martes, enero 31, 2006

De Entrevistas televisivas y blogs mortales...

Seven Readers!!

A continuación un largo post...si deciden quedarse, les agradezco mucho su tiempo y paciencia...here we go..

La entrevista...

Andrés Manuel López Obrador, respiró profundamente cuando Joaquín López Doriga anunció que en unos minutos más estaría en el estudio del Noticiero de Televisa. La cámara le tomó justo al momento en el que trataba de esbozar una sonrisa. Me parece que se encontraba nervioso, sabía que estaba a punto de entrar a un estudio en donde el conductor se mostraría intransigente y lanzaría una serie de preguntas incómodas. No estaba en su cancha. Él era el visitante en todos los sentidos. No estaba en casa, y para tratar de horadar la portería contraria, iba a tener que enfrentar los embates del representante de la casa a la que le había hecho el feo.
López Doriga no es un gran entrevistador. Siempre trata de ponerse sobre los invitados y ser él quien tenga la última palabra. No concibe a la entrevista como una charla, sino como una especie de juicio verbal en la que él es juez y parte, y termina siendo prepotente, autoritario y soberbio. En la entrevista uno siempre debe desenvainar la espada, pero hacerlo de manera discreta y lanzar las estocadas con sutilidad y sin que el oponente sepa cuando fue herido de muerte, algo que el Teacher es incapaz de hacer.. Lo es más, cuando se encuentra en su terreno, cuando tiene que defender los colores del equipo al que representa. Cuando Televisa le manda a la trinchera, él la defiende como fiel cancerbero.
Ayer, durante el noticiero algo se hizo evidente: Televisa está molesta con López Obrador. Lo está, por que el aspirante que, según las encuestas, lleva la delantera en las preferencias entre los posibles electores del próximo 2 de julio, eligió a la competencia para transmitir su “infomercial” mañanero. Y en este país la cosa siempre ha sido así: estás con Televisa o Televisa está contra ti. Así de simple. Y aunque la factura no ha sido del todo cobrada, resultó evidente que ayer López Doriga fue el portador de esa molestia durante la entrevista que le realizó al candidato de la Alianza por el Bien de Todos.
López Obrador estuvo serio durante la primera parte del “diálogo” Esgrimió su verdad en su muy particular estilo. Sigue empeñado en dirigir sus embates en contra del Presidente Fox y de su equipo. No termina por entender que muchos mexicanos estamos cansados de ese discurso y que necesitamos escuchar los “comos” que plantea para resolver la difícil situación por la que atraviesa el país. Es decir, estamos más que concientes de que la administración foxista ha fracasado rotundamente (y basta con que nos miremos a los bolsillos para darnos cuenta de ello) y que el país se encuentra en una situación complicadísima en muchos frentes (incluso la relación con el amado gobierno de Estados Unidos, se encuentra en su peor momento, y el crimen organizado ha rebasado a las autoridades federales, aunque estás se empeñen en decir que esto no es así, Fox va de mal en peor.) y aún así, AMLO continúa con un discurso que comienza a ser demagógico en muchos sentidos. Está mostrando una gran incapacidad para salirse del guión con el que se ha manejado por muchos años, y que si bien era justificado en un momento, hoy comienza a ser demasiado obvio y fuera tanto de tiempo como de lugar.
Tal vez lo más interesante de la entrevista de ayer, fue que López Obrador soltó tres nombres de futuros colaboradores: José María Pérez Gay, ex director de canal 22 a quien, de acuerdo con lo dicho por el ex jefe de gobierno capitalino, estaría en el área diplomática, Rogelio Ramírez de la O para el área económica y, lo más sorpresivo, Juan Ramón de la Fuente para la política interna. Este último nombre López Obrador se lo ha sacado de la manga como estrategia. No creo que de la Fuente esté enterado de esto, ni tampoco que tenga el currículo para hacerse cargo de la complicada política interna del país (y Monseñor Abascal entregará una cartera muy revuelta y que necesitará mucho orden) Se trata de un nombre que ha sido soltado con el objetivo de generar votos. De la Fuente goza de prestigio y respeto entre las comunidades académica, financiera, intelectual y política del país. Su trabajo en la UNAM ha sido ampliamente reconocido, y es evidente que López Obrador ha tomado su nombre como bandera de campaña. Ningún otro candidato podrá nombrarlo de nuevo y eso puede resultar ventajoso para el perredista.
Pero también ayer, por si a alguien aún no le quedaba claro, ayer ya no pudo ser más obvio: López Obrador no es gente de izquierda. Tiene un temor absoluto a ser identificado con las ideas que la izquierda moderna ha enarbolado en años recientes. Ideas que tienen que ver con el aborto, la eutanasia o los derechos de las minorías. El Ex jefe de gobierno no quiere molestar a las “buenas conciencias” del país. Y mucho menos a Televisa, que todavía posee mucho de ese conservadurismo que tanto la caracterizó por años.
Al término de la entrevista, una cosa quedó clara: López Obrador no goza de las simpatías ni de López Doriga, ni de de Televisa. Creo que habrá respirado aliviado por que el partido en cancha ajena había terminado. No puedo asegurarlo, pero todavía no logra convencer a muchos indecisos. Y no lo consigue, por que no propone. Por que no termina de entender que puede mantener un discurso crítico que tenga como base a la propuesta por sobre el simple y fácil ataque. Esa si sería “Otra versión” de una campaña que presenta más interrogantes que respuestas.

Blog Mortal…
Vernon Lee Evans tiene una cosa clara: va a morir. Será ejecutado por el asesinato de dos personas en 1983. Vernon Lee Evans tiene un blog, y en él está hablando sobre la experiencia de un condenado a muerte. No lo hace para generar lectores o visitas a su blog (aunque por las razones que ustedes quieran es evidente que su número de lectores crece), sino para luchar por la condonación de su pena. La mayoría de la gente que le visita le hace un sin fin de preguntas en relación a su caso, a la experiencia de estar condenado y cuestiones sobre la vida en general.
Una de las maravillas del blog, es que la gente puede darle el uso que desee. En el caso de Vernon, se trata de una lucha contra el tiempo, una carrera desesperada. Su ejecución está programada para la semana que comienza el 6 de febrero, y su equipo de abogados pelea en estos momentos por conseguir otro aplazamiento.
En lo personal, estoy completamente en contra de la pena de muerte. La violencia no puede ser castigada con más violencia. No sé si el blog de Lee Evans le genere simpatías o realmente pueda ayudarle en su causa, pero si puede ser una extraordinaria vitrina para conocer de primera mano el caso de un hombre que tiene que luchar en contra de un acto de completa inhumanidad.
Para saber más sobre Vernon Lee Evans visiten su blog: meetvernon.blogspot.com


Así las cosas hoy martes…

3 comentarios:

Kix dijo...

Sí, eso de Juan Ramón de la Fuente también me dejó con la boca abierta...

Mirabai dijo...

David:
Hola, tenía unos días sin visitarte y al leer varias de tus entradas, no sólo ésta se me ocurrió una idea que quiza deseés tomar:
Escribir una entrada de como se calcula el rating de un programa.
Es algo que siempre me ha revoloteado por la cabeza, ya que, que yo sepa, no hay un aparato que les diga en las televisoras cuanta gente está viendo qué canal.
A ver si te animas :o)
Saludos.

David Moreno dijo...

Kika, todo responde a una estrategia...creo que de la Fuente aparecerá en las próximas horas diciendo que el no sabía nada y que su compromiso sigue siendo con la UNAM...por ahora...

Mirabai: el rating, si puede ser un buen tema...aunque son tantos rollos estadísticos que en realidad sería una entrada que requiere tiempo. Por ahí tengo un artículo sobre ello. Con algo de tiempo lo buscaré y tocaré el tema..

saludos¡¡