lunes, abril 04, 2005

De una mañana fresca y los despropósitos de la Televisión Mexicana...

El horario de verano ha entrado en vigor el día de ayer. El gobierno mexicano insiste que se ahorra una gran cantidad de energía a niveles macro. A nivel de nuestros recibos, ese ahorro simplemente no existe. Pero confiemos que estas oscuras madrugadas en las que tenemos que prender todas las luces de la casa, traigan consigo algo más que ahorros energéticos al gobierno mexicano. Lo cierto es que la mañana de este 4 de abril, está mucho más fresca y rica que como normalmente están las mañanas de este cuarto mes del año. El café sabe mejor el día de hoy.
La Transmisión de la muerte del Papa...
Finalmente lo que el mundo venía venir ha sucedido: Falleció el Papa Juan Pablo II. La historia se encargará de juzgar la labor de Karol Wotjyla en sus 26 años en el llamado Trono de San Pedro (para la historia quedará el apuntalamiento de las posiciones más conservadoras de la iglesia, sobre todo en el asunto de los derechos sexuales y reproductivos, los matrimonios homosexuales y los derechos de la mujer) Pero sin duda, su muerte significa la partida de uno de los grandes líderes del siglo pasado.
Los medios de comunicación del mundo entero se encontraban desde el jueves pasado en espera de lo inevitable: Juan Pablo II vivía sus última horas en este planeta. A raíz de que la Salud del Papa empeoraba las transmisiones desde el Vaticano se extendían en duración. Las cadenas mexicanas, Televisa y Tv Azteca, desplegaron a sus equipos y corresponsales para iniciar una vigilia mediática sin precedentes en la historia de la comunicación mexicana.
Se interrumpieron programas y, mientras se pudo, se suspendierons las menciones comerciales en ambas cadenas. Desde nuestra estudio, cama o hamaca; las imágenes de la Plaza de San Pedro llegaron a todos los puntos de la República y a partir del viernes en la mañana, las de por sí pobres opciones que la Televisión abierta mexicana tiene, se conviertieron practicamente en una sola: la espera de la muerte del Papa.
Lo sucedido el pasado fin de semana fue espeluzante. Fue la reinstalación de mecanismos de control que parecían olvidados y, a su vez, fue la confirmación y reafirmación del duopolio televisivo que padecemos los mexicanos.
Por supuesto que la muerte del Papa es una noticia importante, pero hay formas de manejar la información. La objetivdad en el periodismo en una utopía. Siempre, en cualquier nota hay cierta carga de subjetividad. Pero hay de subjetividades a subjetividades. Lo visto el pasado fin de semana fue una muestra de como se cae en peligrosas telerañas emocionales, en como algo tan serio para los católicos como la muerte del Papa, se convierte en un asunto comercializable hasta el máximo.
Hubo sin embargo, ciertas diferencias en las coberturas de ambas televisoras. Vamos con Televisa. Un tanto más mesurada que su rival, Televisa hizo gala de su tecnología y aprovechó al máximo la experiencia de su corresponsal en el Vaticano, Valentina Alazraki, en la narración de lo que acontecía durante las últimas horas del Papa y en las horas posteriores a su muerte. Tuvo momentos afortunados: Entrevistas oportunas, cobertura mundial y en los lúgares clave. Hubo cierta mesura en los comentarios. Profesionalismo en la narración y un intento por aparecer objetivos ante lo que sucedía en el Vaticano. La mancuerna López Dóriga - Loret de Mola, funcionó bien. Fueron los únicos en presentar un punto de vista médico en torno a la deteriorada salud del Pontífice y además evitaron en la medida de los posible, dejarse llevar por la emoción y caer en la redudancia. Antes de hacerlo, repitieron imagenes y momentos de las visitas papales a nuestro país. Le dedicaron tiempo a lo acontecido en el vaticano, pero, cortaron sus transmisiones antes de que su discurso se tornara cansado y repetitivo. Fue una cobertura bastante profesional, hasta cierto punto. Ahora...no se puede evitar pensar cómo una cadena que habla de hermandad, amor papal, cuando justoel domingo al terminar los homenajes al Papa uno puede ver cosas tan vulgares como La Parodia, y sobre todo, un programa que fomenta a la veganza, a la intriga y a la traición, como sus valores principales: Big Brother. Uno no deja de sentir que existe cierta doble moral en lo que Televisa transmite todos los días, y que esta sensación se acrecentó el fin de semana que acaba de terminar.
Doble moral que sin embargo fue exhibida sin empacho alguno por Televisión Azteca. Azteca hizo un ejercicio de manipulación emocional que quedará registrado en la historia de la Televisión mexicana, como uno de los más grandes de todos los tiempos. Con corresponsales y conductores que se dedicaron a hablar más con las entrañas que con la razón. Mentiras y doble manejo. Ahí quedan para la historia las lágrimas del infumable Jorge Zarza mientras expresaba que ellos se encontraban ahí no para tener la exclusiva, sino para llevar un "mensaje de amor" (luego en varios reportajes se hizo hincapié en que fue Alatorre el primero en dar la nota a México de la muerte del Papa) Ahí queda Ana Winoucur llamando al floor manager de su estudio para "mostrarle a México las lágrimas de los técnicos del estudio" Ahí queda el protagonismo del Padre Aguilar, quien no solamente se dedico a enzalzar la labor de Azteca, sino que que nos recordó el cambio de horario, nos bendijo a todos, y cambió el final del Padre Nuestro al orar junto a todo el público asistente al Concierto de la Academia. Concierto que por supuesto incluyó un "homenaje" a Juan Pablo II, lo que fue el pináculo de una serie de despropósitos televisivos. Mientras veía dicho "homenaje" No podía dejar de preguntarme que sentirían los católicos mexicanos al ver la imagen del recientemente fallecido Papa siendo utilizada en un programa cuyos objetivos son ante todo de índole comercial. Que sentían los nuevos devotos del Santo Padre al ver como el Papa servía para incrementar niveles de Rating en la llamada "Guerra de los Realities" Azteca fue redundante, con una transmisión que se prolongó exageradamete y que ignoró cualquier otra cosa (el desfuero por ejemplo) que no fuese algo relacionado con lo que acontecía en el Vaticano. O mejor dicho, con lo que Azteca pretendía presentar como información y que en realidad era un melodrama cuyos protagonistas eran esos supuestos "periodistas" que mostraron todas sus carencias en relación al noble oficio.
El dupolio televisivo sale fortalecido con lo acontecido el pasado fin de semana. Los ejercicios de manipulación mediática siguen presentes y ahora con más fuerza en nuestras pantallas. Nuestra Televisión abierta sigue en franco retroceso intelectual y de contenidos. Es el reflejo del país que nos está dejando el presente sexenio foxista.
Que les sea leve...
Ps1...Chivas pierde en Puebla...también de pena ajena...
PS2...El Ford fiesta ya anda bien...esperemos que así siga comportándose...
PS3...La mañana se torna calurosa...saludos a todos...

6 comentarios:

Oscar dijo...

pues a mi la verdad me harto tanta transmision, los que no somos catolicos que culpa tenemos??

Victoria Moon dijo...

Que risa me dio lo de TV Azteca, la verdad que es patetica su manera de cubrir ese tipo de eventos.
Aca todo fue bastante sobrio. La television Canadiense no inhundo las pantallas con la muerte del papa, claro que le dio la importancia necesaria pero nada mas. En cambio CNN tambien abuso un poco (como siempre) del sentimentalismo y de la doble moral dando primero la noticia de la muerte del Papa y haciendo parentesis para dar otras noticias, entre ellas, que los soldados gringos siguen atacando Irak valiendoles madre.
Pues no que muy identificados con el mensaje de paz del papa?
Anyway!
Oscar: el papa no fue solo un lider de la iglesia catolica, fue una figura importante en la historia de finales del siglo pasado. Su muerte tambien es historia.

David Moreno dijo...

Doble Moral en todas partes...

De acuerdo contigo Victoria, el Papa era una personalidad mundial. Su muerte es historia. Pero, y en eso veo que igual estamos de acuerdo, hay de formas a formas de abordar un acontecimiento de esta naturaleza. La TV mexicana ha sido una Caca en estos días...

Un abrazo..

Oscar gracias por tu visita y por opinar en este post...

Monica dijo...

De acuerdo contigo .. un asco lo que se vió en estos últimos dias .. que bueno que no tengo tele ... lo único que salvó fue un documental que pasaron en el Once .. wow .. impactante .. mostrando el lado duro y radical, no solamente amable dulce y bondadoso de Juan Pablo II ..
Saludos desde el chilango, que vive sus dias de caos con el desafuero ..

Chel dijo...

A mí lo que más me da pena es que, si así estuvieron las transmisiones, es porque hay un público que le gusta. "Por eso no avanzamos compañer@s", diría el político.
Pero bueno, no todo malo, hay gente seria que quiere hacer cosas por esta causa:
http://www.adbusters.org/metas/psycho/tvturnoff/
(Cultura general, 2km)

Abrazo para tod@s.

Chel dijo...

Chale, ¿¿¿qué onda con mi redacción???? Discúlpenme. Me ganó la viscera.

Otro abrazo.