viernes, abril 25, 2008

De Seven Ages..

Seven Readers!!....


Hubo una época en que la música revolucionó por completo al planeta. Fue una época de experimentación, de cambio, de evolución, de reinvención. Una época en la que se hacía música inteligente, arriesgada y divertida. Eso fue hace muchos años, en un tiempo en el que los músicos explotaban su talento creando obras maestras que terminaron por cambiar para siempre al planeta. 
Todo lo que comenzó en los cincuenta, creció en los sesenta y tuvo momentos culminantes en los setenta y ochenta, parece haberse perdido en un mar de mediocridad y de música de plastilina fomentada especialmente por MTV y la radio comercial. Resulta importante comprender nuestro pasado para entender mejor el presente. Y hoy los melómanos del mundo, los que amamos al rock, los que le entendemos en términos revolucionarios y emotivos nos preguntamos que le ha pasado a la música. Es cierto, aún se producen cosas importantes sobre todo en los circuitos alternativos, pero la realidad es que parece que estamos en un punto en el que no hay una real innovación y nadie se atreve o puede escribir una auténtica obra maestra que revolucione de nuevo a la escena musical. 
Es por ello que mirar un documental como Seven Ages of Rock es importante. Por que nos permite entender las razones creativas de la música de otra época y como esas razones fueron cambiando hasta convertirse en lo que hoy tenemos en el escenario musical rockero.





La producción de la BBC (Oh si....televisión pública de primer mundo) es realmente extraordinaria. Con entrevistas a los protagonistas de la historia, un muy buen trabajo de archivo que permite crear un histórico contexto visual; y con una narración en off que sirve como el hilo conductor del trabajo, la producción nos permite entrar en los procesos creativos de la música. Y he ahí la clave del documental: nos muestra procesos. Inicios y culminaciones de estilos, corrientes y propuestas musicales que terminaron por transformar, para bien o para mal, al rock. 
Pero quizá lo más importante del documental es que nos permite preveer lo que puede suceder con el rock en los albores del Siglo XXI, y preguntarnos: ¿Será capaz el rock de sobrevivir en este nuevo siglo? ¿La música que revolucionó al planeta en la pasada centuria, está el principio de su final como música que transforma y mueve a masas?.
Pero lo que hicieron The Beatles, Pink Floyd, The Who, Velvet Underground y compañía, comienza a tomar un lugar en ese panteón inmortal en el que se encuentran los más grandes, los que son parte de nuestra historia; y la historia nos recuerda lo que alguna vez fuimos, lo que somos, lo que podemos ser. Las mejores cosas de la vida son aquellas que nos hacen existir, incluso fuera de nuestra época. Los absolutos no caben en los contextos, sino que los definen. Ese es el caso del rock. Es de esas cosas que podemos ver, sentir y recordar en la mente y el espíritu. Es lo que nos hace reflexionar, crear y compartir. Es algo que no tiene tiempo, es algo a lo que ya definimos como clásico....y que por ende es completamente nuestro.
No se pierdan este documental, los miércoles a las 10:00 pm por VH1 (en repetición a lo largo de la programación del canal)...es oro puro.

Así las cosas hoy viernes....

Buen fin de semana para todos....

Salud pues.......

1 comentario:

Rodrigo dijo...

Gracias por el dato, voy a ver el programa éste miércoles.
Yo creo que Vh1 tiene a algún o algunos pocos ejecutivos que se encargan de conseguir estos documentales con enorme dosis de verdad, ya que ni el MTV ni VH1 los producen. "historia de las drogas" y "el punk, la revolución perdida", son pruebas de ello. No todo es malo en Vh1. Lo malo es que no se promueven a esos nuevos lennons, Rogers Waters, David Bowies, etc (de 30 años y que hacen música perdidos en bares y tocando en calles). Tampoco dan promoción a los trabajos que realizan los veteranos consagrados (con excepción de unplugges y tributos que practicamente son cartas de retiro).
Veremos que tal el programa que mencionas.
Saludos