jueves, marzo 05, 2009

De Escribir...

Seven Readers!!!

Hace un par de días me encontré con un viejo artículo que fue publicado en el Masiosare de la Jornada, el cual sirvió como pretexto hace dos años para hablar en la radio sobre la importancia de la escritura.
El artículo se titula ¿Se puede leer sin escribir? y es de la autoría de Gregorio Hernández Zamora. Se trata de una muy lúcida reflexión sobre lo deficiente que es nuestro sistema educativo con respecto a la pobre enseñanza de la escritura y como ésta es importante para el fomento de la reflexión y el pensamiento crítico. El texto apunta que si bien el enseñar a los jóvenes a leer es importante, esto es incompleto si no viene acompañado de enseñar a las viejas y nuevas generaciones a escribir. Si pretendemos despertar conciencias a través de la lectura, también lo tenemos que hacer fomentando la escritura. 
Hay un párrafo del texto que me parece realmente interesante y motivante:

Escribir, a diferencia de leer, convierte a la persona en autor, es decir, en persona autorizada para hablar o -como bien dicen los zapatistas- para decir su palabra, para hacer pública su verdad.

Díganme, mis avezados Seven Readers, ¿Se han imaginado ustedes alguna vez como autores? ¿Se han puesto a pensar que cada vez que toman el teclado de sus computadoras para plasmar una idea en un blog o en una nota del face, lo que hacen es hacer público un pensamiento íntimo que forma parte intrínseca de sus entrañas? Solemos pensar cuando nos hablan de autores en los grandes nombres de la ciencia o las letras o quizá en aquellos que han tenido la fortuna de publicar un libro o que periódicamente expresan sus comentarios en diarios o revistas, pero cuantos de nosotros - los que utilizamos esta vía para expresarnos - nos hemos puedo esa etiqueta: la de autor. 
Y un autor es alguien que ha decidido salir del silencio y hacer de dominio público sus ideas, pensamientos, aspiraciones y frustraciones. Si leer es ejercitar a la razón, escribir es poner en movimiento a nuestra libertad. Vuelvo con Hernández Zamora:

En otras palabras, si como enseñamos a escribir enseñáramos a hablar, ya seríamos un país de mudos. No enseñar a escribir equivale a silenciar. Silenciar es renunciar a educar. Y renunciar a educar es renunciar a ser libres. No son esclavos quienes han sido privados de su libertad, sino quienes renuncian voluntariamente a ella. Nuestra tragedia es que no es un ejército invasor sino nosotros mismos quienes construimos día a día la servidumbre perpetua de nuestros sectores marginados (los privilegiados disponen de maestros y escuelas atentos, y si no aprenden tampoco importa: tendrán abogados, escritores y periodistas a su servicio).

Y si, Azcárraga no necesita escribir (es muy probable que no tenga idea de como hacerlo) pues tiene a su servicio a Aguilar Camín, Krauze o JOLODO quienes lo hacen por él. Pero ¿Qué hay de la gran mayoría de los mexicanos que no poseemos los medios, para tener, valga la redundancia, nuestros propios medios? ¿Quién hablará por nosotros sino lo hacemos nosotros mismos? El silencio es el mejor aliado de quienes hoy detentan el poder político en México. El mantener a un pueblo analfabeta fue lo que le permitió al PRI estar 70 años en el poder (y lamentablemente es lo que le permitirá instalarse de nuevo en Los Pinos). Fox y Calderón fueron posibles por ese mismo silencio. Entonces si queremos que las cosas cambien, tenemos no solamente que generarnos el hábito de la lectura, sino fomentar el de la escritura de las ideas.
Pero a diferencia de generaciones pasadas, ahora contamos con esta maravillosa herramienta en la que ustedes están leyendo estas líneas. Ahora literalmente, todos podemos convertirnos en autores. Todos podemos manejar nuestros medios y expresar nuestras verdades. Es por ello que en algunos círculos de poder ya se discute la necesidad de regular los contenidos de internet. Como internautas jamás debemos permitir que ello suceda por que se mataría al medio más democrático que existe y en el cual todos podemos intercambiar información, discutir y sobre todo fomentar nuestro pensamiento crítico. Por supuesto, no todos le dan ese uso a la red, pero mientras alguien lo haga en el mundo o en el país aún se mantiene viva la esperanza de construir sociedades más justas.
Hace poco me encontré con un  de vídeo que habla de las ventajas de la información y el manejo de textos a través de la red, pero sobre todo de la revolución que el mundo on line ha traído consigo: nos ha puesto a pensar.






Nos estamos convirtiendo en seres creativos, con un mayor sentimiento de comunidad y dispuestos a compartir. Es probable que estemos en una etapa menos egoista: compartimos música, videos y lo más importante: ideas. Pero esas ideas tienen que ser claras, explícitas, por que existe la posibilidad de que lleguen a muchísima gente. Por ende tienen que estar bien escritas. Tenemos que tratar de aprender a escribir mejor.
Quizá la libertad de internet sea el punto de partida para poseer sociedades más justas y democráticas - algo siempre puede pasar en el camino que limite esta posibilidad - pero si queremos ser escuchados, tenemos que aprender a hablar, a contar, a crear a través de la escritura. Es probable que eso en el futuro nos evite tener dirigentes como los Fox, los Peña Nieto, los AMLO o todos esos políticos que son felices mientras estemos callados. Ya tenemos esta herramienta para ser escuchados pero tenemos que aprender a hablar con propiedad, con claridad. Hace unos días leía a Javier Aranda Luna quien escribía lo siguiente:

No sueño en que la información disponible nos lleve a tomar alguna otra Bastilla, pero sí me llama la atención que medios más rudimentarios, como las hojas volantes mimeografiadas en 1968 en México, París o Praga, hayan movido más las cosas que la Internet ahora.

Tiene razón. Y la respuesta a eso tiene que ver con la manera como esas hojas volantes estaban bien escritas, con pasión, con verdadera convicción. 
Si, hoy tenemos las herramientas para hacer toda una revolución pero hay que usarlas con creatividad, con la firme convicción en que somos autores tratando de hacernos escuchar, de ser leídos por alguien que se conecte con lo que escribimos; de adquirir conciencia de que a partir de nuestros modestos sitios, podemos ser parte no de la globalización, sino de la glocalización que no es otra cosa que la influencia que desde lo local se tiene en lo global.
Bienvenidos pues al verdadero cambio. Somos afortunados de ser parte de esta de la revolución democrática de internet, pero nunca olvidemos nuestos orígenes: la revolución de Guttemberg aún tiene mucho que enseñarnos. Seamos lectores, practiquemos el ejercicio de la escritura, seamos parte de la generación de autores cibernéticos y transformemos a nuestro entorno, a nuestro país, a nuestro mundo. 

ZAZ...largo post...

Así las cosas hoy jueves....

Salud pues......

8 comentarios:

Ra dijo...

Bellísimo. En lo particular considero a lo Glocal la principal estrategia revolucionaria en nuestra era. En todos los ámbitos

Abrazos.

controlzape dijo...

Excelente reflexión. Me recordó un maestro en prepa que tuve que a la hora de revisar lo que uno escribía si lo hallaba confuso o inarticulado vociferaba:

"Si no mejoras ahora tus habilidades para comunicarte por escrito no veo como le vas a hacer para que no te chinguen cuando seas mayor"

btto dijo...

Buen post. Me recordó al ejemplo de cuando Henry Ford demandó a un periodista por difamación. Cuando le preguntaban al Sr. Ford temas de conocimiento general e historia, él se limitaba a decir que no conocía la respuesta. Al final, resulta que Ford dijo que cuando necesitaba alguna respuesta,ya sabía que botón tenía que apretar para que un alguien se la dijera. El ejecutivo le ganó la demanda al periodista.

Por otra parte, pienso que internet ha sido una herramienta muy útil para la libre expresión, pero también ha reflejado la enorme ignorancia de las nuevas generaciones para escribir, un ejemplo son los metroflogs de los adolescentes o incluso, muchos blogs.

Latamoderna dijo...

Chihuahua, tendré que venir más tarde, ando en fa y está largo tu post... pero suena interesante, recuérdame pasar, por fiiiii.

Kix dijo...

Auch, me dejó comezón eso de que el PRI volverá a instalarse en Los Pinos... pero sí, parece que Ken va que vuela.

Al respecto de escribir, uy... yo leo mucho, me gusta, me gusta, pero ¿escribir? damn, se me hace complicadísimo crear algo de la nada!

marichuy dijo...

David

Yo leí feliz tu excelente post y, cuando iba a comentar zas¡ Kix tuvo que echarme la ceubetada de agua helada: Ken será el próximo presidente ¿pues no que nos estábamos convirtiendo en seres creativos?

Me encantó cuando le das su repasadita a Emilio Azcárraga y a sus "intelectuales orgánicos", Aguilar Camín y Krauze...

Saludos

grehz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
grehz dijo...

¡Excelente y renovadora reflexión sobre una vieja reflexión...!

¡Gracias!!
GHZ