viernes, septiembre 14, 2007

De otra de la mediocracia y Al Bundy....

Seven Readers!!!

Viernes….A pesar de que esta noche hay programa, nunca está de más un viernes. Mañana es la noche del grito y aunque no suelo celebrar tal ocasión en algún bar o restaurante, si tengo cierta curiosidad de ver que pasará en el Zócalo de la Ciudad de México y en el de la ciudad de Mérida, dónde la gobernadora dará su primer grito de independencia. En fin…ya veremos que tal se pone el asunto.

Televisión…

Ayer Javier Alatorre editorializaba en Azteca en torno a lo que puede suceder con la asignación de tiempos oficiales. Palabras más, palabras, menos Alatorre advirtió a la población sobre cómo su telenovela favorita o su partido de fútbol preferido podían ser interrumpidos para dar paso a un mensaje político. En resumen, el “comunicador” nos alertaba sobre la posibilidad de perder importantísimos minutos de “Lo que callamos las mujeres” o “Se busca un nombre” ante un aburridísimo mensaje de índole política. Luego quisieron ejemplificar utilizando a Brasil como una muestra de esto. Según la nota los brasileños están hartos de que su programación sea interrumpida constantemente por mensajes en los que se difunden las ideas de los partidos políticos brasileños. Hubo sin embargo dos cuestiones que vale la pena resaltar. Se habló de hartazgo del brasileño, pero NUNCA SE ENTREVISTÓ A ALGÚN CIUDADANO DEL BRASIL que manifestara dicho hartazgo. Pero ello no es todo: hace un par de meses leí un libro que versa sobre una serie de diálogos mantenidos entre el ex primer ministro de Portugal Mario Soares y el ex presidente del Brasil Henrique Cardoso titulado El Mundo en Portugués. Ahí ambos ex mandatarios hablan del sistema de partidos políticos en Brasil y Cardoso es muy enfático: no existe una vida partidista como la mexicana, los partidos, a decir del ex presidente carioca, a diferencia de México sólo cobran vida en períodos electorales y muchas veces lo hacen a través de alianzas y coaliciones. Por lo tanto, su presencia mediática también se resume a los tiempos de campaña y esta solo se limita a los tiempos oficiales y a pesar de ello, las últimas elecciones presidenciales en Brasil tuvieron altos índices de participación ciudadana.
El ejemplo de Azteca resulta vacío y manipulador y es una muestra de cómo se pretende mal informar a la audiencia en aras de “acarrear agua al propio molino” utilizando un bien concesionado por el Estado para mal informar al auditorio y generar un clima adverso a las reformas electorales, en pos de que el público se sume a la postura de la empresa. La Televisora funciona así como un partido político más.
Vale la pena aclarar que no estoy en contra de la desaparición de las telenovelas o del fútbol de las pantallas. Cómo ya he dicho antes, en más de una ocasión me he clavado con algún culebrón televisivo y es de ustedes sabida mi afición al deporte de las patadas. Estoy si en contra del exagerado tiempo que la televisión le dedica a ambas cosas (con todos sus derivados, como las revistas del corazón o los innumerables programas dedicados al análisis futbolero). Estoy convencido de que necesitamos una diversificación de la programación, poniendo tanto o más énfasis en las cosas importantes (que no están solo en lo político sino también en lo artístico, lo económico y lo social) como a aquellas dedicadas a la diversión (la cual también, merece algo más que el tratamiento burdo que le brindan las televisoras).
Lo que ha traído consigo el debate de la Reforma Electoral es que las televisoras están mostrando su verdadero rostro. Espero que los ciudadanos seamos lo suficientemente inteligentes para mirarlo de frente y luego voltear a ver hacía otra parte.

Serie…

Uno de mis personajes favoritos de la Televisión ochentera y noventera fue Al Bundy. El protagonista de la genial Married With Children no tenía ningún empacho en decir lo que pensaba. Humor políticamente incorrecto, corrosivo y duro, y crítico de varios aspectos de la sociedad norteamericana. Hoy una serie similar resulta prácticamente impensable.
I miss the Bundys…!!Let’s Rock!!....





Así las cosas hoy viernes…

Salud pues……

12 comentarios:

Pereque dijo...

Alatorre advirtió a la población sobre cómo su telenovela favorita o su partido de fútbol preferido podían ser interrumpidos para dar paso a un mensaje político.

Si de eso va la reforma, ¡por mí que amplíen los tiempos oficiales! ¿Dónde firmo? (Por favooor: ¿a poco los políticos no ven novelas y el fut como cualquier hijo de vecino? ¡Si tienen peor gusto que nosotros!) Todas tus entradas sobre el tema han sido excelentes. Buen trabajo.

¡Ah, Married with children, de veras me gusta! ¡Los sets eran paupérrimos (según me acuerdo todo el programa pasaba en la planta baja de la casa, y ocasionalmente en la zapatería) pero la comedia era divertidísima!

Saludos.

Angie Sandino dijo...

Married with children fué por años una de mis favoritas,hubo una época en el 99 que el canal Sony pasó una tanda de las 10 temporadas, y yo me encontraba en cama por cerca de tres meses, mi entretenimiento era mirar la serie y ver como Al Bundy se las arreglaba para vender zapatos, estár en el club de machos e intentar sacar provecho hasta de sus hijos... muy buena serie...
I miss the Bundy´s too!

besos y feliz finde!

Antonio dijo...

Hola David,

Te aviso que Blogenstein fue destruído en un atentado, pero ha sido fundado otra vez en la siguiente dirección:

http://hrblogenstein.blogspot.com/

Y pusimos un enlace a "Reflexiones de un hijo del pop".

Un Abrazo

Kix dijo...

Chale, es el colmo del descaro... ¿ahora harán una campaña de terror para que no interrumpan tan inteligente programa como una novela?

"Atención, señor televidente: Ahora en vez de meterle caca en el cerebro, el Congreso quiere que usted piense, razone, critique y argumente! No lo permita!"

Nefastísimo ese hombre. Ah, y también se me ocurrió ver un ratín de la pendeja de la Hania Novel y reiteré que es muy pero muy nefasta: "A pesar de las voces en contra, el Senado no escuchó razones y aprobó la Reforma Electoral"... No mamar, pinche vieja vendida.

Joyrider dijo...

No hay nada más patético que Javier Alatorre, bueno quizás López-Dóriga.

Raúl H. Pérez dijo...

Así es, nuevamente coincido contigo.

Y sí, Married with children rocks!

P.D. "Vale la pena aclarar que no estoy en contra de la desaparición de las telenovelas o del fútbol de las pantallas".

Creo que es un error:

¿No quisiste decir "No estoy a favor de la desaparición..."? Puesto que en verdad no estás a favor.

Antonio dijo...

También pensé lo mismo, aunque no tan documentado como tú. En sus inicios TV Azteca era bastante mejor que ahora pero la carrera por el rating los hizo llegar a lo mismo que Televisa: basar su programación en deportes y telenovelas ¿Será que los mexicanos no nos merecemos algo mejor?

En estos días estuve viajando y, en los hoteles tuve acceso a TV de paga, y lo que noté es que sí, Alatorre editorializa descaradamente, pero López Dóriga es peor, Pedro Ferriz todavía es más visceral y Ruiz Heally es insoportable. Después de verlos decidí que Alatorre no es tan malo.

Un Abrazo

Janistika dijo...

Si pude ver lo que mencionas .. y el claro tinte alarmista ante la pérdida de importantes capítulos noveleros. De pena ajena..

Y lo más triste es de quienes se preocupan o que REALMENTE existe gente que les crean el choro de que atentan contra la "libertad de expresión"

Un saludo y felíz domingo ya.

Ariany dijo...

En efecto, las televisoras salieron buenas como lenchas mexicanas a la hora de asumir el papel de víctimas. Para cualquier persona moderadamente pensante, los "argumentos " presentados por las personalidades de la tv, resultarían ridículos y lo único que hizo fue exponerse a si mismos como lo que son, unos piratas del oportunismo. Desgraciadamente, lo más probable es que al final, terminen convenciendo a la gran masa consumidora de telenovelas y fútbol que, en efecto, fueron victimizadas igual que la libertad de expresión. Lástima. Saludos y buen post.

marichuy dijo...

David

Y hablando de patéticos y desvergonzados, ¿que tal la imagen ayer, durante el desfile militar, con los hijos de Calderón disfrazados de milicos? Ver para creer

Un abrazo y buena semana

AndreaLP dijo...

Ah, nuestros 'comunicadores' y sus ideas...!! Resulta patético ver cómo se ridiculizan en su afán por tragar con manteca.

Married with children era una serie divertidísima, lástima que hace tiempo no la pasen.

Buen inicio de semana (Ya sé, para variar llego tarde).

Mariana dijo...

David, muchas gracias por tu amplia colaboración en lo que respecta al valor literario. Me agradó mucho tu objetividad ante el tema y me dejó pensando en la originalidad. Espero poder conversar un poco más el tema una vez que me encuentre mejor informada. ¡Muchas gracias en verdad!

Married with children me parece una burla estupenda a la sociedad, principalmente gringa... los personajes son unas maravillosas caricaturas.

Sobre Alatorre y los tiempos oficiales, creo que todo se resume a dinero y pactos extraños con respecto a otras leyes igualmente lucrativas.

¡Un beso!

Mariana.