lunes, abril 27, 2009

De "Influencias" y rumores...

Seven Readers!!

Es el tema en todas partes. Virus, pandemia, influencia o influenza...sepa pero es el asunto está en la boca de todo mundo. La rumorología al máximo. Por aquí: turistas franceses en cuarentena, fronteras del Estado Cerradas. Mis favoritos: conspiración máxima del gobierno mexicano para ocultar los verdaderos problemas de la crisis económica o virus de laboratorio gringo que se está probando en el patio trasero. Ahh...nuestro ingenio en estos casos es maravilloso.
Influenza porcina es el concepto de moda. Deben ser pocas las gentes en el país que realmente no han escuchado del asunto. Debo decir que siento un poco de envidia por ellas. Alejadas del tema que ha puesto de cabeza al país y que ha ameritado horas y horas de discusión en los medios de comunicación masiva. Todos de alguna manera u otro hemos sido afectados por la Influenza: cancelaciones, gripes que generan paranoia o estudiantes que gozan de unas vacaciones epidemiológicas. 
Cuando una cuestión de esta naturaleza sucede, no puedo dejar de preguntarme ¿Por qué confiamos más en los rumores que en aquello que dicen las autoridades? Quizá por que vivimos en un país de mentiritas. Un Estado Fallido. No confiamos en las autoridades, por que estamos sumamente acostumbrados a pensar que el gobernante miente casi por instinto político. Y en realidad, lo lamentable es que no estamos realmente tan lejanos de la realidad cuando pensamos que así es: en la política, se miente por deporte. 
Así que por ello preferimos confiar en el rumor que en la información oficial. El rumor lleva una carga de intrínseca de verdad popular. La gente comenta, la gente tiene razón. Preferimos mil veces confiar en lo que dice la señora de la esquina, que en aquello que sale a decir un cansado y asustado Córdoba Villalobos. Por qué además la dueña de los abarrotes tiene una historia mucho más divertida que la del Secretario de Salud, y por ende fomenta esa manía que tenemos en este país de hacer de todo una especie de Carnaval, hasta de una epidemia.
Estoy seguro que dentro de unos días saldrán camisetas con la leyenda: yo sobreviví a la influencia porcina. Si, influencia. Por que la epidemia ha influido realmente en esta sociedad tan dada a vivir del rumor y a disfrutar con su presencia. A esta sociedad tan ajena de sus autoridades y dispuesta de generar diversión de cualquier cosa. 

Así las cosas hoy martes...

Salud pues......V


6 comentarios:

Raúl H. Pérez dijo...

Óra, no me quitaste las palabras de la boca sino todo un artículo, jajajaja.

Ayer, cuando me comunicaron de la suspensión de clases y mis alumnos festejaron sus "vacaciones epidemiológicas", pensé en lo de la playera jajajaja.

Saludos.

PD. ¿Ya viste la cumbia de la inflenza?

Anónimo dijo...

Hola gordo, las cosas están de miedo aqui en el DF, no hay gente en la calle, nos hay gente en el super, hay compras de pánico, en la oficina de mi mamá han muerto personas por la enfermedad, la verdad que el asunto esta de "asústame panteón"
Te manda besitos, tu amiga con un bello tapabocas azul.

Gina

Rodrigo dijo...

Pues yo no me creo nada de esta patraña mediática llena de verdades a medias y desinformación que solo demuestran que la ignorancia, tontería y mediocridad son quienes que mandan en estos tiempos. Pero daré la razón a los medios en caso de: si les da influenza y se mueren Jolodo o cualquiera del show de radio fórmula, el peje, Calderon, Cartens, y entonces si creeré que la cosa iba en serio. De momento solo me rio viendo la estupidez incluso de personas de quien no lo hubiera imaginado.
Saludos

Defeña salerosa dijo...

Concuerdo con todo lo que escribes...

No había caído en la cuenta de que sí, en teoría deberíamos estar al pendiente de las páginas del gobierno mexicano, de la ssa, no del cdc, o el universal...

Kix dijo...

Yo tengo un cuate que incluso dice que es una mentira del gobierno y que "qué casualidad" que los tapabocas sean azules.

O sea no mamar!!!!!!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Hasta que no lo ves de cerca no lo crees, ayer fallcecíó la mamá de una amiga de mi mamá por esta situación, ojalá fuera una broma, pero no lo es, esta chava está hospitalizada.....


Gina