jueves, enero 18, 2007

De Good Monsters..

Seven Readers!!

Algo fantástico me está pasando: es apenas el principio del año, y estoy descubriendo nueva y emocionante música. Estrenos de bandas con las que he crecido, si ayer les decía que Stryper fue de mis bandas favoritas en los ochenta, Jars of Clay los fue en los noventa. Los descubrí en 1995, cuando lanzaron su disco homónimo que fue simplemente un debut maravilloso, lleno sobre de todo de una poesía muy particular (“Art in Me” y “He” son dos poemas hechos canción) contextualizada con sonidos suaves, acústicos y mezclados con un gran sentido artístico. Desde entonces he sido testigo auditivo de su evolución musical la cual siempre ha estado marcada por un gran sentido lírico.
La aparición de un nuevo disco de Jars siempre es emocionante y finalmente tengo en mis manos el Good Monsters, su último trabajo editado a finales del año pasado y debo decir que la experiencia ha sido, cómo cada vez que abrí y escuché cada uno de sus 7 discos anteriores, fascinante.
Con Good Monsters, Jars explora a los polos extremos de la experiencia humana. El disco escarba hasta lo más profundo tanto en lo musical como en lo emocional, ofreciendo 12 temas de un rock extremadamente melódico que levanta la adrenalina al máximo o bien invitan a la reflexión y la meditación. Desde los primeros y eléctricos momentos de Work, el tema como el disco inicia, uno puede darse cuenta de que Jars ha tomado un camino diferente en este proyecto, y el placer que les provoca hacer música es evidentemente contagioso, escupiendo honestidad y una fresca libertad en cada uno de los temas.
Good Monsters parece desnudar a Jars en términos emocionales, dejando al desnudo una serie de dicotomías típicas del ser humano, hasta llegar a ese monstruo que todos parecemos llevar por dentro y en el que la bondad y la maldad, el odio y el amor o la paz y la guerra, parecen explotar hasta con el más mínimo estímulo.





Parece ser que el cantante Dan Haseltine, los guitarristas Stephen Mason y Matt Odmark (éste último, nombrado alguna vez como el mejor guitarrista acústico según una encuesta hecha por la prestigiada marca de guitarras Gibson) y el tecladista Charlie Lowell (junto al bajista de estudio Aaron Sands y el baterista Jeremy Lutito) entraron al estudio para grabar esta colección de temas, encontraron un regocijo muy particular para hacer el disco. Este se deja sentir en cada uno de los tracks, pero es especialmente fuerte en la acústica – rockera There is a River. El pulso aumenta con el track que le da título al trabajo, en el que se siente un irrestricto entusiasmo. Luego aparece un aire de hard rock en la extraordinaria Take Me Higher, que emociona con sus efectos en la guitarra y su exhuberancia sonora.
La inclusión de la extraordinaria voz de Leigh Nash (la vocalista de Sixpence None the Richer) en Mirrors and Smoke le brinda al tema un aire de dulzura que contrasta con lo envolvente de las guitarras y la línea del bajo. Lights Gives Heat, no tiene empacho en hacer preguntas complicadas sobre la supuestas buenas intenciones que todos parecemos tener, interesantemente yuxtapuestas con el delicioso sonido del African Children’s Choir.
Las letras no parecen retraerse y se atreven a mostrarse extremadamente honestas, llenas de esas dudas que aparecen en una noche sumamente oscura, pero Good Monsters sin embargo reconoce que la duda del ser humano es un elemento inherente a la verdad que de alguna manera y en más de un sentido, todos parecemos buscar.
Después de trece años de excelencia musical y una inusual responsabilidad social, es reconfortante escuchar a Jars of Clay ampliar sus horizontes, para alcanzar la libertad y el poder de unos buenos y talentosos Monstruos..

He aquí…Higher



y…Water Under the Bridge



…enjoy…

Así las cosas en este jueves…

PS1…Incongruencia política: Ana Rosa Payán como candidata a gobernadora del estado por el PRD. Sería increíble que un partido de supuesta Izquierda y progresista, nomine a una de las políticas más conservadoras del país. Si lo hace, ambas partes estarán dando al traste con lo poco que les queda de congruencia….

Salud pues……

2 comentarios:

control_zape dijo...

Estas dos rolitas si me latieron un buen.

Voy a you tube a ver qué videos me encuentro de la banda.

control_zape dijo...

ya sé qué me latió de jars of clay (con todo y mi agnosticismo apático). Es la única banda de cristiana que conozco que no ataranta al público con rolas de puro júbilo rebuznante. Se los voy a recomendar a mis exsuegros.