lunes, junio 13, 2005

De otro inicio de Semana...

!Seven Readers! El sol comienza a salir timidamente en esta mañana. Yes, es lunes y la semana empieza llena de trabajo. Supongo que eso debe ser bueno y si en realidad lo es. Me la he pasado preparando una serie de programas especiales en torno al Live AID y eso lleva bastante tiempo. Convertiremos a Julio en el mes Live AID, celebrando el mítico concierto celebrado hace ya veinte años. Se pondrá interesante y seremos la única estación que recordará el asunto aquí en Mérida.
Pero bueno, mientras preparamos eso, quiero decir que ha sido un fin de semana interesante. Fin de semana de música y de películas.
El verdadero significado de la vida...
Monty Phyton's The Meaning of Life, es la película en la que me perdí el sábado. Si no la han visto, se las recomiendo mucho. Es una cinta de Sketches en las que el genial grupo de cómicos británicos, reflexionan en torno a los por ques de las diversas etapas de la existencia humana. Desde el nacimiento, pasando por la infancia, la adolescencia hasta la edad adulta. Irónica, crítica y muy divertida, llena de un humor inteligente en el cual hasta los momentos escatólogicos tienen una razón de ser. Obra maestra de la comedia británica que está, supongo yo, disponible en cualquier Blockbuster del planeta.
Domingo de Concierto...
El domingo, le tocó el turno a la Sinfónica de Yucatán. Mediodía de mucho calor, y un teatro Peón Contreras completamente lleno. Niños, adolescentes, adultos, ancianos. Todos reunidos en torno a dos de las bellas artes más hermosas que existen: la música y el cine. John Williams, es el compositor elegido por la sinfónica para ganarse nuevos adeptos. Williams y su épica partitura creada para uno de los fenómenos fílmicos (y mercadológicos) más importantes de los últimos años: Star Wars. Música que ha trazado un camino independiente al de las películas, conviertiéndose en importante obra del reperterio sinfónico de importantes orquestas del planeta. Brillante tarde. La sinfónica ha atacado al lado oscuro de la mano de la batuta de su joven Jedi director el Mtro. Juan Felipe Molano, despertando la admiración de todo el público asistente con la exquisitez de la interpretación alcanzada por la sinfónica estatal. Hora y media de viajes hacía el espacio musical creado por la partitura de Williams. Creo que lo más importante de todo el concierto del domingo, fue la presencia de una buena cantidad de pequeños Padawans, que han salido después del teatro felices de haber dado un paso hacía un universo nuevo: al universo de la música sinfónica. Ha sido un concierto memorable, que ha unido una vez más a varias generaciones entorno a el cine y a la música. Belleza pura, seven readers, belleza pura.
Héroes...
Me encantan las películas de artes marciales. Desde que ví Octagón con Bruce Lee, siempre he sido fanático de este subgénero tan especial de películas. Recientemente existe una corriente de hacer películas de artes marciales más complejas y sobre todo más concordes con la filosofía oriental inherente al Karate, al Ju jitsu o a cualquier forma de combate que se les parezca. Ayer he visto Héroe, y honestamente no me ha defraduado. Tiene dos cosas que son bellísimas: su concepción artística y su coreografía, las cuales se entrelazan en fantasiosas secuencias de combate. Creo que nunca he visto una película de artes marciales, filmada con tal belleza: La naturaleza como parte importante del combate. El honor, la tradición oral, y una interesante intriga política se conjugan para hacer una película realmente interesante. Jet Li, en su mejor actuación como el guerrero Sin nombre. Una belleza que enaltece al cine como arte.
American Idol...
El domingo termina con American Idol. Y si, ganó Carrie Underwood. Ha sido un episodio final con una producción impecable. Dos horas de entretenimiento puro. Eso es lo que se le puede exigir a un programa cuya intención es precisamente esa: divertirnos. Aunque, en lo personal, a mi me hubiese gustado haber escuchado más música y menos palabrería. La producción decidió darle importancia a todos los involucrados en esta cuarta temporada. Desde los participantes que se quedaron en las audiciones, pasando por el jurado y por supuesto los finalistas. Al final, gana la correción política en su máxima expresión y, sobre todo, gana quien representa en estos momentos los "valores" que predominan en la sociedad norteamericana de principios de milenio. Carrie es la norteamericana modelo, una virginal chica campirana que proviene de un núcleo familiar conservador y que además cantará el género musical por excelencia de los blancos gringos protestantes y conservadores que ahora dominan con su "filosofía" la conducta social y moral de nuestro vecino país: por supuesto, se trata del country. No podía ganar alguien que oliera al menos un poco a diferencia. No, eso era imposible. Hoy los norteamericanos en su gran mayoría buscan identificarse con modelos que les proporcionen identidad nacional y que enaltezcan el "american way of life" Carrie Underwood es finalmente una fiel representante de todo ello y de ahí su victoria en un show como American Idol.
Aún así, creo que el programa ha demostrado un nivel altísimo de competencia y una impresionante capacidad de crear estrellas mediatizadas y tal vez momentáneas. Por lo pronto, yo compraré el disco de Bo Bice.
Comienza pues la semana Seven Readers....os saludo deseándoles mucho éxito....
PS1...El Martes Chivas - Boca, a completar la obra....
PS2...El jueves México - Japón en la Confederaciones...
Ps3...Hoy: Lost y 24, please do not distub :P....
PS4...En Blog de Victoria Moon, nuestra amiga exiliada en Canadá recomendaba el programa the L Word. En junio llega a latinoamérica a través de Warner Channel. Habrá que verlo!!..
PS5...Y mientras foxilandia según no existe...tomemos todos café...cordiales saludos Seven de nuevo Seven wonderful Readers!! :)...

4 comentarios:

Chopan dijo...

La película Monty Phyton's: The Meaning Of Life es de esas que todo mundo debería ver, sin importar el fino humor británico. Cuando yo la vi por primera vez, no comprendí algunas cosas, pero ya para la segunda capté algunas cosas que la primera vez no.

Con respecto a algo que escuché que te pidieron el viernes en el programa. Si algún día llegas a hablar sobre Sigur Rós en el magazine,aquí tengo donde puedes bajarte un poco de su material. Y sino, por puro gusto personal. A mi me encanta, aunque no sé mucha información sobre ellos.

http://www.sigur-ros.co.uk/

Saludos, mi estimado.

Anónimo dijo...

Pues si, ganó Carrie y aunque acertaste al decir a quien representa como cantante country, creo que te equivocas al decir que "No podía ganar alguien que oliera al menos un poco a diferencia" porque, hablando exclusivamente del concurso, esta es la temporada que tuvo más diferencia, mira a los que han triunfado(y conste que en su mayoría me gustan): Kelly Clarkson y su sidekick Justin Guarini, el gordito aquel que se me olvidó el nombre y Clay Aiken y más recientemente Fantasia, todos, con más o menos R&B, son baladistas melosos poperos, y considerando como odia el americano promedio lo que no sea promedio, por lo menos le cambiaron al género, sí es super representante de todo lo que defiende el tarado de Bush, pero muchos gringos pasan del country por considerarlo redneck y white trash, igual que muchos en nuestro país tratan al género grupero, género considerado marginado a pesar de ser el que mas vende.Aunque a mi también me gustaba más Bo. En fin, yo si creo que dentro del programa, hubo un cambio aunque sea pequeño y políticamente acorde con su gobierno.
Clau

David Moreno dijo...

No hablaba, al referirme a la diferencia, en términos musicales, sino en términos sociales. En cuestiones musicales, concuerdo contigo...
Saludos Clau..

: : ~ dijo...

And it goes PING!
El Holy grial también está bueno. Life of Brian no tanto. El otro día vi en mishup todo el flying circus (como 12 dvds), costando alrededor de 2000 lanas locales.