viernes, julio 13, 2007

Del momento climático número 1...

Seven Readers!!

Casi por naturaleza, el ser humano suele despreciar a todos aquellos a quienes considera inferiores. Tenemos la mala tendencia a creer que existe gente limitada para lograr grandes proezas, las cuales no necesariamente se dan en situaciones extraordinarias sino también en esas batallas diarias que la vida nos va presentando.
En nuestro tiempo, hemos cedido ante el triunfo del invidivualismo. Lipovetsky afirma que éste es el nuevo estado histórico de las sociedades. Existen nuevas actitudes como la apatía, la indiferencia, la deserción. El principio de la seducción (la mediática sobre todo) imponiéndose al principio de la convicción. Esto, dice el filósofo francés, es lo que define a la sociedad post moderna.¿Dónde quedan entonces la solidaridad, el honor, la lealtad y el compromiso y/o la devoción a alguna causa importante por la que realmente valga la pena luchar? Pero no solo a causas ¿dónde han quedado el amor y la lealtad hacía nuestros congéneres, hacía la naturaleza y en general hacía el mundo?
Una de las cosas maravillosas que se pueden encontrar en The Lord of The Rings, es precisamente un regreso a todos esos principios que posibilitan hacía una mejor condición humana. Podrá argumentarse que es una condición utópica, y si lo es, pero la utopía es lo que nos permite ser mejores personas y mantener la esperanza en que las cosas pueden cambiar. Las utopías nos sirven para caminar, para mantenernos en movimiento en la búsqueda de mejores condiciones de vida. Por ello son tan importantes las obras que nos presentan situaciones con apariencia utópica, por que nos recuerdan que aún tenemos posibilidades de revertir hasta las peores situaciones.
Y esas posibilidades aumentan mucho más si aprendemos a depender de todo lo que nos rodea, sin importar su apariencia o tamaño. Los Hobbits de Tolkien representan a la supuesta insignificancia convertida en triunfo. Las demás razas de la Tierra Media (elfos, hombres y enanos) van a comprender gracias al hobbit que el más pequeño en apariencia, puede ser el más grande en tenacidad y espíritu. Y por su parte, los habitantes de la apartada Comarca, van a comprender que son parte de un mundo que es más grande que ese pequeño pedazo de terreno y que si no se asocian con las demás razas con las que comparten, la oscuridad y la perdición terminarán también con ellos.
En El Retorno del Rey, Peter Jackson filmó de manera brillante la coronación de Aragorn (Viggo Mortensen) y el triunfo del bien sobre el mal. El momento es impresionante y emocionante: Todos los habitantes de Gondor se encuentran reunidos para la llegada del Mesías prometido, del Rey que terminaría por instaurar la paz en el mundo. Gandalf (Ian McKellen) corona al elegido.
Posteriormente, cada parte de la escena lleva consigo una carga importante de principios éticos. Aragorn reconoce que no es su triunfo, sino el de todos los hombres: aparece la humildad. Cuando se acerca a Legolas (Orlando Bloom), es evidente que entre ellos hay una relación muy importante: amistad. El amor se presenta con el encuentro entre Aragorn y Arwen (Liv Tyler) El amor paternal también aparece en el rostro de Elrond (Hugo Weaving) Y después, el reconocimiento al valor, al sacrificio y a la entrega: Aragorn y Arwen caminan entre la gente y se encuentran con los cuatro pequeños hobbits que jugaron un papel muy importante en la salvación de la tierra media. Estos se van a inclinar ante el Rey y su reina, cuando Aragorn les detiene, les mira con respeto y les espeta la mejor frase de todo el filme: "my friends, you’ll bow to no one". Entonces el Rey, el esperado por toda la Tierra Media es el primero en inclinarse ante esos seres de los que nadie esperaba nada y que lo habían dado todo. El pueblo entero de Gondor les sigue, ante la mirada de incredulidad de los hobbits (Elijah Wood, Sean Astin, Dominic Monaghan y Billy Boyd).
Seven Readers, aquí tienen mi momento climático cinematográfico favorito, el que más me ha emocionado en toda mi vida de aspirante a cinéfilo. Dirigido por Peter Jackson, es de The Lord of Rings: The Return of the King, la coronación de Aragorn.



Una anécdota: Cuando salí del cine luego de haber visto The Fellowship of the Ring, en 2001, pedí un deseo: no morirme sin ver el final de la película. Volví a pedirlo un año después a la salida de The Two Towers. Cuando salí de la función después de mirar a Frodo perderse junto con los Elfos en los mares grises, supe que un ciclo importante se había consumado. No me he muerto todavía, pero cuando lo haga sin duda me llevaré conmigo aquellos inviernos de El Señor de los Anillos. Aquellos días en los que esperé como nunca lo había hecho, y como nunca he vuelto a hacerlo, estar en una sala de cine para simplemente dejarme llevar por esa capacidad que todos tenemos, que solemos olvidar pero que cuando la ponemos en práctica nos permite sin duda ser un poco mejores: nuestra capacidad de asombro.

Así las cosas hoy viernes…

PS1…Hablando de LOTR, hoy por la noche estrenaré en la radio yucateca (y casi me atrevo a decir que en la mexicana) fragmentos de La Suite de The Lord of The Rings de Howard Shore. Se trata de una pieza que tiene como base a la partitura original escrita por Shore para las películas y que narra la historia de los libros de Tolkien. Fue compuesta para ser interpretada en vivo por una Orquesta Sinfónica y hasta donde sé, solo ha sido tocada en Europa.
Si quieren escuchar recuerden que la cita es a las 7 de la noche, tiempo del centro de México. Si viven en Mérida, es a través del 103.9 fm. Y si están en otra parte del mundo es en Esta dirección por donde pueden escuchar. Msn: magazine_universidad@hotmail.com

Buen fin…Salud pues……

7 comentarios:

Damaris Guadalupe dijo...

LOTR, soy fan!!!
Y pedí el mismo deseo que tú: no morir hasta no ver las tres partes. Y compartí también esa emoción de esperar a la llegada del estreno ahhhh!!! desde esa trilogía no he esperado ninguna otra pelí con tanta emoción, y cuando las vuelvo a ver me vuelvo a emocionar.
Saludos David!

mafalda dijo...

.....

HOLA HOLA DAVID...

SOY ALGUIEN QUE VISITA A GATITA Y QUE EN OCASIONES TE HE VISITADO. ME TOME EL ATREVIMIENTO DE SOLICITAR TU APOYO A:

VENGO ESPECIALMENTE A INVITARTE PARA QUE VAYAS A LA PÁGINA:

http://principeblog2007.blogspot.com

Y VOTES POR: ¡¡¡¡ANTONIO!!!

Y ASÍ COMO A TODOS LAS VISITAS QUE SE QUIERAN SUMAR A ESTE CONCURSO, TENEMOS UN BUEN CANDIDATO, INTELIGENTE, DE PESO EN TODOS LOS SENTIDOS...

¡¡¡¡ANIMATE Y APÓYALO!!!!

Mafalda

Angie Sandino dijo...

Lord of the Rings, una super saga!

feliz finde!
besos...

David dijo...

No me había fijado en algo que pones en tu perfil: "buena leche". No sé en otros lares qué significado pudiese tener este modismo, aquí en Yucatán se ha utilizado desde hace mucho. Recuerdo que en los 80's le pregunté a mi abuelo y me dijo que lo usaban desde chamacos. La cosa es que cuando te ocurría algo cuya probabilidad era muy baja, decíamos "qué buena leche" o "qué mala leche", en referencia al nuestro esperma o líquido seminal. Un modismo machista 100%. Te recomendaría no usarlo aquí, es como pedir una "concha" en Venezuela o un "bollo" en Cuba (aquí se trata de un sabroso pan, allá se trata de una sabrosa vulva velludita).

David Moreno dijo...

Damaris:

Compartu tu emoción :)

Mafalda:

Votaremos...

Angie:

La mejor, sin duda...

David:
La Leche del perfil, es de una musical vaca pura...interpretaciones locales, regionales o yucatecas, dependen del visitante y este blog se desliga de ellas :)

Saludos a todos...

Maquiavélica dijo...

pasando a saludarte odio esa movie jejee, te pasas con tus deseos estas loco jeje
besitos maquiavelicos
cool week

Ernesto dijo...

LOTR hubiera sido excelente, desgraciadamente carece de un buen argumento, eso la convierte en basura