al rescate del entrenador argentino.
Lo mismo sucedió con López Doriga. Toda la primera media hora de su espacio nocturno de ayer por la noche, estuvo dedicada al mismo operativo. El Teacher además incluyó una conversación vía telefónica con el entrenador y un tour guiado al interior de la casa de seguridad en donde retuvieron por 65 días a Romano. Así, pudimos conocer "importante información" relacionada con la habitación donde estuvo Romano, el lugar en donde estuvo la televisión con la que Romano oía los partidos de su equipo, la cama donde durmió Romano, el lugar en donde se encontraban los custodios de Romano y hasta que plantas se encuentran en la casa donde....retuvieron a Romano. En otras palabras, información con muy poco valor periodistico o al menos, no con el suficiente como para estar dentro de las notas estelares de un importante espacio informativo.
Ahora, ¿por qué darle tanto vuelo a esta información? Creo que la respuesta es evidente. Se trata de demostrar ante la opinión pública a través de una nota sensacionalista como ésta, que los cuerpos del seguridad del país están funcionando correctamente aunque por el momento se encuentran acéfalos. Es una estrategia mediática que de alguna manera pretende tapar el enorme vacío informativo que se generó luego del accidente sufrido por el máximo encargado de la seguridad en el país. Se trata pues de aparentar fortaleza ante la crisis evidente por la que atraviesa el equipo foxista de gobierno, principalmente entre la parte del gabinete que se encarga de la seguridad. También se desvía la atención en torno a las sospechas que pueden producirse por la falta de una aclaración contundente que despejara cualquier tipo de duda que sobre el accidente del miércoles pueda presentarse.
Y si quieren verse más incisivos todavía...¿No resulta sospechoso que el operativo para liberar a Romano, y la invitación a los medios para presenciarlo, se haya dado alrededor de las 18 horas del miércoles, justo en el momento en el que las dudas en torno a lo sucedido con Ramón Martín Huerta eran enormes? No, ando montado en el sospechosismo (salud Creel) y todo indica que que el rescate fue planeado como golpe mediático. Que se sabía con anticipación donde estaba el argentino y que solamente se esperaba el momento justo para montar el circo.
La estrategia ha funcionado bien. Hoy todos hablamos de Romano y no pensamos en la debilidad de Fox al no nombrar de manera inmediata a un sucesor para ocupar un cargo al que el mismo presidente le dió demasiada importancia y relevancia dentro del gabinete.
Ya veremos que sucede...
Programita...
Sopechositas cosas como ésta hoy en Magazine. 103.9 FM, 1120 am (sin son sospechosistas meridanos) www.radio.uady.mx (si elabaran sus sospechositas teorías en alguna otra latitud del mundo) con el Real Player o el windows media...por ahi nos escuchamos...
Nos leemos pronto por aqui, estimados Seven Readers....Suerte a Texas...feliz fin...

3 comentarios:

Victoria Moon dijo...

Asi es, el tiempo ha volado este anio. Sin embargo hemos sido bastante productivos y asi ya no se siente como tiempo desperdiciado.
Saludos!!

Mirabai dijo...

Pues si... Muy raro todo... y sería peor si tienes razón de que ya supieran donde estaba y estuvieran esperando algún momento adecuado para rescatarlo...
Imagunate que ese momento hubiera sido en agosto del 2006, digamos!!! :o
Saludos.

David Moreno dijo...

Si si...mi querida Vic Moon...me gusta pensar que hemos sido productivos...
Welcome Back


Mirabai...no quiero ni imaginar agosto del 2006....la cosa no pinta nada bien...

Abrazos a ambas