martes, febrero 20, 2007

De Little Miss Sunshine y la 14...

Seven Readers!!

You know what? Fuck beauty contests. Life is one fucking beauty contest after another. School, then college, then work... Fuck that. And fuck the Air Force Academy. If I want to fly, I'll find a way to fly. You do what you love, and fuck the rest. (Dwayne from Little Miss Sunshine).

Un Padre de familia que ha desarrollado un programa de 9 puntos para tener éxito en la vida, al mismo tiempo que se hunde en una terrible mediocridad personal y profesional; una madre que trata de mantener unida a su familia a pesar de ella misma sentirse al borde del colapso; un abuelo ex veterano de guerra y adicto a la heroína; un tío homosexual, académico, que se recupera de un intento de suicido; un adolescente, lector empedernido de Nieztche y quien no ha emitido una palabra en más de 9 meses; y una pequeña niña de 8 años, admiradora de los concursos de belleza, a pesar de no tener el físico para estar en ellos, son los protagonistas de un viaje fantástico al interior de una familia disfuncional, en la que tal vez sea la mejor película del año pasado: Little Miss Sunshine.
Hacer filmes sobre familias es relativamente común, por que se trata de un tema relativamente universal: en prácticamente todas las culturas, la familia es el eje nodal de la sociedad y todos tenemos pertenencia a una. Sin embargo, muchas veces el discurso oficial, y sobre todo el conservador, nos ha vendido la idea de que el concepto familia es sinónimo de perfección, algo que es total y absolutamente distante de la realidad: las familias en gran medida son total y completamente disfuncionales, y es tal vez en esa total y completa disfunción en donde se hallan los hálitos de esperanza que mantienen viva a la familia. Es por ello que Miss Sunshine, resulta en una experiencia muy agradable, por que la familia ahí presentada dista mucho de la falsa pretensión de perfección que el discurso conservador se ha empeñado en resaltar.
Los Co Directores de la película, Jonathan Dayton y Valerie Farris, han rodado con mucha inteligencia el extraordinario guión de Michael Arndt, y le han apostado a la sencillez en el sentido más amplio de la palabra. Su narración se desenvuelve con desparpajo y fluidez, contándonos una historia común, pero no corriente, encuadrando con inteligencia a los momentos culminantes del filme y presentando una road movie, en la que, como suele suceder en el género, el viaje se convierte en un elemento de autodescubrimiento personal y, en este caso, colectivo: la familia se encontrará a si misma en el medio de un paisaje aparentemente aburrido, pero al que Dayton y Farris le brindan un encanto particular a través de una cinematografía extraordinaria cortesía de Tim Suhrstedt.




La película nos cuenta la historia de los Hoover, una familia que se encuentra sumida en una profunda crisis y que de pronto es sacudida por una noticia: la pequeña Olive ha sido seleccionada para participar en un prestigiado concurso de belleza infantil: el Little Miss Sunshine. Ello hace que todos los miembros del grupo se embarquen en una vieja Combi (que se convierte en un personaje más del filme) y en ese pequeño espacio, lidiar consigo mismos y con los otros miembros de la familia. Cada uno tiene su propia debilidad y su propia culpa, pero todos encontrarán la luz con inusitada gracia, evitando una fácil resolución. La película tiene un extraordinario balance en el manejo de los temas emocionales evitando el tono melodramático. Por ejemplo, cuando se cae el trato que Richard, el padre, tenía para publicar un libro con su programa, el abuelo, siempre mal hablado le hace un breve reconocimiento a sus esfuerzos; es notoria su falta de practica en lo emocional, pero no por ello es un reconocimiento carente de sinceridad. La respuesta de Richard es perfecta: callada, pero llena de agradecimiento: un significativo apretón de manos.
El reparto es excelente: Greg Kinnear interpreta a un personaje que esconde su mediocridad en un discurso triunfalista. Toni Collete tiene una actuación implosiva, siendo siempre el personaje que busca darle equilibrio al resto del grupo. Steve Carrell sorprende con una actuación patética, pausada y equilibrada. Alan Arkin, es un tipo hilarante como el abuelo adicto a la heroína; un hombre que solamente sabe decir improperios, pero que posee un profundo amor por su familia. Los debutantes Paul Dano y Abiagail Breslin, realizan un trabajo a la altura de sus experimentadas co estrellas; Dano es especialmente inexpresivo durante la primera parte del filme, y a partir de un descubrimiento personal, se transformará por completo hasta convertirse en alguien que puede expresar perfectamente lo que siente; y Breslin es extraordinaria como la pequeña Olive, la niña que se convertirá en la esperanza del clan Hoover.
Little Miss Sunshine es una película simple, sin grandes aspavientos o pretensiones, contada con gran honestidad y en la que el amor filial es el ingrediente principal; un amor imperfecto, pero incondicional, lleno de errores pero dispuesto siempre a subsanarlos. Una película carente de mensajes moralizantes, que evita caer en la pedantería de los mismos y que habla acerca de lo que significa ser humano, con un inteligente sentido del humor y un gran afecto por el producto filmado.
Si la Academia tuviese dos dedos de frente, Little Miss Sunshine, nominada en la categoría de mejor película en la próxima entrega de los Oscares, tendría que estar saliendo como la triunfadora en ese rubro.

Del número 14…

Y la 14 de la lista del top 20 ochentero es…

The Power of love de Huey Lewis & The News.




Pocas cosas son tan significativas para la década de los ochenta, como Marty McFly, el Dr. Emmet Brown y un DeLorean que tenía la capacidad de viajar en el tiempo. Back to the Future fue definitivamente una película representativa de toda la década de los ochenta y ello hizo que una banda originaria de San Francisco California, se convirtiera en referente de toda una generación: Huey Lewis & The News.
La canción aparecía en los primeros minutos del filme, justo cuando Marty McFly, utilizaba su patineta para ir a la escuela. Después él, junto con su banda, audiciona para la “Batalla de las Bandas”.
El tema se convirtió en un éxito inmediato y alcanzó el primer lugar en las listas de Billboard en aquel 1985.
Sin más preámbulos aquí tienen a Huey Lewis & the news, quienes ocupan el lugar número 14 del la lista ochentera de este blog, con The Power of Love..




The power of love is a curious thing
Make a one man weep, make another man sing
Change a hawk to a little white dove
More than a feeling that's the power of love

Tougher than diamonds, rich like cream
Stronger and harder than a bad girls dream
Make a bad one good make a wrong one right
Power of love that keeps you home at night
You don't need money, don't take fame
Don't need no credit card to ride this train
It's strong and its sudden and it's cruel sometimes
But it might just save your life
That's the power of love
That's the power of love...


Trivia: ¿Cómo se llamaba el perro del Dr. Brown, que se convierte en el primer viajero en el tiempo en la película? La respuesta mañana o en los comments…

ZAZ…largo post…

Así las cosas hoy martes…

Salud pues……

9 comentarios:

Antonio dijo...

Me convenciste de rentar esa película cuando llegue al videoclub

¡Muy buena rola!

El perro era "Einstein"

Un Abrazo

Ana Gabriela Sandino dijo...

Hola mi estimadisimo cascarrabias!
Me encantó tu comentario (ya te lo contesté).
Veo que ya me ganaron la de Einstein, y veo que como que tenemos también a Huey Lewis & The news en común...
Nuevamente parto de viaje está madrugada pero seguiré con lupa tu lista y dejaré mis huellas por aquí.

Un abrazo con mucho gusto popero !

tu.politóloga.favorita dijo...

La quiero ver ahora!! definitivamente =)
saldudos!

Anónimo dijo...

Gordo, como olviodarte a ti en los Universal Studio como el "Doc", , unos de mis mejores recuerdos

Gina

AMiGUiZ dijo...

Sí, es una gran gran película. Oye, notaste la melodía de la llorona a la mitad de la historia?

El soundtrack tampoco tiene jefa.

Saludos, David.

Pater Noster dijo...

Tremenda crítica paisano, pero el fin de semana carnestolendo, preferi ver Ghost-Raider y Blood Diamond.

Tendré en cuenta tu sugerencia para mi proxima visita a los cines.

David Moreno dijo...

Antonio:

Realmente, vale la pena verla en el cine...

Ana Gabriela:

jajajaja..es que Maná me puede poner muy de malas...

Buen Viaje¡¡¡


Politóloga:

Si, vale mucho la pena..

Gina..

JA...yeah, that was so funny...fue un gran día...de los mejores de mi vida...

Amiguiz:

Nope, no la noté...razón para verla de nuevo, si...el soundtrack es genial...

Pater Noster:

Pues hazlo hoy, o tal vez mañana, por que la movie solo estará una semana en cartelera...


saludos a todos...

David Moreno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mariana dijo...

¡Amé Little Miss Sunshine! Concuerdo contigo en la sencillez y calidad de la cinta. A mí me sorprendió mucho que la nominaran... ¿los de la Academia? ¿en verdad? ¿Little miss sunshine? ¿qué buen juicio se les apareció de frente?

¿Sabes qué me encanta de la película? La parte inicial en la que se le dice a la niña las razones por las que el tío está en la casa. Ese es el tono de conversaciones que me gustaría tener con mis hijos (si los llego a tener).

¡La rola es un cláaaasico! ¡Qué recuerdos! ¡Qué recuerdos!