lunes, diciembre 04, 2006

De inicios y felicidad...

Seven Readers!!

So here we go, primer lunes del sexenio. Pasada ya la tormenta, entramos a una especie impasse político en el que todo mundo se va a la esquina a planear la nueva estrategia. Ha sido divertido ver la conformación del gabinete de Calderón y mirar como se comienzan a pagar ciertas facturas (Yunes le garantiza el control del ISSTEE a Chucky’s mom ) y como el panismo recalcitrante se apodera del aparato de estado.
De lo del viernes me parece que hay poco que agregar. Fue el regreso a lo peor del autoritarismo priista: un presidente apuntalado y cobijado por los órganos de seguridad (las fuerzas armadas son intocables: ellos no entran en el programa de austeridad, hay que garantizar la lealtad de aquellos que son pilar del nuevo gobierno) que entra por la puerta trasera al congreso, junto a un edecán alto que como que la hacía de ex presidente y que violando la ley no llevaba la banda presidencial puesta, sino tomada al más puro estilo edecanesco; y una ceremonia de 4.5 minutos de duración que de acuerdo a los comentaristas de la Cadena Nacional fue “tersa e impecable” Para la memoria histórica queda la toma de tribuna por parte del PAN (acto ilegal, calificado como “defensa histórica”) los silbatos del PRD y las exacerbadas expresiones de júbilo y retadora prepotencia esgrimidas por los del blanquiazul (ah…que rijosos y buenos golpeadores resultaron los “pacíficos) y por supuesto el acto en el auditorio en el que el nuevo presidente, cobijado por invitados y panistas (entre ellos, una emocionada, casi hasta las lágrimas, Adela Micha ) dirigió el mismo discurso que se ha venido repitiendo desde que les gusta…¿tres o cuatro sexenios? (más empleo, combate a la inseguridad, crecimiento y una larga cadena de bla, bla, bla) una lista de buenos deseos navideños. Una presidencia que comienza con debilidad y que, espero equivocarme, pretende legitimarse a través de las figuras autoritarias con las que cuenta el estado mexicano. Para la memoria queda que la manifestación (siempre pacífica, sin pintas, ni vidrios rotos) convocada por AMLO al Zócalo, solo fue cubierta por Monitor y por CNN . Nadie más se enteró de que otro México llenaba la principal plaza del país y marchaba en paz por las calles para protestar por la “imposición” calderonista.
El discurso de los medios fue claro y peligroso: hay que homogeneizar a la nación. Fue de enterrar a la diversidad (aunque Calderón haya dicho lo contrario en el Auditorio y se hayan utilizado a los grupos indígenas, para tratar de legitimar dicho discurso) Si protestas, si estás en desacuerdo, eres casi un traidor a la patria. En cambio hay que cobijar todos al presidente, colgarnos una banderita blanca en el pecho y pedir por una paz falsa, mediática y manipulada. Una peligrosa “unidad” en la que el que piensa diferente es señalado inmediatamente. Una paz de spots, en los que se utiliza indiscriminadamente a los niños, para acentuar el discurso “familiar” que tanto gusta a los conservadores, mientras una mujer se lleva la mano al pecho y “protesta” por que el PRD está enterrando a México.
Un PRD, que ni ha sido rebasado por la izquierda, pero que tampoco termina de entender cual debería ser su papel en este nuevo ajedrez político. Un López Obrador que adolece de visión al no darle un cauce político e ideológico a su movimiento y se mantiene en un repetitivo lamento por un pasado que ya no puede cambiar. De seguir así, se adelgazará y perderá fuerza, pues el cerco mediático se acrecentará de manera evidente en los próximos días. La necesidad de un verdadero y real Frente Amplio Progresista que encauce la molestia y la inconformidad de una gran parte de la población brindándole un sólido sustento político e ideológico al movimiento, resulta muy necesaria. Si el PAN hoy más que nunca carece de una visión de Estado, esa forzosamente tendría que venir de la izquierda. Pero ello no será así, mientras se mantenga y se insista en un discurso que comienza a tornarse en repetitivo y cansado.
¿Qué puede seguir? Calderón necesita legitimarse. Necesitará de algo que justifique la consolidación del odio y desprestigio del adversario y que justifique a la “mano dura” que le brinde una falsa sensación de paz a los sectores sociales que necesitan de tranquilidad para “seguir construyendo un "México unido" (y peligrosamente homogéneo) Sectores que han sido muy bien manipulados, por medios de comunicación que resultan en los mejores aliados del hasta ahora débil Presidente.

Pero bueno…todo ello se olvida un poco, solo un poco…por que hay mucha felicidad, en torno a lo “más importante, de lo menos importante”





Chivas …está en la final….Tan cerca y tan lejos de un título, pero lo más importante es que ahora somos responsables de otro fracasototote americanista…Así, hasta se puede sonreír un poco ante los nubarrones que hoy se ciernen sobre el país…

Así las cosas hoy lunes…

Salud pues……

3 comentarios:

Kix dijo...

Pues sí, en realidad es que es innegable lo cargado que están los medios a favor de la derecha. La transmisión de la Presidencia bueno... era de esperarse que fueran tan tendenciosos (y tan bien que me caía la doctora Diane o como se llame). Pero el López Dóriga y su aplastante discrecionalidad, Adela Micha y las sonrisitas aquí y allá... En fin.

Y por otro lado pues AMLO no es que vaya a perder adeptos, sino que ya los perdió. ¿Cuántos fueron a la marcha? 200 mil? 500 mil? Sumamente desgastado su movimiento.

Y bien por las Chivas! Me hicieron ganar una apuesta... jeje.

Oye querido Dave, ¿cómo está el clima por allá? Me mandan mañana de ida y vuelta a unas juntas a Mérida...

David Moreno dijo...

Húmedo...muy húmedo y algo fresco...pero eso es solo hoy, seguramente mañana sale el sol :)

Saludos mi querida KIX, a ver si un día te vienes con más tiempo por aquí (y yo igual ando libre) y nos vamos a comer unos tacos de Cochinita..

AMiGUiZ dijo...

Calderón fue de lo más listo: ¡le pidió a Terminator que le hiciera el paro! Le fue abriendo caminito, según mis madrinas, que vieron una toma que ni mi mamá ni yo vimos, porque en nuestra tele sólo salió cómo comentaba G.Vivó y de la nada ya estaba el chaparro pelón montado en la tribuna.