lunes, agosto 15, 2005

De Regreso...

Seven Readers!!

Os Saludo con gran gusto. Caí finalmente, y hoy ya estoy sentado en mi escritorio en esta oficina mía que me ha recibido con cierto gusto. Bueno, las vacaciones ya son historia y hoy inicia un nuevo ciclo laboral. Me siento bien, con algo de sueño, pero con ánimos y baterías listas para aguantar en esta recta final del año laboral. Vacaciones again...hasta el bello mes de diciembre. Por aquí todo parece estar en orden. Salvo unos problemas con mi PC laboral, me he encontrado todo tal y como lo dejé hace tres semanas. Supongo que al rato que llegue la Secretaria me pondrá al tanto de todo lo acontecido en la estación durante mi ausencia. El mundo parece igual andar sin mayores contratiempos que los normales. Hoy me he levantado con el típico amarillismo del joven Loret de Mola y con la gran noticia que tiene que ver con el asunto de Bailando por un Millón en Tv Azteca. Si, todo parece estar igual. Eso si, es extraño regresar a trabajar sabiendo que el cuñado de los periodistas ya no nos acompaña. Se extrañarán sus bellas y versátiles frases. Afortunadamente todavía siguen entre nosotros Huguito, Norberto, Chente (ZAZ...cuyos spots promocionando su quinto informe son divertídisimos e hilarantes) y Abascal para seguirnos ilustrando con sus brillantes postulados cuasi dogmáticos. Oh yeah...todo parece estar normal...

La Isla (que no de la fantasía...aunque podría serlo...)...
Michael Bay es el típico director hollywoodense capaz de dar al traste con una buena idea cinematográfica. Su filmografía está plagada de cintas en donde se ha mostrado como un experto churrero. Ahí están las poco memorables Con Air, Armaggedon y por supuesto la infumable Pearl Harbor. De lo mejor que ha hecho están La Roca (curiosamente también enmarcada en una porción de terreno rodeada de agua) y La Isla, su más reciente propuesta fílmica.
Se que es irrisorio entrar a una sala de cine y esperar una obra de arte cuando el realizador de lo que estamos por ver en pantalla es precisamente Michael Bay, pero es frustrante cuando una buena idea es destrozada como sucede en La Isla.
Situada en un no muy lejano año 2019, la película juega plantea la posibilidad de clonar seres humanos con el propósito de erradicar enfermedades para quien pueda pagar por poseer una copia exacta de si mismo. Los dilemas morales que pueden resultar del tema son muchos y el guión de la película coquetea por momentos con ellos, para finalmente caer en una posición completamente conservadora sobre el asunto. Pero ni en ello es contundente. Tal vez en manos de otro director, la historia se centraría más en los conflictos que surgen inevitablemente al hablar de clonación de seres humanos. Pero no con Michael Bay. Especialista en hacer películas cuyo eje central sean las explosiones, Bay no pierde de nuevo la oportunidad y convierte a una buena historia en una gran carrera efectista, reduciendo a un visión muy simplista algo que pudo resultar sumamente complejo y desafiante.

Sin embargo lo que evita que uno salga corriendo de la pantalla en busca de tierra firme es el talento histriónico que se presenta en la película. Todo el peso de la misma recae en la versatilidad, el carisma y el talento de Ewan McGregor y Scarlett Johansson. Ni siquiera alguien como Michael Bay puede sacarles una mala actuación. Especialmente si los rodea de extraordinarios actores como Sean Bean y Steve Buscemi. McGregor por sobre todo está genial en la secuencia en la que se encuentran original y réplica.
Aún así, no puedes evitar abandonar la sala con la sensación de que pudo ser algo más que una simple cinta de ciencia ficción que desaprovecha todas las posibilidades del subgénero. Una pena.
En fin...time to work seven readers...nos estamos leyendo mañana por aquí...
PS1...No se si les pasa a ustedes, pero tengo la sensación que nuestras dos grandes televisoras están más preocupadas por competir entre ellas mismas que por presentar algo que sea realmente competitivo en términos de generar audiencias. Esto es notorio con las dos nuevas basofias estrenadas ayer domingo: Bailando por un millón y Bailando por un sueño. Programas idénticos y nada atractivos, estrenados el mismo día y con horarios similares. La gran pregunta es: ¿Por qué competir con productos idénticos? Lo más sensato sería presentarle a la audiencia algo diferente, algo que ofrezca la posibilidad de cambiar de canal para ver otro tipo de programa. Pero no, Aztecos y Televisos quieren ir por el dios rating ofreciendo lo mismo. En otras palabras, me parece que las dos televisoras desprecian una vez más al televidente que en esta, como en muchas otras veces, es quien menos importa. Importa más demostrar que una puede más que la otra. Soberbia absoluta que espero redunde en el fracaso de ambos proyectos. Por lo menos los Televisos fueron un tanto originales en cuanto a su producción, a diferencia de los aztecos que siguen reciclando el "espectacular" foro de la Academia al que solo le cambian una o dos luces....de pena ajena...
Ps2...The L word...ahh he aquí un buen producto....mañana les cuento algo interesante sobre este show..
PS3...coffe aggain...extrañaba el aroma que despide el café de cuarta de la oficina...abrazos totales seven readers...por aquí nos leemos pronto!!..

5 comentarios:

Alfredo Mora dijo...

viste ya "Hotel Ruanda", creo que es lo mejor de la semana.
y la Isla, mmmmmmmm, que lastima yo la esperaba con muchas expectativas.

mariana82 dijo...

no he visto La Isla y tampoco he visto los programas "bailarines" ni de televisa ni tv azteca.

no ví el nuevo programa de rene franco...

la televisión no me llama aquí... y lamentablemente tampoco el radio...

falta de criterio? decepción? o resignación? no lo sé... pero te escucharé este viernes.

comparto tu opinión sobre sin city... y ya ves, nuestro políticos y religiosos siguen al pie del cañón para ti regresando de vacaciones jajaja

todo sigue igual...

muchos saludos y abrazos

David Moreno dijo...

Alfredo:
No, no han estrenado Hotel Rwanda por aqui...tengo muchas ganas de verla...

Marianita:
Y haces bien al no ver TV...yo por que soy demasiado adicto...saludos cordiales...y ojalá y puedas escuchar el viernes..

Sólo Soy Un Ojo dijo...

Creo que pesa algún tipo de maldición sobre las computadoras de radiodifusoras…en Imer era el pan nuestro de cada día, en fin, siempre se acaba trabajando con lo que se tiene.
Ya pronto habrá competencia (espero) para TV Azteca y Televisa, no sé si la compra del canal 22 logre llamar a toda la audiencia “entretenida” con los programas de bailes, pero ojala y refresque un poco el ambiente y empuje a estas dos televisoras a ponerse las pilas respecto a sus contenidos.
Saludos.

David Moreno dijo...

ah mira me estás dando una noticia que no sabía...¿están vendiendo el 22? ¿quién lo comprará??

Saludos