jueves, junio 02, 2005

De Coros infantiles...

Seven Readers!!! Os saludo con el respeto de todos los días. La vida está llena de pequeñas coincidencias. Justo ayer, os platicaba sobre el disco titulado "Kids Will Rock" Hablábamos sobre el poder de cambio que tiene la música (la buena off course...) y sobre la influencia que puede tener en las nuevas generaciones. Y, por que así son las cosas, en el famoso miércoles de 2 x 1 cinematográfico me encuentro con una película francesa que trata el mismo tema: Les Choristes o Los Coristas.

Dirigida por Christophe Barratier, la película narra la historia de un maestro que llega a una escuela para niños problemáticos y huérfanos producto de la Segunda Guerra Mundial. Niños con sumas carencias y con un profundo resentimiento hacía el mundo adulto que los ha marginado. Se han convertido en seres violentos y con una vida con poco sentido, rodeados además de un ambiente hóstil creado por el director del plantel, quien abusa constamente de ellos con sus métodos ultraviolentos de castigo. Por lo tanto, existe entre los chicos una actitud de extrema rebeldía, de violencia. Clément Mathieu, nombre del maestro recién llegado, trata de enfrentarse a ellos con otra actitud, intenta encontrar una manera de conectarse con ellos y de ponerlos en el camino correcto ante las muchas desviaciones que presente la avenida de la vida. Después de varios intentos, Mathieu finalmente encuentra una forma de entrar en contacto de con los niños, de comenzar a interesarlos en algo importante, y de que comiencen a trazar un mejor futuro para sus vidas. Mathieu utilizará un instrumento poderoso para ello: la música.
Clément Mathieu inicia un coro dentro de la institución. Los chicos descubren el placer de la creación e incluso el poder contestario que puede llegar a tener la música. La música se torna entonces en un arma poderosa. Un arma para manifestarse encontra de la brutalidad del director de la escuela y también para conseguir mejores condiciones de vida en todos los sentidos. A partir de que los chicos van descubriendo las sensaciones que la música produce, una nueva actitud se presenta en ellos. Se transforman, van descubriendo su propia vida y crean una relación de complicidad con quien les ha abierto las puertas a un nuevo universo.
Aunque por momentos la película cae en ciertos lugares comúnes, evita convertirse en un producto sentimentaloide. Lo hace a través de la mesura que con la que Barratier dirige a sus actores. Gérard Jugnot, quien interpreta el rol principal, tiene una la gran virtud de aprovechar todos sus recursos histriónicos, sin caer en exageraciones, para construir un personaje creíble y sobre todo sumamente humano. Es impresionante la forma como maneja sus miradas, sus implosiones escénicas y sus sentimientos. Barratier evita también los discursos moralistas y triunfalistas tan comúnes en este tipo de películas. Evita también caer en el cliché del final apoteósico (que por cierto esperaban dos taradas que se sentaron tras de mí...y que al final comentaron.."pensé que triunfarían en Paris"...) Por el contrario, su final es íntimo y dotado de una ternura que se siente completamente en el color y tono de toda la película. He ahí el gran mérito de Los Coristas: mantiene siempre íntegra su propuesta fílmica.
Es evidente, que la música juega un papel importante en el filme. Su responsable Bruno Colais, ha compuesto una partitura extraordinaria (apoyándose por momentos en la música de Jean Phillipe Rameau) convirtiendo a su propuesta en un personaje más. Es el personaje mediador entre cada una de las personalidades presentadas en pantalla. A través de ella, todos irán cambiando, se irán transformando y asumiran nuevos roles y retos para sus vidas.
Los Coristas es pues una propuesta fresca. Un propuesta que combina a la música y al cine de manera brillante. Sin llegar a los momentos oníricos del cine musical, logra comunicar con eficacia la importancia de la música como agente de cambio y, sobre todo, su importancia(muchas veces ignorada) en la formación de los seres humanos.
Ps1...Hoy: TODOS SOMOS CHIVAS
PS2... Se va Creel. Se va con más pena que gloria. Será el candidato del PAN y será un duro contendiente. Se dice que Monseñor Abasacal será el nuevo secretario de Gobernación...uff...la ultraderecha encargada de la política interior mexicana. Temblad, seven Readers...temblad...
PS3... Por cierto en Los Coristas tiene participación Jacques Perrin, quien anteriormente había hecho un papel similar en Cinema Paradiso (una de mis movies favoritas, by the way...) Ha sido un gusto verle...
Ps4...Café con crema...abrazos..totales...

3 comentarios:

Casiopea dijo...

Hoy tooooodos somos chivas...

La verdad de los curriculums es que es la triste pero cruda realidad, pero ya ves que a nossotros los mexicanos nos encanta reirnos de nuestras realidades....

Saludos

mariana82 dijo...

como siempre, un deleite leerte...

sigo siendo cruz azul, pero me pinto una rayita roja en la mano jajaja

y el cafe, lo necesito hoy...

saludos y abrazos

David Moreno dijo...

Hey Casiopea...hey Mariana...saludos a ambas :)