jueves, julio 16, 2009

De leyes retrógradas...

Seven Readers!!...

Una pancarta podía leerse ayer en el H. Congreso del Estado de Yucatán: "Familia de Nazareth, ejemplo a Seguir". La portaban grupos de corte conservador que integran un membrete llamado Red Pro - Yucatán, los cuáles promovieron una iniciativa de ley en la que se eleva a rasgo constitucional el concepto de católico de familia. Lo lograron. Sin mucho análisis y discusión, los silenciosos diputados de PAN y el PRI, levantaron el dedo para aprobar la iniciativa. Demostraron con ello dos cosas: un miedo aterrador y una actitud servil hacía los poderes fácticos que integran al citado membrete; y por otro lado una actitud ignorante y retrógrada que hunde al estado en un oscurantismo preocupante y vergonzoso.
Porque el concepto de familia que desde ayer está garantizado por la constitución local, tiene por sobre todo fundamentos de corte religioso que no pueden ser garantizados por un Estado Laico. Es también una ley que discrimina no solamente a los homosexuales y lesbianas, sino a muchos otros núcleos familiares que hoy ya no pueden ser considerados como tales por que la ley así lo dictamina. Los diputados - supuestos representantes de la sociedad - se convierten así en enemigos de una sociedad que poco a poco ha entrado a una nueva etapa, a una nueva dimensión de orden social, una sociedad que lucha por reconocer que en la diversidad se encuentra su mayor riqueza y que es deber de quienes dicen representarla proveer de derechos a quienes hoy han decidido vivir esa diversidad al máximo.
Pero no, si los diputados federales son chiquitos, los locales lo son más. Tienen un pensamiento cerrado, miedoso, timorato e ignorante. La diputada Patricia Gamboa Wong del PAN ejemplifica esto con sus declaraciones:

"En ningún momento se trata de discriminar a personas de otra preferencia sexual, pero todavía no hay condiciones adecuadas en la entidad y en la sociedad yucateca para permitir enlaces entre gente del mismo sexo".

Me pregunto ¿Cuáles son las condiciones necesarias para que se reconozca a la diversidad? El argumento es endeble pues se no tiene cimiento alguno, no aporta realmente nada. Si la diputada piensa que toda la sociedad yucateca está anclada en el Siglo XIX, tendría que darse una vuelta por internet - por las redes sociales, por los blogs de gente de Yucatán- para darse cuenta de que hoy nuestra sociedad no solamente está preparada para los enlaces del mismo sexo, sino que muchos hemos dejado atrás desde hace muchos años al último prejuicio aceptable: la homofobia. Por supuesto aún hay gente que le practica (como los de Pro - Yucatán), pero muchos reconocemos a la diversidad como la punta de lanza de toda transformación social y política.
Y no solo son los panistas, sino también los "modernos diputados del Nuevo PRI" los que muestran su verdadero rostro con este retroceso social que hoy es ley. Ahí está el mismo PRI de siempre, el que no tiene empacho en votar en contra del progreso por que así conviene a sus intereses, por que el PRI yucateco actúa siempre en función de si mismo y no favorece a la sociedad. Ahora, en estos tiempos políticos, en los que celebra su "carro completo" lo que menos desean los priistas es enfrentarse al sector conservador yucateco. Prefiere quedarse en silencio y votar por esta iniciativa, por que en el fondo lo único que les importa es mantener sin tacha alguna el aura triunfal que hoy les rodea. Votar en contra podría significar una andanada mediática que redunde en la pérdida de votos en la elección local del próximo año. El respeto a la "familia tradicional" por parte de los priistas les garantiza una elección local más tersa en 2010.
El concepto de último prejuicio aceptable para referirse a la homofobia, no es mío. Lo tomo de un libro que estoy leyendo titulado: "Homofobia, una historia" de Byrne Fone. En uno de sus párrafos ejemplifica perfectamente a la actitud la gente de la Red Pro Yucatán y de los diputados locales:

"A menudo los homófobos miran hacía doctrinas y costumbres antiguas, a menudo parece que el horror a la diferencia es más profundo que eso. No se puede explicar sólo mediante el recurso a la fe y la costumbre, con independencia de lo antiguas que sean. Y de hecho, la vehemencia casi histérica de algunos homófobos indica que la homofobia es más que fanatismo ilustrado (aunque no investigado) e intolerancia. Para algunos, parece tener la fuerza de una orden de la naturaleza que habla de las profundas estructuras del ser interior, y en estas dimensiones psicológicas o aún patológicas, la homofobia surge como una condición, incluso como una enfermedad de la psique, así como un trastorno de la imaginación y el espíritu".

En este sentido han actuado ayer los diputados locales que han apoyado una ley discriminatoria, homófoba y con sustento en esas doctrinas y costumbres antiguas a las que Fone alude. Es increíble, pero el medioevo meridano ha encontrado apoyo en la ignorancia y la complicidad de advenedizos diputados.
Termino el post, con otro párrafo de Fone, las negritas son mías:

"Las Lesbianas y los hombres gay continuarán siendo ciudadanos de segunda clase mientras que a ellos se les deniegue el mismo derecho a la privacidad, la misma igualdad al amparo de la ley, la misma protección y reconocimiento en empleo, religión, vivienda y servicio militar, y la misma legitimidad para crear una familia, que se concede sin vacilar a los heterosexuales. Exigimos derechos civiles iguales, no especiales, pero no los tendremos mientras nuestras vidas caracteres y acciones las juzguen prejuicios antiguos no cuestionados y se investiguen a la luz de una de una mitología social corrosiva y persistentemente negativa. La homofobia enajena a la madres y los padres de hijos e hijas; al amigo del amigo; al vecino del vecino; a los unos de otros. Mientras la sociedad, la religión y la política la legitimen, la homofobia esparcirá odio, desprecio y violencia y continuará siendo el último prejuicio aceptable".

Felicidades señores y señoras diputadas del congreso yucateco, han legitimado los prejuicios de unos, su mitología errónea, en nombre de todos.

Así las cosas hoy jueves....

PS1...Canadá le impuso visas a los ciudadanos checos que deseen visitar ese país. Como Estado soberano están en todo su derecho de hacerlo. Pero la República Checa, también ejerciendo soberanía, ha tomado medidas: retiraron en protesta a su embajador en el país de la hoja de maple y también exigirán visas a los canadienses que deseen ingresar a su territorio. El otro país afectado con esta medida se llama México. La cancillería mexicana ha manifestado su "preocupación" y el gobierno mexicano aún está estudiando que hará como "reciprocidad" ante la medida canadiense....así de ágil es nuestro gobierno...

Salud pues......


7 comentarios:

El Diablo Des. dijo...

En cuanto a lo de las visas del país de la hoja de arce:
Como bien dices están en su derecho de poner visas y nosotros tendríamos el mismo derecho, pero mi pregunta es: ¿Para qué perjudicarnos a nosotros mismos? Una buena parte del turismo proviene de dicho país. Nunca he sido partidario del ojo por ojo porque el valor del ojo puede no ser el mismo que tal que te cambio un ojo, pero tú tienes dos y yo solo tenía uno.
En cuanto a lo de la constitución y su cambio a favorecer prácticas religiosas:
Nada que decir más que lamentable.

Salud.

Master of Doom dijo...

Tanto que costo tener un Estado laico para que en 21 años nos lo jodan.

Antonio dijo...

Hay otra explicación para la homofobia en el libro "El zoo humano" de Morris. Me sorprende frecuentemente que personas que en otros aspectos son bastante liberales, están convencidas de que hay algo intrínsecamente perverso en la homosexualidad.

Lo de Canadá también es interesante: ¿Por qué aplicar una reciprocidad a esa nación cuando no se aplica a los Estados Unidos?

Un Abrazo

Rodrigo dijo...

¿red pro yucatán?-¿y ora?-¿de donde salieron estos cuates?-¿quien es el "líder?-¿quién los financia?-Había escuchado del Frente civico familiar y de más grupoides muy amigos de la panadería y del didy, pero de esta red ni jodida idea.
Es peligroso cuando la intolerancia y la falta de respeto disfrazada de valores moralinos va conquistando espacios en un estado que debe ser laico.
Saludos

Ego dijo...

No lo entiendo, apenas unas semanas después de la marcha del orgullo LGBT. ¿No somos uno de los estados con la mayor comunidad gay del país?

¿Porqué los legisladores se doblegan ante unos cuantos mojigatos, pero nunca atienden a las manifestaciones multitudinarias?

Carajo

Ego dijo...

Si no puedes hacer que los legisladores actúen como quieres, por lo menos dales lata. Compañeros, podemos dirigir nuestras opiniones al H (¿de hilarante?) Congreso del Estado, de forma rápida y cómoda, aquí http://www.congresoyucatan.gob.mx/articulo/481/foro-virtual-sobre-la-iniciativa-popular.html

Espero que no nos quedemos sólo rumiando nuestra indignación, sino que se la hagamos saber a los legisladores.

Raúl H. Pérez dijo...

Estamos a unos pasos de la Edad Media...

Aristegui tiene varios programas sobre el aborto (que también se trató ese día en el Congreso). El programa de Aristegui es El retroceso, chéquenlo en Youtube.

Saludos.