jueves, abril 14, 2005

Sideways....


"Miles Raymond: This weekend is not about me. It is about you. I'm gonna show you a good time. We're gonna drink a lot of good wine. We're gonna play some golf. We're gonna eat some great food and enjoy the scenery and we are going to send you off in style, mon frere. Jack: And get your bone smooched".

Sideways es una película que tiene como sustento dos pilares fundamentales para cualquier proyecto cinematográfico: Un gran director y un estupendo guión. Alexander Payne construye una historia con base en cuatro personajes con problemáticas diferentes, pero inmersos en una búsqueda por encontrarse a si mismos y por darle un sentido a su patética existencia. Tal vez los mecanismos elegidos por los cuatro protagonistas de esta historia para hallar su lugar en el mundo sean diferentes en cuanto a forma, pero no hay duda que son similares en el fondo: todos buscan el amor. El elemento que los unirá será el vino. Utilizado metaforicamente a la largo de la película, como fuente de vida. En el carácter del vino, en su manera de crecer, en sus sabores y comportamientos se refleja la existencia de cada uno de los protagonistas de Sideways. Payne ha sido inteligente en tomar al vino como fuente de energía; como punto de encuentro de las historias individuales planteadas en la película y cuyos caminos llegaran a formar una encrucijada de la cual surgirán nuevas rutas por las cuales deberán continuar los personajes de la película su jornada de vida.

El Planteamiento inicial de Sideways. Dos amigos emprenden un viaje por las regiones vitivinícolas del Norte de California. Ellos son Miles y Jack. El primero, un frustrado y recién divorciado maestro de secundaria, cuyas ambiciones literarias jamás se han cumplido. Inseguro y con la personalidad de un ratón de biblioteca, Miles se encuentra en el límite de una crisis producto de su entrada a la edad madura y de la, para él, patética vida que lleva. Jack por su parte, está a punto de contraer matrimonio y antes de hacerlo tiene como objetivo tener la mayor cantidad de experiencias sexuales posibles, y de paso lograr que Miles tenga una, pues en su infantil mentalidad, piensa que esta es la solución a todos los problemas de su amigo. Ambos se econtraran con Maya, una mujer recién divorciada y que busca crecer tanto a nivel personal como profesional; y con Stephanie, una madre soltera que busca la estabilidad tanto para su hija como para ella misma.

Payne es un habilidoso narrador de historias llenas de humanidad. De alguna manera es un maestro en retratar a hombres de mediana o mayor edad, que viven crisis de personales intensas. Miles Raymond es un pariente de Jim McCallister de Election y del inolvidable Warren Schimit de About Schmit (sus dos proyectos anteriores). Miles es una combinación de ambos. Tiene la frustración profesional de McCallister y vive la soledad patética de Schmit. Pero a diferencia de sus antecesores, cuenta con un amigo que de alguna manera le intenta llevar por senderos más agradables, para terminar siendo uno la guía del otro.

Paul Giamatti, Quien interpreta a Miles Raymond, demuestra una gran solvencia en Pantalla. Es capaz de transmitir sentimientos y sensaciones con gran naturalidad. Aprovecha bien su físico y sus movimientos ayudan a comunicar una enorme sensación de soledad y vacío. Thomas Haden Church, utiliza mucha de la técnica aprendida en sus años como protagonista de comedias de situación. Construye un personaje que copia mucho del cínico adorable característico de la comedia romántica Hollywoodense, pero la honestidad con la interpreta su papel, hace que éste se sienta alejado de cualquier tipo de cliché característico de Hollywood. Virgina Madsen tiene una actuación impresionante. Poco expresiva, pausada y sin grandes aspavientos, la Maya de Madsen explota internamente en los momentos climáticos de la cinta haciendo que estas explosiones sean aún más impactantes para el espectador. Él contrapeso femenino ideal es Sandra Oh, quien si presenta una actuación aparentemente más atrevida, con un personaje sin tapujos y dispuesta a enamorarse del primero que pase por su vida, con tal de salir de ella.

Con un extraordinario Soundtrack y con una muy buena fotografía, Sideways resulta ser una película entrañable, humana, rica en planteamientos emocionales. Una cinta sencilla, sin grandes pretensiones, pero que logra envolver a quien la ve en un viaje por momentos alucinante, increíble, y qu se convierte en una travesía única. En toda una experiencia de vida.

2 comentarios:

Sci dijo...

Uff, ¡tengo que verla! ¡¡Me encantan los spoilers!! Gracias por este :D

David Moreno dijo...

wow...nunca lo pensé como un Spoiler...pero Sure...anytime :)...