lunes, agosto 07, 2006

De las Crónicas del DF (III)...

Seven Readers!!

Gripe. Realmente odio tener gripe. El cambio brutal de los casi cuarenta grados meridanos, al frío y la lluvia del distrito federal han ocasionado que la peor de las enfermedades se apodere de mi. El cuarto de hotel, hoy parece más un cuarto de hospital, con cajas de medicinas, y cierto aroma a enfermedad pululando en el ambiente. Para colmo, la televisión matutina no tiene necesariamente cosas interesantes. En HBO, por ejemplo, lo único que hay es una película cuyo gran protagonista el Luke Perry, así que pueden imaginar ustedes la calidad del asunto.
Sin embargo, no todo ha sido realmente algo malo. El primer fin de semana en el DF, me ha dado la posibilidad de reencontrar a viejos y nuevos amigos. Sábado de comida familiar que se prolonga hasta ya entrada la noche. Me encantan las comidas en el DF, no se sean las distancias o lo bueno de las conversaciones, pero éstas suelan durar varias horas, hasta casi convertirse en cenas. La plática fue extraordinaria llena de nostalgia, política y cosas intrascendentes. Es increíble como cuando uno se la está pasando bien, las horas dejan de importar demasiado. Excelente comida, extraordinaria diría yo.
Domingo de cine. Perisur es el destino. El cielo capitalino vuelve a vaciarse y la lluvia cae con inusitada fuerza mientras llegamos al enorme centro comercial, que se encuentra completamente atestado de gente. Es curioso, apenas unas horas antes el TEPJF acababa de anunciar que se abriría el 9.07 por ciento de los paquetes electorales. A esa misma hora, en el zócalo capitalino, López Obrador llamaba a los asistentes a mantener los campamentos, a redoblar la resistencia. Pero en el sur de la ciudad nada de eso parece ser importante. Mucho menos lo es en este armatoste lleno de tiendas en las que el glamour y las marcas son lo más importante. La ciudad de México es diversa en muchos sentidos, y esta es una prueba más de su gran diversidad: mientras existen gente que duerme en las calles tratando de ejercer un cambio a nivel político en el país; para otros la vida sigue como si nada hubiese sucedido. Entre compras, comidas y juegos.

Movie

Superman me ha dejado satisfecho. No puede evitar emocionarme cuando se escucharon los acordes iniciales de la partitura escrita por John Williams para le película de 1978. Han respetado el tema de Superman e incluso el tema de amor (Can You Read my Mind) se deja escuchar por momentos en la pantalla. Las referencias a la original no terminan ahí. La aparición de Marlon Brando como Kar El, es una de ellas; y los planes de Lex Luthor de convertirse en un agente de Bienes y Raíces a costa de una gran porción de los Estados Unidos, también permanece. Bryan Singer tiene la gran virtud de presentar una historia llena de momentos sumamente humanos en la que el carácter mesiánico de Superman y los simbolismos bíblicos del personaje son más que evidentes (el sacrificio del Hijo del Hombre, su resurrección y su promesa de regresar se encuentran ahí, a la vista de todos) En resumen: en un espectáculo visual de primer nivel, en el que la historia resulta ser sumamente satisfactoria. Brandon Routh, hace un muy personaje. Kevin Spacey tiene mucha de la locura Luthoriana esgrimida hace casi 30 años por Gene Hackman y Kate Bosworth hace una Louis Lane convincente. Seguramente vendrá una secuela y si Singer es el responsable del proyecto, tal vez esta se mantenga en el nivel del filme que he visto el pasado domingo.

Epílogo…

El domingo por la noche me encuentro sentado en un vagón del metro. Este luce solitario, la gripe ya comenzaba a manifestarse fuertemente. Casi estoy seguro que tengo algo de fiebre. El metro es un transporte maravilloso y rápido. La línea dos tiene vagones nuevos. Miro a la gente que viaja conmigo. Todos llevan rostros diferentes. Algunos manifiestan felicidad, otros conversan, un chico trata de arreglar su reproductor de MP3, mientras otra persona lee un catálogo de un viejo artista cubano. ¿Me pregunto si alguien nota que mi estado comienza a ser patético? Camino por las calles de la Juárez rumbo al hotel. Estas se encuentran solitarias. La vida que manifiestan entre semana, parece desaparecer el domingo por la noche. La oscuridad las envuelve y eso hace que apresure el paso. Finalmente llego a mi destino. La cabeza me duele un poco y me siento algo mareado. Agradezco cuando finalmente puedo acostarme en la cama de mi habitación de este hotel al que poco a poco comienzo a sentir como refugio seguro.
Ha sido otro día en esta ciudad que me envuelve y que hoy me hace sentir particularmente pequeño.
Por la noche, miro un DVD que me han regalado con lo mejor de “The Wonder Years” Repaso su capitulo final y me emociono de nuevo….pero de ello, les contaré después. Debo ir a comer y a prepararme para las clases de la tarde.
Espero mejorar en esta semana. Mucho líquido me dicen…

Así las cosas hoy lunes…

PS1…Tengo toda la intención, al mejorar, de ir a darme una vuelta esta semana por el zócalo…

PS2…El 9.07 es una victoria menor para quienes sospechábamos de irregularidades en el proceso electoral. Quiere decir que los jilgueros mediáticos, sus dueños y todos aquellos que pregonaban lo inmaculado de la elección, estaban equivocados. Es una muestra también de que el dudar es un derecho que todos tenemos y que quien duda, puede obtener respuestas, aunque sean mínimas a esas dudas. Y es que, cómo dice Carl SaganLos Verdaderos Patriotas, hacen Preguntas”…Y sigo con el extraordinario científico: “ Si no podemos pensar por nosotros mismos, si somos incapaces de cuestionar a la autoridad, somos pura masilla en manos de los que ejercen el poder. Pero si los ciudadanos reciben una educación y forman sus propias opiniones, los que están en el poder trabajan para nosotros. En todos los países se debería enseñar a los niños el método científico y las razones para la existencia de una Declaración de Derechos. Con ello se adquiere cierta decencia, humildad y espíritu de comunidad. En este mundo poseído por demonios que habitamos en virtud de seres humanos, quizá sea eso lo único que nos aísla de la oscuridad que nos rodea”…


Salud pues…(que vaya que la necesito)…

6 comentarios:

control_zape dijo...

¿Kar El? (Te diría shame on you pero no hay fijón por la gripe que te cargas y por que es Superman -otro rollo sería si fuera Batman...)

pd. Ese párrafo viene en un libro de Sagan pero no es de él sino de su mujer, Ann Druyan.

AMiGUiZ dijo...

david, para la enfermedad no hay nada mejor que el sudoku!
después de unas 4 horas de intentar solucionar uno nivel 5, de los más más perros, te aseguro que tus mocos dejarán de parecerte una molestia, jeje

suerte!

Anónimo dijo...

¡Segundis con Winnie Cooper!
Un abrazo.

Gabriel

Kix dijo...

De seguro fue la mugre contaminación, a la que nosotros ya estamos acostumbrados, Dave, espero que ya para hoy miércoles de la gripe sólo quede el recuerdo.

Efectivamente la ciudad es completamente diferente entre semana y el fin de semana, el domingo en la tarde se respira cierta nostalgia, yo siempre la he detectado, mucha hueva, incluso ves que los autos avanzan más lento.

Saludines!

Kix dijo...

Oye, platícanos de esa serie de The Wonder Years, que correré a comprarmela...

David Moreno dijo...

Shame on me...bueno de Sagan, en colaboración con Druyan..¿no?....saludos mi estimado Héctor, está pendiente la cáscara..

Amiguiz, intentaré seguir tu consejo!!

Gabriel..si, la cosa con la Winnie, es muy intensa..jajaja saludos...

Kix:
Ya voy mejorando...la serie, preguntaré donde la consiguieron, luego les platico más...

un abrazo a todos...