domingo, agosto 24, 2008

De bye Beijing (I)...

Seven Readers!!!!...


Y terminaron. Los juegos de la XXIX olimpiada de la era moderna celebrados en la lejana China, han llegado a su final con una espectacular ceremonia de clausura en el ya célebre estadio Nido de Pájaro. Los mejores de la historia sin duda alguna. China ha realizado, a decir de los especialistas, unos juegos memorables, históricos en muchos sentidos y que nos han provocado una serie mezcla importante de sensaciones. 
Los juegos son, en primera instancia, el evento global por excelencia. Un evento en el que participan la mayoría de los países del orbe y que son vistos a través de las transmisiones televisivas por millones de espectadores que siguen las hazañas de los nuevos héroes del Olimpo. Por ello, de alguna manera u otra, todos podemos opinar sobre los juegos y sobre los que rodea, aún sin estar presentes en Beijing. Y por ello, desde este pequeñísimo espacio de planeta hoy pienso sobre lo que han sido estos Juegos Olímpicos y me permito opinar sobre los mismos y sobre lo que los rodea.

Las estrellas...

¿Quiénes fueron los que se robaron los juegos. Los que se presentaron como las estrellas, como aquellos que acapararon la atención del planeta entero?
Usain Bolt: el hombre más rápido del planeta. El hombre que voló en los 100 y 200 metros plenos. El tipo que destrozó los cronómetros del estadio olímpico y que nos hizo pensar nuevamente en cuáles son los límites reales del ser humano. Pero también fue importante, por que una nación caribeña, con recursos muy limitados es capaz de producir a un superdotado atleta que se impuso a la soberbia de la velocidad norteamericana. 
Yelena Isinbayeba: Maravillosa. Con un guión perfectamente escrito, en pocas ocasiones una competencia de salto con garrocha ha sido tan emocionante. Su historia es digna de una película, y todos lloramos junto a ella cuando escuchaba el himno nacional de la lejana Rusia en el olímpico de Beijing.
Rafael Nadal: El número uno del mundo. Futuro millonario del tenis. Nadal demostró dos cosas realmente importantes: el amor a su deporte y el amor a su país. Cada vez que el español ganaba un punto su emoción era notable. Estaba ahí, lejos de la danza de los millones de los torneos del circuito profesional del deporte blanco. Y estaba ahí con un motivo: ganar una medalla para él, para España. Su emoción al momento de recibirla fue genuina y sincera, la de un chico que se ha ganado la gloria con el sudor de su frente.
Michael Phelps: La perfección, el desarrollo, la máquina. Moderno tritón que partió a la piscina de esa maravilla conocida como el cubo de agua. Polémica y emoción rodearon al hombre de las ocho medallas de oro, al máximo ganador de medallas en la historia del olimpismo. Es una de esas figuras que uno recordará por siempre y que se sentirá agradecido de haberle visto en plenitud, en el momento más glorioso de su carrera. 
El Tae Kwon Do Mexicano: ¿Cuántos en este país conocemos realmente a este deporte? ¿Cuántos entendemos sus reglas, la manera como se preparan quienes practican esta disciplina?. Un deporte sin popularidad y por el que generalmente se paga para poder practicarlo. Y esta disciplina nos ha dado dos medallas de oro completamente inesperadas. Guillermo Pérez y María del Rosario Espinoza hicieron que el himno nacional de nuestro país sonara en un escenario olímpico. Y ello fue realmente emocionante.
Y me faltarán varios: El dream team, Messi, el equipo de velocidad de Jamaica, Pau Gasol, Manu Ginóbili, Elena Demienteva, Yao Ming y el equipo olímpico chino. Hombres y mujeres que nos han hecho de nuevo soñar, en que un mundo mejor aún es posible. 


El Deporte mexicano...

Podrá argumentarse que se ganaron dos medallas de oro y una de bronce. Que se mejoró en la tabla de medallas en relación con el anterior ciclo olímpico. Pero la realidad es que el público mexicano tiene la percepción de que hicimos el ridículo en los JO. ¿Qué tan real es esta percepción? Los números arrojan que si: solo se alcanzaron 16 finales y en la mayoría no se entre los ocho mejores del mundo. ¿El Resto? fracasos. Atletas que viajan miles de kilómetros solamente para romper sus marcas y récords nacionales. Pretextos ridículos como aquel ya famoso de la pasta condimentada. Siempre se trata de exculpar a los deportistas de este tipo de fracasos. Pero cuando uno lee declaraciones como la de "No importa, me divertí" entonces entiende que todavía la mentalidad de la mayoría de los competidores es pequeñita, muy pequeñita.
Y ese un problema que tiene que ver con factores culturales, socioeconómicos y educativos. Todos nuestros deportistas, o la mayoría de ellos, provienen de clases populares. Gente que ve en el deporte una salida a la pobreza y que no cuenta con una formación integral, en la que la practica física es solamente una parte. Tenemos que preocuparnos mucho por formar deportistas completos, con mucho trabajo físico, pero también con trabajo de índole intelectual que redunde en atletas con mentalidad ganadora. 
Y claro, también hará falta una política de estado en materia deportiva. Política actualmente inexistente y cuyos actuales directivos han demostrado que son incapaces de implementar o imaginar. Cómo en todo en México las federaciones deportivas son pequeños feudos de poder que necesitan ser derribados y reestructurados. La CONADE y el CDOM necesitan de nuevos aires. Hermosillo y el Tibio tendrían que irse. Habría que quitarle poder a Mario Vázquez Raña. Habría que pensar en otra gente, personas capaces de hacer algo por nuestro deporte y que le limpien y reconstruyan desde sus cimientos.

China...

China ha despertado. El gigante se ha abierto al mundo y ha ganado sus juegos. Se ha impuesto a todas las naciones occidentales y les ha derrotado con facilidad. Si, bienvenidos a la nueva potencia. A una nación en franco crecimiento y que ha demostrado que el comienzan a rebasar al futuro, para apoderarse del presente. Los chinos nos han maravillado con sus Juegos y nos han dicho que aquí están, listos, dispuestos a literalmente comerse al mundo.

Mañana...la televisión mexicana en los JO...

Así las cosas hoy domingo....

Salud pues......

3 comentarios:

MARICHUY dijo...

David

Ahora si vi algo de la clausura... IM-PRE-SIO-NAN-TE... después de ver ese despliegue de imaginación, creatividad y sincronía... el David Beckham, con todo y marketing.. se veía pequeño, pequeño

Y creo mi estimado David, que el gigante asiático ya estaba despierto, más bien, occidente acaba de enterarse... y lo que falta

Yelena Isenbayeva dejó más corazones enamorados que nadie eh? donde quiera leo y veo que todos parecen extasiados con esta increíblemente dotada -y bellísima- atleta rusa... de película...

Saludos

Damaris Guadalupe dijo...

La clausura fue algo digno de verse, grandiosa!
Saludos David!

hija de zeus dijo...

De Pe a Pa, un súper buen post! Y de China, ni hablar, lo que vemos (en todos sentidos, no sólo en el deportivo) es la punta del iceberg!!

Fui a ver Taken el fin de semana, está buenilla. Mucha acción... me gusta Liam Neeson.